Sucesos extraños; reflexiones de un mal pensado (IV)

Juan Carlos I de España.

Juan Carlos I de España.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (1/11/2016)
Tras la última entrega de estos “sucesos extraños”, en la que comentaba el óbito acaecido el 29 de marzo del año 1956. Aquel fatídico día –sobre todo para el afectado-, murió Alfonso de Borbón, hermano del rey de España, Juan Carlos I, ambos hijos de Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona. Alfonsito, como así se le conocía, falleció a consecuencia de un disparo en la cabeza, mientras los dos hermanos jugaban con una pistola. Eso al menos es lo que figura en el comunicado de prensa hecho por la embajada española en Portugal.

El único que sabe lo que realmente pasó fue Juan Carlos I. Nunca hubo una investigación, ni tan siquiera de trámite. Juan Carlos tenía 18 años, y 15 su hermano Alfonsito.



Sucesos extraños; reflexiones de un mal pensado (III)

Juan Carlos y su hermano Alfonso

Juan Carlos y su hermano Alfonso

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (31/8/2016)
Como imagino que habrán leído las dos anteriores columnas, vamos a adentrarnos en las entretelas del trabajo de los sicarios en España, que aunque no tienen virgen que les ampare -como si dicen tener sus homólogos colombianos-, aquí ha sido un trabajo muy bien remunerado, sobre todo si el patrón que encarga el trabajito lo hace por “razones de Estado” y en nombre de tal.

Comenté algunos de los extraños óbitos, acaecidos en España, por ejemplo las cinco muertes de personas relacionadas estrechamente con el ´caso Gürtel`, la del fiscal jefe de Lugo, Juan José Begué, que llevaba sobre sus espaldas recientes casos de corrupción



El duque de Cádiz, el Borbón non grato

España
espacioseuropeos.com (3/11/2008)
La Editorial Áltera nos ha sorprendido con este libro, El duque de Cádiz, el Borbón non grato, cuyo subtítulo lo hace aún más sugerente: La vida silenciada y la muerte  violenta del Duque de Cádiz, cuyo autor es José María Zavala, «el mayor experto en la rama española de la familia Borbón«, según la editorial.

Guillotinado como sus familiares franceses. Así murió Alfonso de Borbón y de Dampierre, duque de Cádiz y duque de Anjou, el 30 de enero de 1989. Pero no fue en el cadalso, ni en París, ni durante una revolución. La muerte le alcanzó en una pista de esquí en Estados Unidos mientras practicaba su deporte favorito. En




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal