Obama, el Gatopardo

Barack ObamaInternacional
Nazanin Armanian (17/7/2016)
Alguien sugirió que el hecho de que Calígula nombrase cónsul a Incitato, uno de sus caballos no era tanto una manifestación de su perversidad como una insinuación de que aquel imperio podía seguir su curso al margen del hacer de sus honorables senadores.

En Oriente Próximo, los viejos políticos ya saben que, gobierne quien gobierne en Estados Unidos, nada va a cambiar en aquella azotada y sufrida región. De hecho, al igual que en las anteriores elecciones en EEUU, las próximas no supondrán ningún cambio sustancial en la vida de los excluidos y marginados de la propia superpotencia ni mucho menos para los invadidos y desheredados del planeta, pues saben que “la puerta seguirá girando sobre las mismas bisagras”.

Sólo los ingenuos se dejan llevar por un espectáculo en el que Barack Obama actúa como progresista y pacifista y John McCain juega el papel del continuista y el conservador. Es propio de las sociedades víctimas del pensamiento único, aplicar un maniqueísmo irreal e irracional a sus ídolos y a sus enemigos: los buenos y los malos, los héroes y los villanos… Las diferencias, pequeñas y de forma, se centran únicamente en asuntos domésticos, mientras comparten las grandes líneas de la infantil batalla de



Chile: reforma educacional… otra vez

ChileChile
Pedro Godoy P. (3/3/2016)
Nadie concibe un sistema escolar distinto al existente. La imaginación pedagógica es nula. La rutina impera en la testa de los docentes. La trayectoria de nuestra educación es un túnel. Se estima que entre más largo, mejor. Por eso se abomina de la profesionalización temprana. La luz se ve sólo cuando se efectúa una Reforma. Como la palabra está gastada y para evitar otra rebelión estudiantil Bachelet promete una Revolución. No sorprende, pues cada gobierno ensaya la propia. Después… otra vez la oscuridad. A lo anotado se añade la “copiomanía”, dicho de otro modo, el calco de



¿Se imaginan a Pablo Iglesias de etiqueta, en la Fiesta Nacional, charlando con Felipe VI?

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

España
Alejandra Durrell (11/10/2015)
Todos creíamos que la Casa Real no había invitado a Pablo Iglesias, como líder de Podemos, a los fastos de la Fiesta Nacional, pero sí, resulta que si habían sido invitados. Quizás es que la misiva llegó con retraso. En cualquier caso, queda claro que la Casa Real, el rey Felipe VI, debe considerar a Iglesias como parte del sistema. Y, en consecuencia, quiere que el jerifalte, mandamás, de Podemos esté con él. Pero parece que la cosa no va a ser posible.

Pablo Iglesias no anda en su mejor momento político. Y no va bien, porque ha dejado de ilusionar  a la juventud, a aquella sangre joven que se apiñaba y dormía noche tras noche en la Puerta del Sol y en otras plazas emblemáticas de la geografía española.

Ahora ha pensado que es mejor abandonar la Renta Básica, el No a la OTAN y oponerse a la banca privada con una pública. Y eso ha




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal