Declaración Institucional del Consell Insular de Mallorca sobre Guinea Ecuatorial  y el olvido en los programas electorales

Teodoro Obiang Nguema.

Guinea Ecuatorial
Espacios Europeos (2/11/2019)
El pasado 11 de octubre de este año, publicamos una noticia acerca de que el Consell de Mallorca, a iniciativa de Ciudadanos instaba al presidente de Guinea Ecuatorial a iniciar con urgencia la democratización del país, y hoy recogemos íntegramente la “Declaración Institucional del Consell Insular de Mallorca sobre Guinea Ecuatorial con motivo del 40 aniversario de la llegada al poder de Teodoro Obiang Nguema”. Lo hacemos con la intención de lograr que en otras instituciones españolas, se produzca el milagro de iniciativas similares.

Lamentablemente, los programas electorales de los partidos políticos españoles, a pesar de que se les llena la boca de hablar de España o de este “país”, no mencionan nada de un pueblo, el guineano, que un día fue colonia y después provincia española.

No obstante, y como queremos que no quede en el olvido, publicamos la declaración institucional que en su momento hizo el Consell Insular de Mallorca:

Declaración Institucional del Consell Insular de Mallorca sobre Guinea Ecuatorial con motivo del 40 aniversario de la llegada al poder de Teodoro Obiang Nguema

Guinea Ecuatorial ostenta el triste récord de ser el país con el sistema dictatorial más longevo de la historia mundial reciente. El 3 de agosto de 1979, Teodoro Obiang Nguema se autoproclamó  presidente del país tras acabar con la vida del entonces presidente, Francisco Macías Nguema.

Este, a su vez, había llegado al poder gracias a unas elecciones celebradas sólo unos días antes de alcanzar la independencia de España (12 de octubre de 1968), si bien impuso rápidamente un régimen autoritario.

De esta manera, los ecuatoguineanos llevan más de cinco décadas privados de libertad, de las que las últimas cuatro han sido obra de una misma persona, Teodoro Obiang Nguema, un mandatario que ha dado muestras claras de un gran desprecio por el respeto a los Derechos Humanos más básicos. Estos son sólo algunos datos que así lo muestran:

– Pese a disponer de una renta per cápita situada en 2017 por el FMI en 33.997 dólares,

Guinea Ecuatorial ocupa el puesto 141 de 189 países que incluye el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de la ONU, y todo ello porque los ingresos obtenidos por la extracción de petróleo (que comenzó en 1992) revierten fundamentalmente en la élite del país, sin contribuir a una mejora sustancial de la vida de los ciudadanos.

– El partido de Obiang, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), ocupa 99 de los 100 escaños de la Cámara de Diputados, en el que la oposición ocupa un único escaño, en manos del partido Ciudadanos por la Innovación. Además, las cinco elecciones presidenciales celebradas hasta el momento han sido ganadas por Obiang por una abrumadora -e irreal- mayoría absoluta, siendo en 2016 de casi el 94 por ciento de los votos.

– Human Rights Watch (HRW), en su último Informe Mundial (2019), señala la corrupción, pobreza y represión de los derechos civiles y políticos que vive el país, así como la represión de las organizaciones de la sociedad civil y políticos opositores, y la existencia de numerosos casos de tortura y de juicios sin garantías.

– Reporteros Sin Fronteras sitúa a Guinea Ecuatorial en la posición 171 de un total de 180 países que incluyen su Índice de Libertad de Prensa.

– Guinea Ecuatorial acoge una de las cárceles con peor reputación de África, la prisión de Black Beach, en Malabo, de la que cuentan horrores tanto diversas organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, como algunas de las personas que han pasado por ella, como el líder opositor Severo Moto o, más recientemente, el dibujante Ramón Esono.

El pasado mes de julio, y con motivo del ingreso del partido de Teodoro Obiang, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), en la Internacional Demócrata de Centro (IDC) en calidad de observador, el mandatario ecuatoguineano, según declaraciones recogidas por la prensa, se comprometió a dar los pasos necesarios para abolir la pena de muerte “en un futuro próximo”, una cuestión que en todo caso ya había apuntado meses atrás. Asimismo, ante el presidente de la IDC, el exmandatario colombiano Andrés Pastrana –y también según la información difundida por la prensa-, Obiang mostró su disposición a trabajar para “consolidar nuestra democracia a nivel internacional” y hacer que Guinea Ecuatorial “en un próximo futuro sea un ejemplo de democracia en África”.

La solución a la compleja situación que vive Guinea Ecuatorial no está en manos del Consell Insular de Mallorca, pero sí está a su alcance mostrar su claro y expreso apoyo a un proceso de democratización del país, que debe empezar con carácter urgente.

Por ello, y dada la falta de compromisos específicos, así como la escasa confianza que generan cuatro décadas de violación sistemática de los Derechos Humanos, los partidos con representación en el Consell Insular de Mallorca instamos al presidente de la República Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, a diseñar una hoja de ruta concreta para llevar a cabo con carácter de urgencia la transición democrática que los ecuatoguineanos necesitan y a la que tienen pleno derecho.

El proceso de democratización debería iniciarse con la recuperación inmediata de los derechos civiles de la población y continuar con una evolución del tejido social y económico del país hacia un sistema marcado por la justicia social y el reparto equitativo de la riqueza del país entre sus más de 1,2 millones de habitantes, para lo cual debe contar con la colaboración técnica y económica de la comunidad internacional en general, y de España en particular.

Los partidos representados en el Consell Insular de Mallorca queremos además invitar al resto de instituciones presentes en el archipiélago balear, tanto de ámbito autonómico como insular y local, a hacer suyo este apoyo al necesario proceso democratizador en Guinea Ecuatorial, como forma de conseguir la máxima visibilidad para un problema que durante décadas, y por motivos muy diversos, ha quedado siempre relegado a un segundo plano a pesar de la grave situación que se vive en este país africano.

N,. de la R:
Echamos en falta en esta declaración institucional una mínima referencia al macro-juicio celebrado este año contra unos supuestos golpistas (2017), en el que fueron condenados más de un centenar de personas a largas penas de cárcel y cuyo estado sigue sin conocerse.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal