¡Quieto todo el mundo!

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (23/2/2011)antonio-tejero
Llevo varios días harto, hartito, sobre todo hoy, de escuchar ¡Quieto todo el mundo!, ¡Quieto todo el mundo!, pronunciado aquel 23 de febrero de 1981 por el entonces teniente coronel de la Guardia Civil, Antonio Tejero

Aquel ¡Quieto todo el mundo! ha sobrepasado, ha dejado casi en el olvido, al ¡Se sienten, coño!, que a mi, sinceramente, me gusta más.

Casi siempre el poder, los gobiernos, las Coronas, encuentran motivos para hacernos olvidar los verdaderos problemas que se ciernen sobre nuestras cabezas. Unas veces son oportunas detenciones de etarras; otras, una catástrofe humanitaria; las más, asuntillos que se sacan del cajón de los olvidos, y se airean oportunamente con hora y fecha señalada.

El ¡Quieto todo el mundo!  y  ¡Se sienten, coño! han servido de pretexto para hacernos olvidar, aunque sea por un día, del panorama tan negruzco que respiramos. Y no me refiero al atmosférico, que ya está cargadito, sino al de la economía, la corrupción, la pérdida de valores democráticos y tantos y tantos otros.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal