La exasesora de Iglesias matiza que el líder de Podemos no destruyó su tarjeta

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante el minuto de silencio por las víctimas de la pandemia del coronavirus. (Pool / EP)

España
Carlota Guindal (30/5/2020)
El juez retiró la condición de perjudicado al vicepresidente del Gobierno después de que Dina Bousselham asegurara que éste le entregó la tarjeta de su móvil robado, inservible.

La exasesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, ha matizado en una carta enviada al juez que el vicepresidente del Gobierno no le entregó su tarjeta del móvil destruida ta y como había dicho en su declaración ante el juez que investiga el ‘caso Villarejo’. Los hechos que se investigan es si el excomisario de Policía participó de alguna manera en el robo del teléfono de la exasesora del líder de Podemos en su etapa en el Parlamento Europeo y se lo hizo llegar a una serie de periodistas para que publicaran parte de su contenido como así ocurrió. Concretamente, se trató de unos comentarios de Iglesias en un chat en el que también participaba ella.

El pasado lunes, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón acordó retirar la condición de perjudicado a Iglesias después de que la semana pasada la Fiscalía Anticorrupción lo solicitara una vez escuchada la declaración de Bousselham y pusiera encima de la esa algunas dudas en la declaración del vicepresidente del Gobierno.

La ex asesora de Iglesias admitió ante el juez que, a través del móvil que le robaron, había compartido con amigos y otros políticos capturas de pantalla del chat de la aplicación de mensajería Telegram en el que participaban distintos dirigentes del partido, incluido el propio Iglesias.

Pero además, explicó que cuando recuperó la tarjeta de su móvil robado, estaba destruida. Resulta que según el juez, y tal y como consta por otras declaraciones, el presidente del grupo Zeta, Antonio Asensio, entregó la tarjeta a Iglesias en 2016. Le dijo que se la habían hecho llegar pero que no iban a publicar su contenido. El juez calcula que por lo menos durante varios meses, Iglesias se queda con la tarjeta de Bousselham hasta que se la devuelve.

El juez concluye, por lo manifestado por la exasesora que éste le entrega la tarjeta inservible. Sin embargo, tras la decisión del juez de apartar a Iglesias como perjudicado contra Villarejo, la exasesora ha remitido una carta al instructor, y a la que ha tenido acceso La Vanguardia.

Contenido personal
En esta explica que una vez que Iglesias le entregó la tarjeta sí pudo acceder a su contenido, en contra de lo manifestado anteriormente. “Debo decidir que inicialmente cuando se me entrega, funcionaba, y comprobé que en su interior estaban contenidos de mi teléfono, y así, yo misma, con el fin de proteger mi intimidad, mi vida familiar y mi relación de pareja, accedí a los elementos de naturaleza más personal e íntimos de éstas, y por ello puedo indicar que inicialmente funcionaba si bien no contrasté ni analice todo su contenido”.

No obstante, ella sostiene que no se trata de haber realizado declaraciones contradictorias “sino haber respondido a lo que entendía se me preguntaba en alguna ocasión”. En la misiva, destaca que fue cuando intentó acceder de nuevo a la tarjeta cuando deja de funcionar, “pudiendo haber quedado la misma afectada y es, a partir de ahí, cuando no funcionaba y no pude volver a acceder, tratando de recuperar la misma por mero interés personal”.

Asimismo, insiste que la tarjeta se le devolvió antes de que se iniciara ningún proceso judicial e insiste que cuando intentó recuperar el contenido de su tarjeta, todavía no había en marcha ninguna investigación al respecto.

Bousselham, la víctima
Es por ello que tratando de recordar hechos tan convulsos y problemáticos para mi personalmente, he indicado que nunca pude acceder a dicha tarjeta, en la medida en que nunca tuve conocimiento o acceso sobre la totalidad del contenido”.

Recuerda al juez que el contenido de su teléfono ha acabado en manos ajenas, producto del robo de su telefono, “lo que me ha provocado problemas personales y familiares habiendo sido yo víctima tanto del robo de información íntima como de exposición pública injustificada”.

Fuente: La Vanguardia.

 





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal