Los millones de Baltasar Garzón, el abogado sin toga: la lista de sus polémicos clientes

Baltasar Garzón, entre sus múltiples ‘tareas’, da conferencias

España
Javier Castro- Villacañas (9/9/2019)
Baltasar Garzón no para: es abogado, conferenciante, presentador de programas de radio y televisión, consultor, asesor internacional, político… Siguiendo a Ortega y Gasset estaríamos ante un claro ejemplo de “Garzón y sus circunstancias” que, la mayoría de las veces, van unidas a intereses crematísticos. Algo así como un negocio unipersonal denominado “Garzón S.A.” donde el volumen de facturación aparece directamente relacionado con la popularidad del titular de la marca registrada. Y esa marca registrada, esta semana, ha vuelto a estar en jaque tras desvelarse que cobró 1’85 millones de euros por asesorar a un general chavista.

Porque Baltasar Garzón Real es, además de todo lo anterior, una marca registrada en la Oficina Española de Patentes y Marcas. Fue el 29 de septiembre de 2014 cuando el ex juez registro su nombre y dos apellidos con el objetivo de utilizar este copyright tanto en su actividad como abogado como para dar conferencias y clases magistrales. Aprovechando la inscripción, añadió el registro del logotipo de su bufete de abogados ILOCAD (International Legal Office for Cooperation and Development): donde en el interior de la letra  aparece el frontal de un templo clásico con tres columnas de color verde y, en el margen superior izquierdo, un globo terráqueo azul.

Conferenciante
Todo muy internacional como se ve. Y así continúa siendo. Porque las actividades de Baltasar Garzón son todas ellas muy cosmopolitas. Por ejemplo, sin ir más lejos, el pasado jueves 5 de septiembre, su Fundación anunciaba en su cuenta de Twitter: “Baltasar Garzón, presidente de FIBGAR (Fundación Internacional Baltasar Garzón), asistirá hoy a la apertura del Congreso Internacional de Criminología en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nuevo León (México) impartiendo una Conferencia Magistral sobre el tema”. Y es que la de “conferenciante” es otra de las dedicaciones que, desde hace años, lleva ejerciendo el ex magistrado de la Audiencia Nacional. Es difícil calcular cuál es la tarifa que cobra por conferencia el abogado Garzón, en cada caso será diferente, pero hace unos años su caché estaba fijado en torno a los 10.000 euros por intervención, más gastos de transporte, alojamiento y seguridad. Por término medio, Baltasar Garzón pronuncia al menos unos 10 discursos y conferencias al año, por lo que estaría cobrando en torno a los 100.000 euros por este concepto. Hay que señalar que la participación de Baltasar Garzón en congresos y conferencias es de lo más variada. Su fama le ha llevado a participar en universidades de prestigio como Berkeley, Harvard o Nueva York, pero también le ha tocado intervenir en eventos alejados de su profesión, como sucedió hace unos años con su participación en un encuentro sobre novela negra, donde disertó sobre el crimen organizado.

Abogado
Desde que salió por las puertas del Tribunal Supremo tras ser condenado en febrero de 2012 a 11 años de inhabilitación por prevaricación (al intervenir ilegalmente las comunicaciones de los cabecillas de “la Gürtel” con sus abogados en prisión, y ser recriminado duramente en la sentencia que le tachó de “arbitrario”, “totalitario” y de “laminar derechos”), Garzón no se ha vuelto a colocar la toga de abogado. En las sesiones de aquel juicio utilizó la toga para sentarse junto a su abogado, Martínez Fresneda, y esquivar la foto del banquillo de los acusados. Pero desde entonces, Garzón ha sido un abogado sin toga. “No ha intervenido en Sala defendiendo a ningún cliente”, comenta un colega de profesión. “No ha pisado un Juzgado, una Audiencia, un Tribunal. Lo suyo es una labor muy peculiar para un abogado que se anuncia como penalista, cuya función exige hacer muchos pasillos, vistas y diligencias en las sedes de los juzgados o comisarías. A Garzón no se le ha visto y yo creo que nunca se le verá en un Juzgado. Él atrae clientes y los reparte entre los miembros de su despacho o entre colegas suyos con los que comparte algún tipo de acuerdo o porcentaje”, aclara este veterano jurista de lo penal.

Y, sin embargo, para no haberse puesto nunca la toga de defensor, los beneficios obtenidos por su despacho de abogados son significativos. Según la información mercantil durante su primer año de vida, el 2012, el despachó de Garzón facturó 185.152 euros. A partir de este primer momento fundacional, el crecimiento ha sido importante: en el año 2013 Ilocad S.L. facturó 2.486.667,67 euros, declarando unos beneficios antes de impuestos de 1.116.873,36 euros, reducidos a 859.530 euros tras pagar el Impuesto de Sociedades. Sin embargo, en 2014 declaró unas pérdidas de 53.352 euros, volviendo al beneficio durante el ejercicio 2015 al declarar 57.112 euros después de impuestos con una facturación de 1,3 millones por las minutas que giró su bufete. Contamos, por último, con los datos correspondientes al ejercicio de 2017 donde el despacho de Garzón facturó la nada despreciable cantidad de 5.378.724 euros. En total, desde su creación se calcula que en torno a los 14,5 millones de euros es lo que ha entrado por la caja del bufete del que es administrador único, socio y fundador Baltasar Garzón.

Baltasar Garzón, entre sus múltiples ‘tareas’, da conferencias

¿Y qué pasa con este dinero? Generalmente la mayoría de estos ingresos se destinan al pago de abogados y proveedores. Entre ellos, el propio Baltasar Garzón, que durante el año 2017 cobró 2,087 millones de euros “de retribución por los servicios jurídicos prestados a la sociedad” y como empresa proveedora, la de publicidad de su hija María Garzón, “International Mades Comunication”, que durante ese ejercicio cobró de la firma de su padre 0,3 millones de euros por las labores de comunicación. El resto del personal, unos 8 abogados, secretarias y colaboradores no fijos, suelen repartirse en torno a los 600.000 euros anuales en nóminas.

¿Quiénes han sido sus clientes? El despacho de Baltasar Garzón se resiste a facilitar información respecto a la identidad de sus defendidos ya que, según su opinión, “se trata de derechos fundamentales” vinculados a “la intimidad tanto de los clientes como del propio Despacho y del personal integrante del mismo”. Sin embargo, si algo ha quedado claro durante todos estos años es la confusión que el propio bufete de abogados ha querido crear respecto a quiénes son clientes del despacho, cuáles son de Baltasar Garzón y cuáles son las actividades jurídicas realizadas “pro bono” “en la protección de los derechos humanos” en “régimen gratuito” como indica la página web del mencionado despacho.

Haciendo un listado breve, respecto a lo publicado, de los clientes más relevantes del bufete de Baltasar Garzón habría que destacar los siguientes:

Hervé Falciani, ciudadano suizo al que en 2013 la Audiencia Nacional negó su extradición a Suiza que le acusaba de haber robado más de 130.000 datos de clientes que ocultaban sus fondos con aquel país. El 2 de mayo de 2016, fue condenado en rebeldía por espionaje a cinco años de cárcel por los tribunales suizos. Ha colaborado con los tribunales españoles y está pendiente de una nueva petición de extradición.

Julian Assange, fundador y propietario de Wikileaks (portal de Internet que publica documentos e información reservada) refugiado en la embajada de Ecuador en Londres en 2012 ante dos acusaciones de presuntos abusos sexuales y coacciones ocurridos en Suecia. Baltasar Garzón sigue siendo el coordinador de su defensa internacional después de su detención y pendiente de su posible extradición a EE.UU.

– El empresario Ángel Pérez Maura reconoció el 10 de mayo de 2019 en la Audiencia Nacional, ante el juez García Castellón, que había pagado un millón de euros más al ex comisario José Manuel Villarejo pensando que contrataría a Baltasar Garzón para que el ex juez evitase su extradición a Guatemala, país que le reclamaba por un caso de corrupción. En sus declaraciones en sede judicial los empresarios navieros, Álvaro y Ángel Pérez-Maura, mostraron su enfado con Villarejo, a quien le habían pagado ya 7 millones de euros para que librase a Ángel del procedimiento penal abierto en el país centroamericano, porque las gestiones del comisario jubilado, según su opinión, no frenaron la extradición sino que incluso la habrían acelerado.

Según lo investigado por la Fiscalía Anticorrupción y por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, Villarejo utilizaba como reclamo para captar clientes las excelentes relaciones que mantenía con magistrados, fiscales y ex jueces de la Audiencia Nacional. De esta manera aumentaba el precio de sus servicios que desarrollaba de forma ilegal mientras estaba en activo como comisario de la Policía Nacional. En concreto, Villarejo hizo referencia a supuestas reuniones desarrolladas en julio de 2017 en la Audiencia Nacional para frenar la extradición de Pérez Maura, llegando a utilizar el nombre de Baltasar Garzón y el de la actual ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado (entonces fiscal en la Audiencia), para aumentar un millón de euros su tarifa. Reuniones que tanto Baltasar Garzón, como Dolores Delgado y la fiscalía de la Audiencia Nacional han negado rotundamente. Finalmente la extradición del empresario español a Guatemala fue denegada por su condición de español.

Andrei Petrov, ciudadano ruso detenido en 2013 en Lloret del Mar por presunto blanqueo de dinero con cuentas abiertas en la Banca Privada de Andorra. El superior de Petrov, era un general ruso muy próximo a Putin, Viktor Kainikin, que según lo investigado llegó a tener más de 44 millones de euros en la BPA. Tras la intervención de la entidad, en 2015, Baltasar Garzón realizó gestiones profesionales para saber la situación de los depósitos relacionados con los ciudadanos rusos.

Petróleos de Venezuela S.A. Baltasar Garzón ha reconocido que recibió el encargo de trabajar a favor de PEDEVESA a través de un despacho de abogados de los EE.UU. El objeto de su trabajo era interponer una querella contra los ex directivos de esta entidad, Roberto Rincón y Abraham Sierra, acusados de amañar contratos y defraudar a la petrolera venezolana de al menos 500 millones de euros, que habrían sido invertidos en España en fincas y pisos de lujo.

– Banca Privada de Andorra. Tras muchos aclarados y rectificaciones, Baltasar Garzón reconoció que había trabajado para la Banca Privada de Andorra mediante la realización de un informe en 2012. De lo investigado se deduce que el referido informe estaba relacionado con la ocultación en el banco del principado de alrededor de 200 millones de euros por parte del chavista venezolano Diego Salazar y su primo Rafael Ramírez.

– Los chavistas Wilmer Ruperti y Hugo Carvajal. Según ha publicado ABC, en el año 2016 el despacho de Baltasar Garzón suscribió un acuerdo con la mercantil panameña Maroli Trading, propiedad de Wilter Ruperti, para realizar un informe jurídico que impidiese la extradición a EE.UU., del general Hugo Carvajal (ex jefe de la inteligencia chavista) por un importe de 1.850.000 euros. En la actualidad el general Carvajal se encuentra detenido en Madrid a la espera de su extradición a EE.UU.

– Además de los anteriores clientes, abogados del despacho de Baltasar Garzón coordinan la defensa de algunos de los presuntos implicados en casos relacionados con la mafia policial, como son los casos de los ex comisarios Eugenio Pino, Carlos Salamanca y Enrique García Castaño.

Consultor Internacional
Ya sea directamente, a través de su Fundación o de su despacho de abogados, Baltasar Garzón realiza una destacada labor como consultor internacional en materia de derechos humanos y a favor de la jurisdicción penal internacional. En concreto, durante los últimos años ha ejercido como asesor de la OEA (Organización de Estados Americanos) para la consecución de la paz en Colombia. Hace unos días, desde su página web, la Fundación que lleva su nombre se lamentaba de “la noticia de que un sector disidente de las FARC ha retomado las armas y dado por concluido el acuerdo de Paz alcanzado con el Estado colombiano en La Habana el 26 de septiembre de 2016”.

Hervé Falciani junto con Baltasar Garzón

Anteriormente, en 2010, fue designado consultor externo de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional de La Haya. En 2011 se integró en el Comité de Prevención de la Tortura del Consejo de Europa. De 2011 al 2013, durante la presidencia de Rafael Correa, ejerció de observador en el proceso de reforma de la Justicia en Ecuador. Ha sido también consejero en materias de seguridad y derechos humanos del PRI mexicano y asesor de derechos humanos en el congreso de los Diputados de Argentina durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, además de presidente del Consejo de Administración del Centro Internacional para la promoción de los derechos Humanos (CIPDH) bajo el auspicio de la UNESCO de Argentina entre los años 2012 y 2016.

Por el desarrollo de estas actividades se calcula que, aproximadamente, durante los años de máxima representación pudo haber superado la retribución de 200.000 euros anuales por la realización de estas labores de consultoría internacional

Autor de libros, periodista de radio y televisión
A las anteriores actividades habría que sumar las que realiza el abogado Garzón con sus intervenciones en medios de comunicación, artículos, libros y presentación de programas de radio y televisión.

Garzón es autor de más de 10 libros y, en 2013, colaboró en el programa “Hablemos de paz y de los derechos humanos” de la televisión pública de Bogota “Canal Capital”. Y más recientemente, junto a su hija María, dentro del magazine matinal “Hoy por Hoy” de la Cadena SER participó en un microespacio semanal que fue cambiando de título: “Garzón & Garzón” a “Los Garzones” donde se comentaba la actualidad judicial de la semana que finalmente fue sustituido por el espacio “Memorízate” donde se recogían los testimonios sonoros de algunas de las víctimas de la dictadura franquista, hasta su desaparición en 2018.

Garzón, siempre político
A sus 63 años, Baltasar Garzón no necesita reinventarse. Sigue siendo el mismo. Sus querencias permanecen fijas en lo de siempre: la política y los medios de comunicación. Respecto a su vocación por la política, después de su paso por el Congreso de los Diputados como número 2 de Felipe González en las listas del PSOE por Madrid en las elecciones de 1993, y su nombramiento como Delegado del Gobierno en el Plan Nacional contra la Droga, con rango de Secretario de Estado, ésta nunca ha desaparecido de su horizonte vital.

En la actualidad es presidente del minoritario partido Actúa, con Gaspar Llamazares como líder y representante más significativo, habiendo obtenido 30.448 votos en las pasadas elecciones del 28 de abril en las 8 circunscripciones donde se presentaron. En las elecciones europeas del 26 de mayo, encabezó la lista su hija María y obtuvo 25.355 votos. Reiteradamente han manifestado su intención de llegar algún tipo de acuerdo o confluencia con las candidaturas de Más Madrid de Iñigo Errejón y Manuela Carmena, con escaso éxito por el momento.

Fuente: El Español.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal