Tras las bravatas de Kim Jong Un y Donald Trump

Prensa de Corea del Norte.

Corea del Norte/Estados Unidos
Alejandra Durrell (24/9/2017)
Mientras la escalada verbal se quede ahí, en verborrea barriobajera y chulesca, propia de gallitos de barrio, no pasa nada. Lo malo es que el lobby armamentístico necesita seguir calentando el ambiente para hacer negocio. A más amenazas y a más guerras, más compra de armas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha tildado al líder norcoreano de «loco» y “hombres misil”, entre otros epítetos. Por su parte, Kim Jong-Un promete «domesticar con fuego» a Donald Trump. Literalmente, si la traducción es correcta, el líder norcoreano dijo: «Domesticaré con fuego al viejo chocho estadounidense».

El discurso de Trump ante la Asamblea General de la ONU no le ha gustado a Kim Jong-Un, ni tampoco a Irán, ni a Cuba, ni a otros muchos países. Trump amenazó a Corea del Norte con destruirla totalmente, a lo que el dirigente norcoreano contestó que Estados Unidos pagará muy caro su «excéntrico» y beligerante discurso.



Los socialdemócratas alemanes (SPD) a favor del acuerdo comercial UE-Canadá

Sigmar Gabriel presidente del SPD.

Sigmar Gabriel presidente del SPD.

Internacional
espacioseuropeos (20/9/2016)
Los socialdemócratas alemanes (SPD), socios en el gobierno de Berlín de la canciller Angela Merkel, han aprobado votar a favor del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá, más conocido como CETA. Los socialdemócratas dicen No al tratado comercial con Estados Unidos, pero dicen SÍ al acuerdo con Canadá. Esa ha sido la conclusión que ha resultado del congreso del SPD.

Con esta resolución, la canciller alemana puede defender el «sí», pues el SPD es su socio de gobierno, aunque minoritario. Asimismo, el presidente  de la socialdemocracia, Sigmar Gabriel, puede mantenerse en el poder, ya que una negativa al CETA hubiera sido



Alemania: el Gobierno de Angela Merkel acusa a Qatar de financiar al Estado Islámico

Ejercito Islamico

Alemania/Qatar
espacioseuropeos (9/9/2014)
No es la primera vez ni será la última que se escucha decir a políticos que los países del Golfo Pérsico ayudan al Estado Islámico y a otros grupos radicales islamistas. En su incomprensible geoestrategia, numerosos analistas han acusado a Estados Unidos de crear el Talibán como instrumento para desalojar a Rusia de Afganistán, lo que consiguieron a un altísimo precio. La creación de Hamas, siempre se ha dicho, fue obra de los servicios secretos de Israel. La lista de países involucrados en fomentar, ayudar o crear grupos radicales, de acuerdo a unos intereses nunca explicados, es muy larga.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal