España, 25-05-2019

Estalla el RIF, al norte de Marruecos

Protestas en el RIF (Marruecos)

Marruecos/España
José Juan Cano Vera
(28/4/2019)
Hace más de catorce años me adelanté a los acontecimientos de hoy cuando pronosticaba en el digital VMPRESS que la rebelión del Rif, antiguo Protectorado Español, que forman cuatro provincias de Marruecos, tendría que estallar en una rebelión cantada debido a los graves errores del Gobierno de Rabat cometidos a raíz de la independencia concedida por el Gobierno franquista, dando paso a una guerra relámpago cruelmente reprimida por el odiado entonces príncipe Hassan II, y posterior sucesor del rey Mohamed V, un hombre de bien muerto prematuramente. No se trata solo de un conflicto separatista como el que encabezo el famoso guerrillero Abd El-krim, que luego se ofreció a Franco, sino de una explosión social y al abandono sistemático de un centralismo que desde el primer momento se empeñó borrar la eficaz huella española, desde la sanidad, la educación y las ayudas en el campo que la mafia política del Reino alauita derivó en el cultivo ingente de drogas cuyos ingresos enriquecen a las elites políticas, traficantes y al yijadismo terrorista, como el que participó en la masacre de Cataluña.

Desde este pueblecito y sus cuatro kábilas situadas a unos noventa kilómetros de la bella ciudad española de MELILLA, llegan los ecos de una represión brutal especialmente contra la población joven, con un sesenta por ciento de paro. El Rif donde se habla todavía la lengua española y en donde se ven las cadenas de televisión, las nuestras, ha sido expoliado, incluso cuando hace años un terremoto devastó el centro del territorio cuya capital es ALHUCEMAS, antes Villa Sanjurgo y Madrid se apresuró a enviar miles de toneladas de alimentos y pertrechos para los damnificados, ayuda que desapareció misteriosamente a manos de los corruptos y las autoridades que no querían saber nada de todo lo que oliera a español.

Ahora, en estos momentos, desde donde envío esta crónica de urgencia, el Rif ha estallado exigiendo la puesta en libertad de los detenidos a raíz de la ultima revuelta de hace unos meses que lidera una valiente heroína como en el Sudán dirige para que se le haga justicia. Ignoro qué hará el Gobierno sanchista y las oenegés de nuestro país para ayudar a salir de un drama que amenaza a extenderse por todas las vilayas marroquíes, como ha ocurrido hace dos semanas en Argelia. No hay que olvidar, por otro lado, que cerca de un millón de subsaharianos esperan impacientes y viviendo en la pura miseria en campos de concentración que se disponen a romper las fronteras con Melilla y Ceuta y saltar a Europa por el ESTRECHO DE GIBRALTAR, pero conociendo como conozco la ineficacia tradicional de la diplomacia exterior de peperos y socialistas que han brillado por su ausencia, me temo que se cruzara de brazos y este pueblo rebelde amigo del pueblo español sufrirá a medio plazo los efectos de un genocidio incalificable, como lo sufren a fecha de hoy nuestros otros amigos del Sáhara, y en cierta medida Guinea Ecuatorial gobernada por una tiranía familiar populachera, décima potencia económica de África que negocia con China.

Es verdad que en los primeros años de los sesenta hubo un plan e intento de que el Rif alcanzara mejoras, y se sabe que desde territorio español, se montó una operación de ayuda contundente, pero cuando los dos barcos que salieron de MERLILLA, con armas, el almirante Carrero BLANCO, entonces mano derecha del general Franco, lo descartó cuando los dos pesqueros ya navegaban en dirección a una playa próxima a Alhucemas, cuando guerrilleros marroquíes se dedicaban a dar muerte a soldados españoles en el Sáhara, Ifni y otros puntos claves de la frontera.

Fui testigo, a requerimientos de antiguos amigos de estudios, en Nador, hacer gestiones para que las emisoras de radio con sede en Melilla y Ceuta, emitieran programas en “meyid” o chelja, dialecto árabe que solo se habla en el norte marroquí. Estuve en las conversaciones, pero fracasaron por desidia de nuestra parte. En las gestiones creo recordar el apoyo de ese gran periodista y hábil político, Luis María Ansón, un generoso apoyo moral. Hasta hoy, mientras Rabat sigue dándonos más problemas que alegrías.

Seguiremos dando noticias… Estamos ante otra crisis que tiene visos de terminar en otra primavera árabe pero de sentido social más que ideológico, y desde luego de estrategia global. Atención señores políticos de la DEMOCRACIA TELEVISADA que hoy votan 36 millones de españoles acobardados no indecisos.

Fuente: El Correo Diplomático Saharaui


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal