Allende, UP y RREE

Salvador Allende y Fidel Castro

Salvador Allende y Fidel Castro

Chile (Iberoamérica)
Pedro Godoy P. (27/8/2015)
Circula la versión de un Presidente Allende promocionando -desde Santiago- una diplomacia bolivariana. A mediados de los 50, en el viejo PS, perduran nexos con el APRA y el PRI y cierta vocación iberoamericanista. Esa tendencia alcanza su nivel máximo durante la gestión presidencial del general Carlos Ibáñez. No obstante, el suicidio de Vargas impide el éxito del ABC entonces propuesto por Perón.

En 1970 triunfa la IV candidatura de Allende. El momento vuelve a estar propicio. A poco el peronismo regresa a la Casa Rosada y se imponen, tras cruentos choques armados, el MNR y la COB en La Paz. No obstante, en 1970, La Habana ha girado del



Energía asediada

Internacionañ

Andrés Soliz Rada

Andrés Soliz Rada

Andrés Soliz Rada (16/8/2015) De un tiempo a esta parte pareciera que el país (Bolivia) vive un proceso, interno y externo, de descalificación global del uso potencial de energías existentes en su territorio, salvo las alternativas, como la solar, la eólica y la geotérmica. La censura más directa ha recaído en la nuclear, sobre todo a partir de las tragedias de Chernóbyl y Fucushima, lo que habría clausurado cualquier debate posible. Sin abogar por su vigencia, cabe recordar que el 30 % de la energía que consume la Unión Europa tiene origen nuclear, lo que evita que se envíe a la atmósfera 700.000 toneladas anuales de dióxido de carbono, lo que implicaría mayor daño atmosférico. El 86 % de la energía que consume Francia es nuclear. Las tres centrales atómicas argentinas funcionan sin problemas desde hace cuatro décadas y al igual que las brasileñas contribuyen a avances en medicina y agricultura. La modernización de los métodos de alerta temprana ha influido para



La reelección de Evo Morales

Evo Morales y el Papa Francisco

Evo Morales y el Papa Francisco

Bolivia
Eduardo Paz Rada (11/72015)
Los sectores de la oposición política, tan venidos a menos en las elecciones generales de octubre de 2014 pero que han recuperado espacios regionales y locales en los comicios departamentales y municipales de marzo último, junto a los medios de comunicación formados y fortalecidos en el periodo neoliberal y que pretenden imponer la agenda nacional, a los grupos empresariales vinculados a las estrategias imperialistas y a los intelectuales del neoliberalismo y la democracia tutelada, han saltado de pavor cuando las organizaciones del Pacto de Unidad y del Consejo Nacional por el Cambio han anunciado que impulsarán la reelección de Evo Morales a la Presidencia del Estado Boliviano.    



Lo Indomestizo en el Gobierno de Evo Morales

Tupaj Katari

Tupaj Katari

Bolivia
Andrés Soliz Rada (19/6/2015)
La historia no es el relato neutro de acontecimientos pasados. El recordar determinados sucesos y dejar a otros en la penumbra, el destacar hechos considerados relevantes para unos y poco importantes para otros muestra que el historiador acumula elementos que justificarán sus posiciones presentes y su visión futura. En el caso boliviano, lo anterior tiene una claridad meridiana. Existe una historia criolla euro céntrica, representada por Alcides Arguedas, para quien lo indígena y lo mestizo son la lacra que impiden el progreso del país. La indigenista que plantea el retorno al Tawantinsuyo, olvidando que el pasado es irrepetible. La indomestiza que, al rescatar los valores de nuestras culturas milenarias, las proyecta con la energía de indígenas, mestizos y criollos, empeñados en construir un país digno en lo interno y con la visión de la Patria latinoamericana en lo externo

Las tres corrientes interpretan de manera antagónica la Revolución del 16 de julio de 1809, piedra angular del proyecto nacional. Para Arguedas, la gesta paceña fue una asonada de la chusma, encabezada por un bastardo de la casta inferior (Pedro Domingo Murillo), para reiterar que el cholo es populachero, tornadizo e inestable, signo revelador de la “raza cruzada”. El indigenismo se empeña en descalificar a Murillo por haber integrado las tropas que treinta



La mafia de la FIFA descabezada… ¿y Chavez en Bolivia?

Carlos Chavez, mandamás del fútbol boliviano.

Carlos Chavez, mandamás del fútbol boliviano.

Internacional
Eduardo Paz Rada (13/6/2015)
El repudio generalizado de los aficionados bolivianos al futbol, el rechazo de la mayoría de los medios de comunicación, la pérdida de confianza de los dirigentes de los clubes de futbol profesional y amateur, el inicio de una investigación bajo responsabilidad de tres fiscales, el pedido de renuncia hecho por el Presidente del Estado, el silencio público de los futbolistas en Bolivia y la danza de dólares son las manifestaciones que rodean la cínica actitud de Carlos Chavez, todavía Presidente de la Federación Boliviana de Futbol (FBF), después de los escándalos de corrupción, arbitrariedad y negociados que persiguen al actual Tesorero de la Confederación Sudamericana de Futbol (CONMEBOL).

El escándalo se hizo público, aunque ya existían versiones muy fuertes, con las investigaciones realizadas por la justicia, la policía y la fiscalía de Estados Unidos que detuvieron a siete altos dirigentes deportivos en la misma sede de la Federación Internacional del



Controversias de la izquierda nacional

Controversias de la izquierda

Controversias de la izquierda

Bolivia
Andrés Soliz Rada (7/6/2015)
“Controversias de la Izquierda Nacional. De Alfredo Ovando a Evo Morales” (Editorial Quality. La Paz–Bolivia), sintetiza el texto “La Luz en el Túnel. Las Lídes Ideológicas de la Izquierda Nacional”, editado en dos tomos, por Publicaciones del Sur. Buenos Aires, 2013). “Controversias… consta de tres capítulos.  “El Papel del POR en el colgamiento de Villarroel”, “Pugna de Modelos Civilizatorios. Indigenismo o Naciones Continente” y  “La Izquierda Nacional, de Alfredo Ovando a Evo Morales”.

El primero advierte que la historiografía boliviana ha explicado la intervención del Partido de la Izquierda Revolucionara (PIR), de filiación estalinista, en la conspiración y posterior colgamiento del presidente Gualberto Villarroel, el 21 de julio de 1946, y recuerda que el suceso fue orquestado por la Embajada de EEUU y los partidos de la “rosca” minero-latifundista, empeñada en escarmentar a Villarroel por auspiciar, en 1945, el primer congreso indigenal y defender al país de la expoliación impuesta por Washington. Sin embargo, la participación del Partido Obrero Revolucionario (POR), dirigido por Guillermo Lora, autocalificado de “trotskista”, en la preparación y ejecución del magnicidio, había quedado en las sombras.



Solidaridad con las Malvinas argentinas

vimos-rendirse-a-los-ingleses-en-las-malvinasInternacional
Eduardo Paz Rada (31/5/2015)
La cuestión de las Malvinas es un problema económico y geopolítico que afecta a toda la región.

La solidaridad con la soberanía argentina en las islas Malvinas se ha expandido a los cinco continentes con la formación de foros, comités, grupos de apoyo y otras manifestaciones. En el caso de América del Sur, diez grupos de solidaridad con las Malvinas argentinas (Perú, Uruguay, Guyana, Colombia, Bolivia, Brasil, Chile, Venezuela, Ecuador y Paraguay) han realizado un encuentro en Santiago de Chile, del 11 al 12 de mayo de 2015, analizando la actual situación y planteando la profundización de actividades y campañas que acompañen al gobierno de Buenos Aires en su demanda.

En la reunión se aprobó la Segunda Declaración de Santiago, que establece su “firme respaldo a la posición argentina en la Cuestión Malvinas; el interés de que Argentina y el Reino Unido reanuden negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía; la importancia de la política de sus respectivos Estados de firme respaldo a la posición argentina en la Cuestión de las Malvinas; y que en nada contribuyen la exploración y explotación de recursos naturales (…) y los gastos bélicos con destino a mantener su posición colonial” en la zona del Atlántico Sur”.



Indigenismo, Centralismo y Autonomías

bolivia-fotografia-de-patria-grandeBolivia
Andrés Soliz Rada (26/5/2015)
Las coincidencias entre el ultra indigenismo y el autonomismo extremo son sorprendentes. El primero de ellos incluyó en la nueva Constitución la propiedad de las supuestas 36 naciones originarias sobre los recursos naturales renovables y el virtual veto para la explotación de los no renovables. El segundo (especialmente el estatuto autonómico de Santa Cruz), determinó la titularidad de la región sobre los mismos. El indigenismo consiguió que las justicias comunitarias tengan la misma jerarquía que la justicia ordinaria. El citado estatuto definió que la Corte del Distrito dicte sentencias inapelables en  materia agraria. Autonomistas e indigenistas a ultranza usan el término fronteras, en lugar de límites, entre departamentos, regiones y municipios, como si pertenecieran naciones distintas. Para ambos el Estado es el enemigo al que hay que destruir.



Mar para Bolivia

Chile y BoliviaInternacional
Aldo Torres Baeza (12/5/2015)
Fue tras la paz de Westfalia, hace ya varios siglos, cuando se comenzó a hablar de soberanía estatal. Y claro, esta tenía que ver con el perímetro que circunda a la tierra donde se constituye el estado. Pero también con la centralización del poder, con la cohesión de la gente, con toda esa telaraña de símbolos y tradiciones que forman lo que, varios siglos después, entendemos como estado-nación. Por eso resulta tan paradojal que levantemos la bandera de la soberanía en el tema del mar para Bolivia y la olvidemos cuando se reparte el mismo mar entre siete familias. O cuando se arrasa con el cobre, el litio o los arboles plantados como ejércitos. ¡No es, acaso, una violación a nuestra soberanía dejar que penetren en el país los criminales de Monsanto a infectar a nuestros niños con comida basura! La soberanía no es sólo mantener los límites del territorio, la soberanía, si un Estado Nación creemos ser, es cohesión, es ser sociedad.

“Razones de estado”, también dicen. No puedo más que sonreír con esa insustancialidad de las razones de estado. Basta leer tres páginas de historia para entender que las razones de Estado son las razones de una pequeña elite integrada por un par de multimillonarios, políticos y militares, que luego solo chorrean una opinión que la gente



Bolivia y Chile: frente a frente en La Haya

frontera-bolivia-y-chileInternacional
Eduardo Paz Rada (30/4/2015)
La importante iniciativa política internacional del gobierno boliviano, en los últimos años, en relación al derecho a un acceso soberano al Océano Pacífico ha interpelado directamente a las autoridades chilenas que, como en ningún otro momento de la historia, deberán responder con claridad y compromiso efectivo ante un diferendo originado en la invasión militar de 1879, que significó la apropiación de 400 kilómetros de costa, soberanía marítima y 120 mil kilómetros cuadrados de territorio rico en recursos naturales que pertenecían a Bolivia desde su formación en 1825 y que el propio gobierno de Santiago lo reconoció hasta la Guerra del Pacífico.

La agresión fue impulsada por los intereses imperialistas ingleses aliados a los de la oligarquía chilena, los que buscaban controlar la




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal