Degradación de los políticos: de sirvientes a señores

España
Carlos Ruiz Miguel (19/9/2011)

- Nuestro candidato vale mucho, mucho! -¿Y... cómo se llama? - Hombre... no me acuerdo.

– Nuestro candidato vale mucho, mucho! -¿Y… cómo se llama? – Hombre… no me acuerdo.

Las etimologías guardan siempre maravillosas sorpresas. Una de las etimologías más interesantes es la de la palabra “ministro”, particularmente en estos momentos de crisis. Aquí, como en casi todo, los conocimientos clásicos ofrecen una guía segura para tratar los problemas actuales, cuyo olvido sólo produce enormes estropicios.

La palabra “ministro” viene del latín “minister” que significa “sirviente”. Emparentadas con “ministro” están otras palabras como “menos”, “menor”, “miniatura” o “minúsculo”. ¿Qué ha ocurrido para que los que nacieron como “modestos”, “menores” o “sirvientes” se hayan convertido en una casta privilegiada y altiva? La respuesta es que la política ha pasado de ser un




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal