Mar para Bolivia

Chile y BoliviaInternacional
Aldo Torres Baeza (12/5/2015)
Fue tras la paz de Westfalia, hace ya varios siglos, cuando se comenzó a hablar de soberanía estatal. Y claro, esta tenía que ver con el perímetro que circunda a la tierra donde se constituye el estado. Pero también con la centralización del poder, con la cohesión de la gente, con toda esa telaraña de símbolos y tradiciones que forman lo que, varios siglos después, entendemos como estado-nación. Por eso resulta tan paradojal que levantemos la bandera de la soberanía en el tema del mar para Bolivia y la olvidemos cuando se reparte el mismo mar entre siete familias. O cuando se arrasa con el cobre, el litio o los arboles plantados como ejércitos. ¡No es, acaso, una violación a nuestra soberanía dejar que penetren en el país los criminales de Monsanto a infectar a nuestros niños con comida basura! La soberanía no es sólo mantener los límites del territorio, la soberanía, si un Estado Nación creemos ser, es cohesión, es ser sociedad.

“Razones de estado”, también dicen. No puedo más que sonreír con esa insustancialidad de las razones de estado. Basta leer tres páginas de historia para entender que las razones de Estado son las razones de una pequeña elite integrada por un par de multimillonarios, políticos y militares, que luego solo chorrean una opinión que la gente



Bachelet: portazo a Bolivia

Michelle Bachelet, Presidenta de Chile

Michelle Bachelet, Presidenta de Chile

Chile/Bolivia
Pedro Godoy P. (10/7/2014)
Se atribuye la Presidente el apoyo unánime de los chilenos a su postura antiboliviana… No obstante, el CEDECh discrepa. Junto con él varios otros compatriotas. Ninguno posee canales para dar a conocer su enfoque disidente.

A quienes promovemos la complementación del Cono Sur se nos priva de tribuna. La tienen sólo aquellos que son patrioteros como el diputado Tarud, el senador Guillier, el ex canciller Hernán Felipe Errázuriz

Mantienen silencio -colgando de la teta fiscal- los comunistas y los socialistas. Se dicen, respectivamente, “internacionalistas” y  “bolivarianos”. No son ni lo uno ni lo otro, sino oportunistas de la peor calaña.

Me gustaría saber qué opina la bancada juvenil –Jackson, Boric, la Cariola o la Vallejo– entre otros- o ¿ya se domesticaron? ¿Están por la integración o por mantener a Suramérica fragmentada?




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal