‘El Gordo’ admite que Interior compraba datos telefónicos ilegales con fondos reservados

vILLAREJO Y gARCÍA cASTAÑO.

España
Espacios Europeos (8/2/2020)
Reconoce que las empresas de telefonía le daban los datos sin orden judicial para colaborar “con la lucha antiterrorista“.

La Comisaría General de Información de la Policía Nacional pagaba a empleados de las compañías telefónicas para que le entregaran datos privados de sus clientes sin control judicial. Así lo reconoció al menos el comisario Enrique García Castaño, exresponsable de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía en su declaración ante la Audiencia Nacional por la causa del BBVA.

El comisario García Castaño prestó declaración el 23 de marzo del año pasado frente al juez Manuel García-Castellón. Y allí, el alto mando policial reconoció que las compañías telefónicas han entregado a la policía durante años datos privados de sus clientes bajo el pretexto de la colaboración en materia de lucha contra el terrorismo. Datos que según la legislación española solo pueden ser comunicados bajo mandamiento judicial.

Según García Castaño, los responsables de seguridad de las compañías no le pedían las órdenes judiciales por la “relación personal” que tenían con ellos y en base a la “lucha anti-terrorista“. Y aunque en un primer momento negó que se abonara a los trabajadores de dichas empresas cantidad alguna, tras escuchar una grabación hecha por Villarejo donde se hablaba de pagar una iguala de 1.000 euros, reconoció que en ocasiones se abonaban cantidades con cargo a los fondos reservados. “Había gente puntual, por ejemplo los comerciales“, llega a apuntar el comisario. “¿Y esa remuneración la hacían ustedes?” pregunta entonces el fiscal. “La hacíamos nosotros con fondos reservados“, reconoce entonces el alto mando policial, en referencia a la Comisaría General de Información, a la que estaba adscrita su unidad.

García Castaño explicó en el marco de la Operación Tándem que suministró durante años datos confidenciales a su compañero José Villarejo por orden de los distintos directores adjuntos operativos de la Policía, pero que dejó de hacerlo en 2011 cuando confirmó que el principal investigado en la causa grabó el encuentro que ambos mantuvieron con el entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. “El director adjunto operativo me manda que quede con Ignacio González me dice que me va a acompañar Villarejo y me graba la conversación”. En otro momento de sus explicaciones, García Castaño, conocido en el mundo policial con el apodo de El Gordo, niega haber pedido información alguna sobre Miguel Sebastián. “Entonces era ministro. Cómo voy a pedir yo información de un ministro. Además eso está protegido” por las operadoras, explica el mando policial en otro momento de su comparecencia.

García Castaño, imputado en la causa junto a Villarejo, mantuvo en todo momento que nunca le entregó a su compañero en la Policía datos telefónicos sobre las personas que el excomisario investigaba en paralelo para el BBVA. Excepto en una ocasión. Un episodio en el que le solicitaron según su versión los datos de una persona porque el banco había tenido una filtración a la prensa.

Fuente: Niusdiario.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal