En el Estados Unidos de Trump, tu privacidad está en venta

Gonald Trump.

Estados Unidos
Amy Goodman y Denis Moynihan (5/4/2017)
A menos que estés leyendo esta columna en un viejo y querido diario de papel, es probable que tu proveedor de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) sepa lo que estás haciendo. Los ISP son la rampa de acceso a Internet; es a través de ellos que todos accedemos a navegar por la web. Establecen el precio y la velocidad de tu conexión, pero no tenían autorización legal para compartir o vender detalles sobre tu uso personal de Internet sin tu permiso… hasta ahora. Gracias a una resolución aprobada en el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos por estrecho margen, las protecciones de privacidad en Internet que habían sido implementadas por el gobierno de Obama serán eliminadas por completo.

Empresas como AT&T, Comcast y Verizon ahora pueden curiosear en la información personal de cualquier persona que se conecte a Internet en Estados Unidos, su historial de navegación, dónde y cuándo accede a Internet y qué hace cuando está conectado, y venderle esa información privada a quien esté dispuesto a pagar por ella. Se espera que el presidente Donald Trump, obsesionado con la invasión imaginaria a su propia privacidad (como indican los



Cuarenta Jefes de Estado y de Gobierno africanos se reúnen en el Elyseo

África/Francia
Severo Moto Nsa (6/12/2013)

Severo Moto

Severo Moto

Cuarenta jefes de Estado y de Gobierno de países africanos se dan cita en París, durante los días 6 y 7 de diciembre, convocados por el Presidente de la República Francesa, François Hollande.

La cumbre tiene por objeto la Paz y la Seguridad en África. En un extenso programa previo dedicado a temas relacionados con el Continente africano, el Jefe del Estado francés clausuró el pasado 4 de diciembre la conferencia sobre las relaciones económicas entre Francia y África; organizada, en Bercy, conjuntamente por el Ministro de Economía, Moscovici y el Medef. El día 5, François Hollande intervino en la conferencia relativa a la “amenaza de extinción del elefante de África”. En los mismos prolegómenos de la “Cumbre para la Paz y la Seguridad de África”, el Primer Ministro francés Laurent Fabius acogerá a sus homólogos para un almuerzo en el Quai d’Orsay, sede del Ministerio Francés de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Aunque no haya sido revelado el meollo central de la Cumbre, los aledaños de la misma aseguran que el “Golfo de Guinea”, será el principal objetivo de la misma, en un momento en que dicho entorno africano, no solo se ha revelado especialmente estratégico y punto de referencia para una importante



58 años después

Sáhara Occidental/España
Javier Perote (1/12/2013)

Javier Perote

Javier Perote

Yo he sufrido el apartheid. No soy negro, que soy blanco, pero he sufrido el apartheid. Como yo, hubo muchos blancos, miles, cientos de miles de blancos que se movilizaron en el mundo entero para derribar las leyes raciales porque les dolía el apartheid. Las leyes raciales eran injustas y absurdas. El racismo provocaba desigualdades en la vida de unos y otros, blancos y negros, crueles e insoportables. Había ciudades en que los negros debían subir al autobús por la puerta de atrás y ceder el asiento a los blancos.

Un día, una mujer, Rosa Parks, se negó a ceder el asiento a un blanco. Fue el primero de diciembre de 1955 en Montgomery (EEUU). Rosa Parks cogió el autobús y ocupó el primer asiento que vio libre, enseguida empezaron a entrar blancos, y los negros que iban sentados se levantaron y cedieron sus asiento; todos menos Rosa Parks. A pesar de las presiones, los insultos y las amenazas se negó a ceder. La zarandearon y la llevaron detenida. Esta fue la chispa que encendió las grandes revueltas por la abolición de las leyes racistas que muchos años después llevaron a un negro a la presidencia del país. Barak Obama recordaba aquel hecho en el acto de toma de posesión como senador:

Rosa no se negó a ceder el asiento porque estuviera cansada como dijeron los que trataron de disculparla; no, de lo que estaba cansada era de ceder el asiento como ella misma dijo.



El preso político más antiguo de América Latina

Hispanoamérica
Ángel Guerra Cabrera (13/6/2013)
Estados Unidos ocupó Puerto Rico contra la voluntad de su pueblo en 1898 y hasta hoy lo mantiene en condición colonial. Ha hecho cuanto ha podido por despojarlo de sus raíces culturales, su idioma, su sentimiento nacional y su autoestima, y por reprimir o ningunear a quienes reivindican estos derechos. Sin embargo, la identidad puertorriqueña ha sido más resistente que el poderío económico, político y militar de Washington.

Libertads Oscar López Rivera

Libertads Oscar López Rivera

De tanto en tanto, y por sobre banderías político-ideológicas, creencias religiosas y diversidades esa identidad estalla en rebeldía desde lo profundo del alma nacional. Entonces a Puerto Rico lo une una causa común que desafía al opresor y no hay fuerza en el mundo capaz de quebrarlo. Ocurrió en la victoriosa batalla por sacar a la marina yanqui de Vieques y en la lucha por la libertad de sus presos políticos en los 70 y los 90. En la unánime condena en 2005 al premeditado asesinato por la FBI del líder independentista Filiberto Ojeda y sus posteriores honras fúnebres, comparables con las del venerable prócer Pedro Albizu Campos en 1965. En ambos casos, la isla se paralizó y les rindió su más sentido tributo.



Ángela Merkel desconcierta a Europa

Internacional
Enrique Oliva (3/11/2009)angela-merkel
¿Gobernará Ángela  Merkel en coalición con ultraliberales?
Las elecciones legislativas de septiembre no acordaron a Ángela Merkel los resultados “resonantes” que anticiparon muy equivocados la generalidad de los encuestadores. Tampoco es cómoda sino de perspectivas conflictivas la coalición lograda para gobernar. El conservador cotidiano Die Welt destaca que “las uniones cristianas (el partido de la Canciller) con el 33 % de votos, obtuvieron la peor perfomance desde 1949”.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal