El fracaso de Rajoy

España
Diego Camacho (20/2/2014)Mariano Rajoy
Los palmeros de Rajoy han encontrado por fin un argumento para convertir la necesidad en virtud. La inacción presidencial ha sido convertida por arte de magia en la estrategia política de un gran estadista. Estos propagandistas sostienen que con su silencio frente a los continuos desafíos secesionistas, provenientes de Cataluña, tiene a los separatistas desconcertados. La realidad es bien distinta, pues los corifeos de Mas al constatar la falta de respuesta gubernamental se muestran cada vez más osados en su desafío a la legalidad. La inactividad como norma general de conducta, solo puede ser paradigma del misticismo o de la vida contemplativa no de la acción política, donde la búsqueda de la iniciativa es factor esencial para alcanzar el objetivo deseado.

Cuando los frentes abiertos son numerosos y la dejación de funciones es la norma general en la que se mueve nuestro Presidente; las causas de su actitud sean las que sean, pues tampoco nunca se ha molestado en explicarlas, no son de recibo para el ciudadano. Las más probables son las siguientes:

a) Incapacidad para afrontar los retos políticos planteados durante la campaña electoral, como derrotar a ETA o relanzar la economía;
ausencia de autoridad moral para cortar la corrupción del sistema por la




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal | CONTACTO