España, 09-01-2019

Ataque en Estrasburgo: las teorías conspirativas prosperan en internet

Dudas sobre el atentado en Estrasburgo.

Francia
Espacios Europeos (13/12/2018)
No sólo franceses tienen dudas acerca de la tragedia de Estrasburgo.

Tras el ataque de este martes en Estrasburgo, en un periodo marcado por el movimiento de los “chalecos amarillos”, algunos piensan que esta tragedia le sirve demasiado al Gobierno para que sea una casualidad.

En Estrasburgo, a la sorpresa y la tristeza siguieron llamados de algunos “chalecos amarillos” a suspender momentáneamente la movilización. “El movimiento tiene que parar”, estimó por su parte la ministra de Justicia, Nicole Belloubet. Unas palabras denunciadas por la diputada de izquierda radical Clémentine Autain, quien acusó al Gobierno de “instrumentalizar el acontecimiento dramático” de Estrasburgo.

Por otra parte, se multiplican en las redes sociales las teorías conspirativas que presentan el ataque del martes como una maquinación del gobierno francés contra el movimiento. En Facebook, varios comentarios posteados en grupos de “chalecos amarillos” denuncian un “supuesto atentado”.

“No difundan falsos rumores”, se podía leer desde el martes en las cuentas Twitter oficiales del ministro del Interior y del prefecto de la región Grand-Est y Bas-Rhin.

“Un tipo se volvió loco (…) en las calles de Estrasburgo y el Gobierno lo hace pasar por un atentado”, escribe un internauta. Otro comenta: “¡Bien hecho, Macron 1°, la jugada del atentado en Estrasburgo!”.

Maxime Nicolle alias Fly Rider, uno de los líderes del movimiento de los “chalecos amarillos”, posteó en Facebook un video en el que afirma: “Si fuera un atentado, el tipo no hubiera esperado que hubiera tres personas en una calle de noche, a las 20. Va en medio de los Campos Elíseos cuando hay millones de personas y se hace explotar, ¡esto sí es un verdadero atentado!”

Además, varias cuentas propagan capturas de pantalla de tuits de medios de comunicación o instituciones con una hora de difusión anterior al drama, cuando en realidad la hora indicada en un tuit varía según el huso horario en el que el internauta consulta Twitter.

Patrick, un “chaleco amarillo” de Estrasburgo, estima que no hay que manifestar este fin de semana aunque es dubitativo sobre lo que pasó: “Es raro, es una trampa. Teníamos previsto bloquear el Parlamento Europeo (…) y como por casualidad, explota todo”.

Muchos internautas reaccionaron indignados a estas teorías conspirativas, diciéndose “disgustados”. En la Asamblea Nacional, el diputado Bruno Studer fustigó a los que hablan de conspiración: “Esta gente, indecentemente cómoda en el anonimato de las redes sociales (…), hay que decirlo, esta gente demuestra indignidad”, denunció.

El líder de izquierda radical Jean-Luc Mélenchon también pidió “no propagar ningún rumor” y “obedecer a las instrucciones dadas por las autoridades para facilitar la captura del asesino”.

Sin embargo, según el especialista en redes sociales Fabrice Epelboin, “son una minoría en difundir estas teorías conspirativas, la mayoría llama precisamente a esta minoría a calmarse”.

Lo cierto es que muchos “chalecos amarillos” están decididos a seguir la lucha. Ninguna prohibición de manifestar fue decidida a nivel nacional.

Con AFP y France24

Fuente: RFI.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal