Atentado terrorista en Westmister, Londres

Adrian Elms ya era un cristiano violento antes de convertirse en el terrorista musulmán Khalid Masood.

Internacional
Archbishop Cranmer (30/3/2017)
Adrian Elms ya era un cristiano violento antes de convertirse en el terrorista musulmán Khalid Masood.

A través de las modernas lentes geopolíticas de la conveniencia categórica occidental, los países del mundo se adscriben invariablemente a una religión, o al menos se identifican por las creencias religiosas de la mayoría de su población. De ahí que se utilicen términos como “mundo musulmán” o “mundo islámico” para describir aquellos territorios donde impera el Corán, se venera a Mahoma y se identifica a la Sharia [ley islámica] como máxima ley. Apenas se considera la variedad existente entre dichas culturas y dentro de cada una de ellas: la diversidad de modelos políticos, sistemas económicos, costumbres sociales, diferencias religiosas o distintas prácticas de la Sharia. Un musulmán es un musulmán y nada más que un musulmán, y sus países constituyen “el mundo islámico” porque en diversas etapas de la historia proyectaron un cierto poder musulmán, razón por la cual hoy son asociados a la misión de Mahoma, que es el establecimiento del Califato. Simple y llanamente.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal