jose-bonoG. T. (12/5/2010)
Sobre el caso mediático de José Bono -«made in» primicia de La Gaceta– llegan más noticias de Guadalajara, provincia, como es sabido, de la autonomía de Castilla-La Mancha, que ha sido su feudo durante largos años.

Nos recuerdan la espectacular ascensión económica del alcarreño Jesús Saboya, que se convirtió en socio mayoritario del Grupo Avicu y titular de Guadalajara Televisión, además de contar con otros negocios.

En un viaje a Honduras, el año 2002, de José Bono como presidente de Castilla-La Mancha, el político llevó con él a los empresarios Jesús Saboya y Santiago Mateo Sauquillo, titular éstejesus-saboy-amigo-de-jose-bono último  de otros medios de comunicación social y accionista del aeropuerto de Ciudad Real.

José Bono, sólo o con su esposa, Ana Rodríguez Mosquera, realizó reiteradas visitas, de carácter privado, a Avicu, que, entre otros productos, fabricó piensos para caballos; algunas remesas de este alimento animal fueron enviadas a Toledo, a Hípica Almenara, de la familia Bono.

Planteada la crisis de Avicu, en manifestaciones de trabajadores -a los que adeudaban varias nóminas- en vísperas de las Navidades de 2008, implicaban en su protesta a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, con lemas que aludían al presidente y al ex-presidente: «Barrera, vendido, Saboya es tu amigo» y «Bono, capullo, Saboya es socio tuyo».

Por otra parte, en fuentes del entorno de José Bono, en Toledo cuando desempeñaba la presidencia castellano-manchega, hemos conocido algún testimonio anecdótico, pero representativo de su personalidad. En la temporada calurosa, Bono, al parecer,  suda mucho. Por eso, en sus recorridos por itinerarios manchegos, para llegar a sucesivos pueblos con un aspecto personal impecable, se cambiaba entre una localidad y otra. A tal fin, llevaba, en su caravana oficial, camisas y trajes repetidos para que en las fotos periodísticas no se apreciara la muda de vestuario. Cumplía lo que en el cine y la TV se denomina el «raccord», para la continuidad de las secuencias, superando las interrupciones. Para José Bono siempre ha sido prioritario cuidar la imagen pública.