Garzoneo de Alberto Garzón

Alberto Garzón, Ministro de Consumo y del Juego. Foto archivo.

Sin Acritud…
José Luis Heras Celemín (29/3/2022)
Ione Belarra, Irene Montero y Pablo Echenique insisten en desmarcarse de la decisión sobre el envío de armas y escenifican las discrepancias internas. Garzón y Colau cierran filas con Díaz frente a la «presión» de Podemos. El espacio a la izquierda del PSOE se reconfigura. Los diferentes actores toman partido tras el último choque, que ha hecho estallar las costuras entre la dirección morada y la vicepresidenta segunda. Advertencia de Alberto Garzón a Unidas Podemos sobre Yolanda Díaz:Es probable que se encuentre en estos momentos sufriendo…»



Pedro Sánchez contrata 119 sesiones de maquillaje para él y sus ministros

Pedro Sánchez

España
Borja Negrete (4/3/2022)
El contrato prevé la realización de 106 sesiones de imagen en Madrid a 230 euros cada una y 13 fuera de la comunidad a 460 euros la sesión.

Sombra aquí, sombra allá, maquíllate, maquíllate… Hasta 119 veces ‘sonará esta canción’ en la Moncloa. Pedro Sánchez ha contratado los servicios de una maquilladora, Ana Renedo, para maquillarle a él y a su equipo de ministros. El número total de sesiones contratadas -aunque podrá variar según las circunstancias- es de 119, tal y como ha podido comprobar Vozpópuli  en los pliegos del contrato.



A calzón quitado, sesión de control

Pablo Casado, PP

Sin Acritud…
José Luis Heras celemín (27/2/2022)
“En su estado más genuino y desinhibido. Por muchas máscaras y disfraces que usemos, la verdad de cada uno siempre acaba asomando la patita por debajo de la puerta. Porque al final, por mucho que intentemos esconderlos, todos los calzones se secan al sol”: Es el cebo publicitario del libro ‘A calzón quitado’ de ‘La Volátil’, seudónimo de Agustina Guerrero. Ajustado al fondo y fuera de contexto, viene al caso porque define la anunciada Sesión de Control al Gobierno. Un control que no fue, ya que el anunciado se cambió por el estado sin control de todo quisque: Gobierno, oposición, los que hablaron o callaron. Todos.

El primer turno de palabra, lo dio la presidenta Batet. Era para la primera pregunta del día. La del líder de la Oposición, Pablo Casado, que usó pero no preguntó. En lugar de interesarse por qué hace el Gobierno, con los dos minutos y medio que prevé el Reglamento del Congreso, se salió del guión para leer, inusual en él, un discurso preparado. Intenciones personales, logros como presidente del PP, vocación de servicio, lealtades a España y al PP.

Bonhomía. Fin de capítulo. Despedida. O algo parecido. Y aplauso largo, acaso último, de sus compañeros de fila amigos, indiferentes o adversarios. Esperó la respuesta de Sánchez, a la pregunta que no había hecho, y recibió las caritas y afectos del adversario convertido en vaya usted a saber qué. “En lo personal, le deseo lo mejor”. Anuncio “No voy a adelantar elecciones”. Fue el resumen.

Después, Casado se fue.

Circo. Teatro. Farsa. Comedia bufa. Cualquier cosa. Pero no. No era la sesión de Control. Parecía algo más importante. El presidente del Gobierno, pactado o no, aconsejado o por voluntad propia, se prestó al paripé a Casado.

Todos, especialmente el gobierno, saben que la quiebra del PP ahora, como en su momento fue la quimera entre socialistas, afecta a la estabilidad del sistema.

Hay incidentes y accidentes en otros grupos políticos que importan porque impiden o dificultan algo. Inicios y ocasos de grupos nuevos o renacidos (Vox, UP y otros). Reivindicaciones de independentistas de cualquier región o condición (ERC, PNV, CiU y lo que sale de ella). Los partidos locales (PN, Foro Asturias, PRC, Teruel Existe, Por Ávila, Soria Ya, ‘Los de mi pueblo’). Incluso las coaliciones UP, PC, Compromís, Barcelona en Comú. Pero la quiebra, temporal o final, de los dos partidos que asientan el sistema, PSOE y PP, es un hecho trascendente.

Tras la salida de Casado, el resto de la sesión era importante. Todo el mundo podría tener en cuenta la situación del PP. Y la tuvo. Cada uno a lo suyo. “En su estado más genuino y desinhibido. Por muchas máscaras y disfraces que usemos, la verdad de cada uno siempre acaba asomando la patita por debajo de la puerta. Porque al final, por mucho que intentemos esconderlos, todos los calzones se secan al sol”. Más o menos, cada uno puso sus calzones al sol. A orear, a secar, o a apañar lo que hubiera. Entre ellos, parecían en el ajo, al tanto de lo que pasa, los que durante años se han curtido en la lid política parlamentaria. Son los que apalancan o parece que pretenden afianzar el sistema. De los que hablaron, solo PSOE, Vox, C’s. PNV. Ajenos o supeditando todo a su intereses de grupo, otros. Como está en el diario de Sesiones y en la videoteca Canal de televisión Parlamento, no es necesario pormenorizar. No obstante, porque son parte del Gobierno PSOE-UP, merecen vigilancia y cautela la intervención de los miembros del grupo minoritario, UP.

Por su estatus y autoridad actuales; y por su proyección futura unidos al PSOE, al margen, o en alianzas. Entre ellas es notable, incluso elegante, la de la Yolanda Díaz, a punto de empezar su anunciado periplo por la geografía nacional en pos de un grupo nuevo para cribar y entresacar lo que hay en la extrema izquierda que parece quiere renovar. No ocurre lo mismo con la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. Belarra enseñó la patita: No contestó su pregunta, acusó al PP de usar a las menores tuteladas victimas de abuso como cortina de humo de su corrupción. ¿?

En la sesión, corta, miserias del PP. Con preguntas, trapisondas del Gobierno. También disección y apertura en canal de los grupos políticos. Con una legislatura ofertada con tiempo para que el PP se rehaga, si se cree, es momento para ver la continuidad y estabilidad del PP. Pendiente el ascenso a la cúpula de Núñez Feijóo, si quiere, vista a lo de hoy: Con Casado yéndose, a calzón quitado, sesión de control al gobierno.



El empleo les importa una higa

Pedro Sánchez y Nadia Calvi- Foto de archivo.

España
Jesús Cacho (7/2/2022)
Así es, en efecto. La creación de empleo le importa a este Gobierno una higa, y otro tanto cabe decir de patronal y sindicatos. A lo largo de las últimas semanas en las que Pedro Sánchez y sus vicepresidentas, en busca y captura de los votos necesarios para poder aprobar la norma en el Congreso, han ofrecido un espectáculo de mercadeo impropio de un país serio, el empleo ha sido la última de sus preocupaciones. Porque si realmente la creación de puestos de trabajo importara en una España que soporta una tasa de paro inaceptable desde un punto de vista democrático, y no hablemos ya de un paro juvenil capaz de avergonzar a cualquiera, entonces no hubiera sido posible no ya validar esta “contrarreforma” en las lamentables condiciones en que se aprobó el jueves, sino siquiera haberla presentado en sociedad y mucho menos haber contado con el respaldo de la patronal y las bendiciones de unos medios, los pocos independientes que siguen resistiendo el rodillo sanchista, que se han tragado el anzuelo de una reforma laboral “moderada”, avalada “por el mayor consenso de la historia de la democracia“.



El estado real de la nación

Pedro Sánchez

España
Jesús Cacho (26/1/2022)
Vuelve el pesimismo. “Enero ha arrancado fatal y la cosa no irá a mejor“, escribía aquí ayer José Alejandro Vara. “Una polarización indeseable, una vocación antagónica, que trabaja mucho más para agudizar los disensos que para construir consensos, hace que la política resulte objetivamente tóxica para la sociedad y para el progreso; afecta a la convivencia, paraliza al país, mata las reformas necesarias antes de que nazcan, y nos convierte en un país de segundo nivel en la escena internacional“. Es una frase tomada del excelente artículo que el jueves firmaba José María Múgica en este diario, aludiendo a la debilidad de nuestro sistema democrático. Pasó la Navidad y su obligado buenismo, y vuelve el pesimismo, la sensación de que esto no tiene arreglo, de que tenemos dos años por delante de puro nihilismo, de enfrentamiento agraz y deterioro institucional. Un país sin perspectiva.



Juan Lobato, recambio PSOE

Juan Lobato, recambio PSOE

Sin Acrirud…
José Luis Heras Celemín (25/1/2022)
Juan Lobato parece útil y es un buen tipo. Sería una lástima que el PSOE lo echara a perder. Hoy se ha visto la envolvente que le han montado con Illa, Simancas, la ministra Alegría y, cómo no, con el lastre trazado por Ferraz con la presidenta del PSOE Cristina Narbona a la cabeza. Los que están en el asunto con él pueden tratar de protegerlo, si les dejan. Porque, tras la catástrofe Pedro Sánchez, alguien ha de continuar el socialismo del futuro, si existe, en versión socialdemócrata o en alianza con quien sea.



Tudanca, candidato desconocido PSOE en Castilla y león

Luis Tudanca

Sin Acritud…
José Luis Heras Celemín (20/1/2022)
“Creo en la política, he creído siempre y creeré siempre. Me parece que es el único instrumento que tienen aquellos que no tienen otro para mejorar sus vidas. Y que en una tierra humilde, como la mía, para un humilde socialista de Gamonal, es un orgullo poder estar en un sitio como éste, con gente que representa tanto en este país, para hablar solo de lo que más queremos, de lo que defendemos; de lo que añoramos, que es que Castilla y León tenga un futuro mejor. En eso trabajamos. Muchas gracias a todos y a todas”.



Gran coalición y monopolios

Sin Acritud…
Carlos Astiz (1/11/2021)
No es capitalismo filantrópico. Es concentración monopolista.

Tenía razón Edmundo Bal, de Cs, cuando se declaró “indignado” por el reparto de puestos, en diversas instituciones del Estado, entre PP y PSOE, entre la derecha tradicional y los socialistas. Ese vergonzoso (para la democracia) reparto de sillones es una muestra del deficiente estado de libertades que sufrimos. Incluso el diario El Mundo subrayó, sin rubor, que “el acuerdo mete presión al PSOE si quiere controlar el Tribunal Constitucional en 2022”. Solo una democracia de baja calidad y unos medios ya rendidos, sostenidos con nuestro dinero y contra nuestros intereses, pueden soportar la desvergüenza de repartirse, sin luz ni taquígrafos, las Instituciones.



Un plan para achicharrar a Ayuso

Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso EFE-

España
José Alejandro Vara (28/10/2021)
Moncloa designa a un nuevo conjurado para acabar con la presidenta. Génova, al tiempo, afila su estrategia. Ofensiva cruzada contra la líder madrileña

El último héroe desubicado que Pedro Sánchez ha expelido para ultimar a Isabel Díaz Ayuso se llama Juan Lobato, apellido como de pietierno de los scouts, madrileño, 36 años, chalet con jardín y tres hijos (según lo cuenta El País). Acaba de ser elegido secretario general de los socialistas madrileños, un cargo que, como ocurre con el de fiscal general, parece aquejado del estigma del malditismo.



Un ministro en el espejo

Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares

Sin Acritud…
José Luis Heras Celemín  (26/10/2021)
Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares Bueno, visto en un espejo. En el hotel Ritz, tribuna política Nueva Economía Fórum en lunes. En una mesa de prensa, un sitio de espaldas al orador y frente a un espejo. En él se reflejaba, corregida o deformada, la imagen del ministro, de lo que había a su lado y de una parte del salón. La corrección pudo reducirse a imágenes y perfiles. Pero se amplió: Presentador, escoltas, gestos, compañía, cortejos, y asistentes. También al retrato costumbrista de lo que puede ser y representar el ministro Albares en el PSOE y en el Gobierno de España con la cartera de Asuntos Exteriores.

Para empezar, primera en la frente, presentación por Héctor Gómez, el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados. En la luna del espejo: Introductor del ministro, no de embajadores, de perfil tan bajo como el portavoz socialista en la Cámara Baja. Un número de escoltas excesivo,




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal