Joker se pinta la cara. Como tú

Joker

Sin Acritud…
Rafa Díaz (1/11/2019)
Sí, como tú, como yo y como todos. Escondemos tras el maquillaje todo lo que nos duele. Por edad, por pasado, por capacidades.

La diferencia entre el Joker, tú y yo y un montón de gente más es si hay o no catarsis. El momento catártico puede que no haya llegado, sin embargo es real y posible. Hay un destino que se vuelve incontestable por el que la sonrisa de tu maquillaje deja de pintarse con carmín y pasa a pintarse con sangre.

Sólo hace falta levantarse del vapuleo y bailar. Bailar usando la escalera que te obliga a subir y a bajar para lo que quieres hacer. Disparar en la frente a quien te usa como reclamo, al presentador del programa que busca al bufón del día con la fecha de caducidad anterior a la de su estreno.

A Joker le hacemos entre todos. Le hacemos cada día. Le hacemos fomentando la envidia, no queriendo a quien tenemos cerca, no ayudando a quien está al lado e ignorándole a no ser que sea en quien podemos pisar la cabeza para alcanzar el reinado efímero del abuso.

Sí. También eres Joker. También lo soy. También te ríes ante lo que no debes. También me rio de lo que no debo. Pero sin que nos oigan ni nos vean.

Vete a ver la película.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal