La crítica más antigua a la democracia

Pseudo Jenofonte

Sin Acritud…
Alberto Buela (1/10/2018)
El primer autor del que tenemos noticias acerca de una crítica a la democracia es un ignoto aristócrata ateniense conocido como el Pseudo Jenofonte, quien allá por el año 424 a.C. escribió un breve texto conocido como Aqhnaiwn politeiaV = República de los atenienses.

En este opúsculo, de unas veinte páginas, el autor va a desarrollar una serie de argumentos que luego se repetirán a lo largo del tiempo por dos mil quinientos años. Pero, al mismo tiempo, aducirá, por primera vez en la historia, razones sociológicas para explicarla. Cuánto aprovecharían, y nos harían aprovechar, los sociólogos contemporáneos su lectura.

Y así comienza en la primera línea afirmando que con la democracia los plebeyos sustituyen a los mejores (aristócratas) y en todo el orbe, la parte mejor se opone a la democracia porque entre ellos existe un mínimo de indisciplina y maldad y un máximo de rectitud para las virtudes, mientras que en el pueblo reinan grandísima



Otra voz diferente de Boff

Leonardo Boff

Leonardo Boff

Sin Acritud…
Alberto Buela (8/12/2016)
Una vez más, y espero que sea la última, me voy a ocupar del teólogo, o mejor sociólogo brasileño, Leonardo Boff. La anterior fue para desmentir su tesis que la mayor influencia sobre Francisco en su crítica al liberalismo fue el economista socialista húngaro Kart Polanyi (1896-1964), cuando en realidad la influencia mayor, en este campo, es la del cura jesuita argentino Leonardo Castellani (1899-1981) a quien Francisco admira desde siempre. Autor que recién fue descubierto en España treinta años después de muerto y gracias al escritor Juan Manuel de Prada. Qué le vamos hacer, los europeos cuando nos valoran, y rara vez, siempre lo hacen tarde.



Derechos humanos como disvalor  

socratesSin Acritud…
Alberto Buela (16/12/2014)
Como hace muchos años que venimos escribiendo sobre el tema de los derechos humanos y lo hemos encarado desde distintos ángulos: a) derechos humanos de primera, segunda y tercera generación, b) derechos humanos e ideología, c) derechos humanos o derechos de los pueblos, d) derechos humanos: crisis o decadencia.

En esta ocasión vamos a meditar sobre los derechos humanos como un disvalor o, si se quiere para que sea más comprensible, como una falsa preferencia.

Es sabido que la Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamada por las  Naciones Unidas a finales de 1948, afirma en su artículo 3 que: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su ersona.



En el disenso está la raíz del diálogo

DialogoSin Acritud…
Alberto Buela (30/6/2014)
Si uno mira con cierta atención la historia de la filosofía va a encontrar que los filósofos son hombres que casi nunca están de acuerdo pero que entre sí se entienden. Esta relación entre entenderse y no estar de acuerdo está en la base del diálogo filosófico. Es su fundamento.

Aquel que no sabe dialogar no puede hacer filosofía. El concepto de diálogo no es un concepto cristiano y menos aún judío. El término no está en la Biblia. No figura en ningún texto. Diálogo es un concepto griego incorporado por la tradición cristiana en la interpretación del Nuevo



Carl Schmitt, el nuevo Benito Cereno

Carl Schmitt

Carl Schmitt

Sin Acritud…
Alberto Buela (11/4/2014)
“Yo soy, afirma Carl Schmitt en Ex captivitate salus, el último representante consciente del jus publicum Europaeum, su último teórico e investigador en un sentido existencial, y experimento su fin como Benito Cereno experimentó el periplo del barco pirata”.

¿Quién fue Benito Cereno? El personaje principal de la novela homónima de Hermann Melville (1819-1891) que cuenta las aventuras de un capital español que traslada de Buenos Aires a Lima un cargamento de ciento sesenta negros de ambos sexos, la mayoría provenientes de Senegal y pertenecientes a Alejandro Arana, caballero de la ciudad de Mendoza en Argentina.

La trama de la novela comienza con la toma del barco Santo Domingo por los negros al séptimo día después de zarpar desde el puerto de Valparaíso, matan a Arana y lo colocan como mascarón de proa, asesinan a casi todos



El otro Sócrates

Sin Acritud…
Alberto Buela (16/3/2014)socrates
A R.W., fruto de una socrática charla en V. Urquiza.
En el ámbito de la historia de la filosofía existe una visión y versión de lo que fue y dijo Sócrates, que nos llegó a través de Platón y sus diálogos. Pero los argentinos, que desde siempre hemos tenido raros privilegios, tenemos además la versión del Sócrates que leyó el ex presidente Menem ( 1).

La otra interpretación, de la que nos vamos a ocupar, es la que nos trae el historiador, militar y algo filósofo, Jenofonte (431-354), quien fuera también discípulo suyo.

Platón, en todos sus diálogos nos presenta invariablemente a Sócrates como un ser superior, incluso al comienzo nomás del Sofista nos habla de “un dios disfrazado de mortal” bajo la forma del filósofo, que merodea por las ciudades ( ). Es un Sócrates que no tiene necesidades humanas y que pasa su vida predicando la virtud con su ejemplo personal. Su condena y muerte relatadas en la Apología nos lo pintan como un ejemplo de



(I) Carta oculta de Arrabal al rey: “Corrupción y despilfarro son lodos del barro fiscal absolutista”

Rey JUan CarlosEspaña
espacioseuropeos (11/3/2014)
Arrabal reclama decencia a los políticos del régimen
El dramaturgo Fernando Arrabal escribió hace 10 años una “Carta al Rey de España” dirigida a Juan Carlos que fue ocultada primero y desacreditada después por las élites mediáticas, políticas y financieras porque anticipaba el colapso que sufre actualmente el país. La catástrofe laboral y económica que están padeciendo sus compatriotas le ha llevado a esta entrevista, donde pone su grano de arena desvelando el contenido de esta desgarradora carta. En ella, su sentencia es tajante y fulminante: “los impuestos se pierden y aparecen luego en letrinas de corrupción”. Y en la carta al monarca le compara al Estado con una mafia: “Forma el Estado intervencionista, Señor, una asociación de personas indiferentes a la moral y sólo de acuerdo para llamar Estado a su asociación. De lo que se hace no deducimos lo que hacer debemos. No situamos nuestros deberes morales ni en el laberinto de las ideologías ni en el mapa de las doctrinas políticas. Los Estados intervencionistas son incapaces de conseguir la imposible misión de armoniosamente repartir la gigantesca masa de dinero que obtienen. Corrupción, despilfarro, prevaricación y malversación son los lodos forzosos del barro fiscal absolutista. Condenar



Humanismo y derechos humanos: comentario a la “Crítica de la Razón valorativa”, de J. A. Baeza Betancort

Sin Acritud…
Rodrigo Amírola González (10/2/2013)Critica de la razón valorativa
Dos citas preliminares: de Ratzinger 1 y de Robespierre 2.

Se trata en esta breve reseña de dar cuenta de una serie de jornadas discretas de filosofía que tuvieron lugar en la Fundación Canaria Mapfre Guanarteme entre los años 2009 y 2011, y que finalmente acabaron adoptando la forma de libro que hoy tenemos entre las manos. Primero, diremos de forma muy general que nuestros autores (…) pretenden aproximarse desde las más variadas perspectivas –desde la filosofía hasta las ciencias de la salud– a esa realidad que llamamos “hombre” inscribiéndose así, orgullosos, en la larga tradición del humanismo. Este texto o, mejor dicho, recopilación de textos, integra tal heterogeneidad de materiales y trata tantas cuestiones diversas que resulta difícil hacerse



Periplo europeo

Alberto Buela

Alberto Buela

Sin Acritud…
Alberto Buela (22/10/2012)
A pedido de algunos amigos y sabiendo que no diremos nada nuevo sobre Europa que no se conozca hoy al instante a través de los múltiples mass media, vamos a intentar algunas observaciones.

A cierta altura de la vida, como es nuestro caso,  hombres ni viejos  ni jóvenes, cuando nos llegan un conjunto de invitaciones ([1]) para perorar en tres países europeos que nos son afines como Portugal, España y Francia, dudamos en ir porque ya no tenemos la voluntad de encarar lo imprevisto que supone un largo periplo, pero además porque no sabemos si lo que vayamos a decir será entendido o tendrá algún efecto.



Derechos humanos como disvalor

Sin Acritud…
Alberto Buela (9/9/2012)

Eleanor Roosevelt sostiene la Declaración Universal de los Derechos Humanos en español

Eleanor Roosevelt sostiene la Declaración Universal de los Derechos Humanos en español

Como hace muchos años que venimos escribiendo sobre el tema de los derechos humanos y lo hemos encarado desde distintos ángulos: a) derechos humanos de primera, segunda y tercera generación, b) derechos humanos e ideología, c) derechos humanos o derechos de los pueblos, d) derechos humanos: crisis o decadencia.

En esta ocasión vamos a meditar sobre los derechos humanos como un disvalor o, si se quiere para que sea más comprensible, como una falsa preferencia.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal