Ramos y la Patria Grande

Jorge Abelardo Ramos

Jorge Abelardo Ramos

Internacional
Andrés Soliz Rada (16/10/2015)
Ernesto Laclau, autor del notable libro “La Razón Populista”, considera que Jorge Abelardo Ramos (JAR) es el pensador político argentino más importante de la segunda mital del Siglo XX. Esta opinión está expuesta en el Documental “Ideas Recuperadas”, dirigido por Florencia Fossati. En el film, se destaca que JAR recuperó a la izquierda de manos del Partido Socialista Argentino, ligado a la social democracia europea, cuyo positivismo lo llevó a defender la destrucción de los pueblos africanos. La rescató también del estalinismo, que impuso una dictadura genocida en la URSS. La diferenció, finalmente, del foquismo guerrillero, predicado por Regis Debray y Ernesto Guevara. Con estas discrepancias, JAR construyó los cimientos ideológicos y políticos de la Izquierda Nacional latinoamericana (Salvador Cabral).

Los libros más importantes de JAR: “Historia de la Nación Latinoamericana”  y “Revolución y Contrarrevolución en la Argentina” afirmaron la conciencia de la Patria Grande latinoamericana, al llevar las ideas a la política (Pedro Godoy). Los textos del “Colorado” Ramos contribuyeron a la nacionalización de



Los 33 mineros y un solo apellido

mapa-de-hispanoamericaHispanoamérica
Alberto Buela Lamas (29/8/2015)
Ayer la prensa y ahora el cine trae los apellidos de los 32 mineros chilenos y del boliviano: Vega, Ticona, C. Barrios, Bugueño, Acuña, Yañez, Herrera, Segovia, Peña, E. Rojas, Urzua, Gómez, F. Avalos, R. Avalos, Lobos, Sánchez, Galleguillos, Henríquez, Ojeda, Aguilar, Illanes, Sepúlveda, Reygadas, Araya, P. Rojas, Cortez, Bustos, Villarrroel, S. Avalos, Segovia, Zamora, Y. Barrios y el boliviano Mamani Solíz. Ni un solo apellido gringo. Todos apellidos criollos de origen hispano. Ni siquiera un apellido indígena, pues hasta el boliviano Carlos Mamani Soliz es hispano criollo.



Mar para Bolivia

Chile y BoliviaInternacional
Aldo Torres Baeza (12/5/2015)
Fue tras la paz de Westfalia, hace ya varios siglos, cuando se comenzó a hablar de soberanía estatal. Y claro, esta tenía que ver con el perímetro que circunda a la tierra donde se constituye el estado. Pero también con la centralización del poder, con la cohesión de la gente, con toda esa telaraña de símbolos y tradiciones que forman lo que, varios siglos después, entendemos como estado-nación. Por eso resulta tan paradojal que levantemos la bandera de la soberanía en el tema del mar para Bolivia y la olvidemos cuando se reparte el mismo mar entre siete familias. O cuando se arrasa con el cobre, el litio o los arboles plantados como ejércitos. ¡No es, acaso, una violación a nuestra soberanía dejar que penetren en el país los criminales de Monsanto a infectar a nuestros niños con comida basura! La soberanía no es sólo mantener los límites del territorio, la soberanía, si un Estado Nación creemos ser, es cohesión, es ser sociedad.

“Razones de estado”, también dicen. No puedo más que sonreír con esa insustancialidad de las razones de estado. Basta leer tres páginas de historia para entender que las razones de Estado son las razones de una pequeña elite integrada por un par de multimillonarios, políticos y militares, que luego solo chorrean una opinión que la gente



La cuestión siria desde la agenda mundial

El portaaviones Eisenhower llega a la costa de Siria

El portaaviones Eisenhower llega a la costa de Siria

Siria
Miguel Ángel Barrios (31/8/2013)
Hemos visto en estos últimos días entre confundidos, perplejos y asombradas una nueva escala en el conflicto en Siria, donde en los Estados Unidos se habla de una invasión inminente, por otro lado el Parlamento inglés rechazó una eventual participación inglesa, desde otro aspecto la ONU pide prudencia y la mayoría de los países del mundo rechazan -entre ellos América Latina y el Caribe, en su mayoría-, a EE.UU. le cuesta argumentar diplomáticamente en favor de la «oposición » siria donde se encuentran numerosos terroristas de Al Qaeda -existen pruebas al respecto-.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal