Manuales de buenas costumbres, urbanidad y cortesía

Buenas costumbresMi Columna
Eugenio Pordomingo (2/3/2014)
Antaño era habitual ver en las estanterías y escaparates de las librerías ejemplares que versaban sobre las buenas costumbres, urbanidad, cortesía, exquisitos modales y educación, cuyo objetivo además de vender ejemplares era mostrar la utilidad de una buena convivencia que se consigue con usos, costumbres y maneras más sociales y educadas; ahora se englobaría en el término democracia o tolerancia, y el salirse de la norma como “diversidad de sensibilidades”.

El siglo XIX y parte del XX fueron pródigos en ese tipo de manuales educativos. La mayoría de ellos, como he dicho, iban dirigidos a fomentar la cortesía, la exquisitez y las buenas maneras; hasta los había que trataban de enseñar técnicas para “ligar”, para establecer “contactos”. Por entonces Internet no existía ni tampoco la NSA. Era una etapa en la que el “metro” o los autobuses olían a puro sobaco. Tenías que tener cuidado,



El desmadre nacional

España
Diego  Camacho (15/4/2012)rajoy-juan-carlos-i-y-zapatero
Podría ser un nuevo título para Luis G. Berlanga que retrató a la sociedad española durante la dictadura y la transición, en clave de humor surrealista y esperpéntico. Hoy  como ayer, la mayoría de españoles desean superar su momento histórico pero unos personajes mediocres, aunque resolutivos, en el plano político, lo impiden.

Mientras a los ciudadanos se les imponen grandes sacrificios por los responsables de la crisis económica, éstos son incapaces de renunciar a sus privilegios y dar ejemplo de austeridad. Lo importante para estos políticos es mantener su estatus, asegurar su mamandurria y protegerse mutuamente cuando son descubiertos en sus ilegalidades varias.



La libertad de pensamiento ante un caso límite

Antonino G. Gator (27/1/2006)fusilamientos-2-de-mayo
La gran polémica nacional quedó abierta tras el discurso pronunciado y la sanción recibida por el teniente general Mena Aguado. Luego ha sido continuada por las tomas de posición de otros militares -en activo o retirados- de políticos, politólogos, periodistas y ciudadanos en general. Quedan, sin duda, flecos pendientes, al menos en el terreno de la elucubración, ejercitando la libertad de pensamiento.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal