Apuesta por la corrupción y el régimen

El filósofo Diógenes

El filósofo Diógenes

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (23/3/2015)
Mi Columna, escrita en la madrugada de ayer, finalizaba así: “Hoy saldremos de dudas”. Y hemos salido. Me refiero a los ansiados resultados electorales de la contienda por alcanzar el Poder en Andalucía, primero, y después –si se puede- en el resto de España. Me refiero al poder político, pues el otro, el financiero, no veo yo que se mueva mucho.

Ayer, un servidor comentaba que el panorama que presenta la Comunidad de Andalucía no es para presumir: líder en fracaso escolar, en paro, en corrupción, en el número de imputados, etc., etc. También dejé escrito  que el PP no “representa un peligro para el PSOE de Susana Díaz, pero quizás quedé en segundo lugar, en el supuesto de que los socialistas sean los más votados”. El texto seguía: “De ser así, significaría que habrían ido a las urnas con una pinza en la nariz como dijo en su día el italiano Indro Montanelli cuando votaba a la Democracia Cristiana”.



(I) Carta oculta de Arrabal al rey: “Corrupción y despilfarro son lodos del barro fiscal absolutista”

Rey JUan CarlosEspaña
espacioseuropeos (11/3/2014)
Arrabal reclama decencia a los políticos del régimen
El dramaturgo Fernando Arrabal escribió hace 10 años una “Carta al Rey de España” dirigida a Juan Carlos que fue ocultada primero y desacreditada después por las élites mediáticas, políticas y financieras porque anticipaba el colapso que sufre actualmente el país. La catástrofe laboral y económica que están padeciendo sus compatriotas le ha llevado a esta entrevista, donde pone su grano de arena desvelando el contenido de esta desgarradora carta. En ella, su sentencia es tajante y fulminante: “los impuestos se pierden y aparecen luego en letrinas de corrupción”. Y en la carta al monarca le compara al Estado con una mafia: “Forma el Estado intervencionista, Señor, una asociación de personas indiferentes a la moral y sólo de acuerdo para llamar Estado a su asociación. De lo que se hace no deducimos lo que hacer debemos. No situamos nuestros deberes morales ni en el laberinto de las ideologías ni en el mapa de las doctrinas políticas. Los Estados intervencionistas son incapaces de conseguir la imposible misión de armoniosamente repartir la gigantesca masa de dinero que obtienen. Corrupción, despilfarro, prevaricación y malversación son los lodos forzosos del barro fiscal absolutista. Condenar




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal