España podría declarar la guerra a Botsuana por la prohibición de cazar elefantes

elefantesMi Columna
Eugenio Pordomingo (3/12/2012)
Nada más publicarse la noticia, el país llamado España (hasta que Bruselas decida otra cosa) se sumió en una profunda crisis de melancolía, tristeza, abatimiento, pesadumbre, aflicción, nostalgia y postración, de la que no se sabe cuando podrá salir. Para tratar de solventarla (la crisis), el gobierno ha recurrido a los servicios privados de psicólogos y psiquiatras argentinos, pero ni aún así la situación va a mejor. Se espera la llegada de un grupo de chamanes bolivianos, pero éstos no han aterrizado hasta ahora en la T-4 de Barajas, y todo debido a la huelga del personal de Iberia, molesto y encabronado por los miles de despidos que British Airways tiene proyectado. Sí, sí, leen ustedes bien. ¿Acaso desconocen que la compañía británica se fusionó (se merendó) a la española Iberia?

Leer más

Espacios Europeos, Diario digital
La otra cara de la Política