España, 12-11-2018

¿Se refuerzan los negocios de la construcción, hípica, lavanderías y aeropuertos en Guinea Ecuatorial?

Guinea Ecuatorial
Abaha (10/2/2011)bono-antes-de-gastarse-un-paston
La prensa española, tan volcada ella en adentrarse en los vericuetos guineanos -especialmente en las tropelías que a diario lleva a cabo Teodoro Obiang Nguema-, ahora le ha dado por volcarse en el viajecito de Bono a la ex colonia española. Lo de la preocupación e interés por los “quehaceres” de la dictadura es una broma. Para que se entienda alto y claro: los medios de comunicación ni se preocupan ni se enteran de nada de lo que acontece en Guinea Ecuatorial.

Ayer, al poco de partir (en primera clase, con marisco incluido) para Malabo la comitiva de Bono, algunos medios trataron de dar contenido al viajecito, anunciando que el manchego presidente del Congreso de los Diputados iba a tratar de reforzar las relaciones con Guinea y apoyar a empresas españolas. Bono, según esas fuentes, hará lo imposible por “reforzar las relaciones” entre España y el feudo de Obiang Nguema, “fomentando la presencia de empresas españolas”,  según la nota oficial emitida por el Congreso de los Diputados.

Mañana la delegación de diputados del PSOE, PP y CiU, se dedicará a estrechar las manos del presidente de la Cámara de Representantes del Pueblo de Guinea Ecuatorial, Serafín Seriche, del primer ministro, Ignacio Milam Tang, y después con el presidente  Teodoro Obiang Nguema.

Los diputados españoles visitarán -afirma la nota de prensa del Congreso- varios proyectos financiados por la AECID (Agencia Española de Cooperación y Desarrollo), dependiente del ministerio de Asuntos Exteriores, donde Bono podrá darse cuenta de lo tontos que son los españoles que permiten que su Gobierno financie proyectos en un país que es el tercer productos de petróleo de África y que tiene una renta per capita superior a la de España. Otra cosa es que el sátrapa no invierta un euro en su país. Pero, claro, para eso está España. 

El comunicado de prensa emitido por el Congreso de los Diputados da la impresión que lo ha elaborado Chiquito de la Calzada -perdón por la alusión, ´fistro pecador´-, pues entre otras cosas afirma que “Con este viaje se pretenden reforzar las relaciones entre España y Guinea Ecuatorial, fomentando la presencia de empresas españolas en el país”.

Siempre la misma colpa, Señor.  ¿Qué empresas españolas hay en Guinea Ecuatorial? Que nos diga el señor Bono cuántas empresas hay españolas en Guinea Ecuatorial, si exceptuamos las dos o tres madereras de siempre y los dos grandes comercios (super) que son ya más guineanos que otra cosa.  No entramos en otros negocios, teniendo en cuenta la miopía de la aduana guineana.

Nos gustaría saber, qué tipo de dossier le habrán entregado las perdices a Bono y séquito. ¿Aparecerá en algunas de las páginas de ese documento los últimos fusilamientos? ¿Figurarán en ese documento la situación de los presos políticos guineanos y el trato que reciben en las cárceles guineanas?

obiang-nguema2Pero, bueno, volvamos a lo de los posibles negocios que empresarios españoles puedan iniciar en el futuro en Guinea Ecuatorial. Nos han comentado que quizás se instale en breve plazo una gigantesca hípica en Bata, cerca del aeropuerto donde ya hubo caballos en la finca de Juan Cruz, un obispo Testigo de Jehová, del que no se ha vuelto a saber nada de él por la zona. También nos comentan que empresarios españoles podrían invertir -caso de contar con financiación de Caja Castilla La Mancha- en la construcción de un aeropuerto de lujo en Monte Alen, para el solaz de los gorilas del lugar (no nos referimos a los guardaespaldas de Obiang, sino a los grandes simios). Algunos dudan de que este macro proyecto se lleve a cabo, pero nosotros apostamos por un sí, ya que los parámetros y coordenadas  de la ingeniería financiera así lo indican: No hay vuelos en la zona; se necesita mucho cemento y ladrillo; la mano de obra es barata y silenciosa; no es previsible que haya auditorias; la prensa no existe, con lo cual no hay miedo a que salgan a la luz asuntos de índole interna.

Asimismo, hemos sabido que se podría instalar una enorme lavandería en Niefang, con empleados traídos de Pekín -expertos en estos asuntos de lavado-, y con un encargado castellano.

Por otro lado, es muy posible que se produzca una subasta y los cientos de camiones y equipos varios que, al parecer todavía se encuentran en Sagunto (España), propiedad de El Pocero, Francisco Hernando, los cuales serán embarcados con destino a los puertos de Bata y Malabo, para así dar comienzo al hasta ahora fracasado proyecto de construir miles y miles de viviendas sociales.

En fin, señor Bono y cohorte, que les siente bien el pangolín, la colorada y la rata del bosque…

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal