Mohamed Morsi.

Internacional
Jesús Lara/Rafa Díaz (20/6/2019)
Ha muerto Mohamed Morsi. ¿Ha sido asesinado? Puede que sí, pero sin prisas:

Extraccto de diálogo entre dos amigos a 4,000 kilómetros de distancia. Vivieron la Primavera Árabe muy intensamente. La caída de Mubarak, las elecciones, la llegada al poder de Morsi, el golpe de AL Sisi. De hecho, uno de ellos, la noche anterior a la asonada fue bajado de un taxi a punta de AK 47 Kalashnikov. La inacción del personal de la embajada se justificó al tiempo con un “no constan registros de detenciones”. Como si los hubiera de alguien.

Mohamed Morsi llevaba años en una cárcel durísima, durmiendo en el suelo, sin apenas insulina para impedir que la diabetes le acabara cegando un ojo. Durmiendo sobre el cemento. Mejor dicho, pasando las noches de su aislamiento sobre el suelo.

Hay muchas maneras de asesinar. Cuanto más tiempo para perpetrar, más se despliega el abanico de opciones.

Morsi tuvo el privilegio de ser aupado a la presidencia por razones hoy aún oscuras.

– Sabemos que no fue el presidente electo, pues no ganó aquellas democráticas elecciones por lo que la coletilla del primer presidente electo democráticamente en Egipto falta a la verdad, incluso por la ausencia de democracia en aquel momento.

– Qué sí, que tenía el apoyo de EE UU y de Europa, pero fue ser puesto en palacio y a poco Merkel ya le dio un toque y a partir del apoyo de Obama éste empezó a desteñirse volviéndose más blanco.

– Sabemos que el regalo que le hicieron de un año en palacio fue un desastre y con un continuado boicot desde dentro, sobre todo desde que se puso poderes por encima de los Faraones, allá por aquel nefasto noviembre. Quiso recular y reculó pero aquello ya ni lo frenaba nadie.

– De ahí a Tamarrod, que seguramente fue creado por la inteligencia que dominaba Sisi, porque a Tamarrod después le dieron por el cerito.

Morsi a la cárcel y de la cárcel a la tumba sin medicinas para un diabético.

Ya no es Romántico, ya no es liberador, ya no es primaveral. Hace muchísimo que no lo es. En realidad hace muchos años que no hay Primavera. No hay prisa en que la tengamos. En ningún país.