Chilbo, la empresa coreana que fue obligada a salir de Guinea Ecuatorial

Teodoro Nguema Obiang, Teodorín,  visita un buque de guerra  ruso

Guinea Ecuatorial
Espacios Europeos (30/5/2020)
Nos llama la atención que ahora algunas páginas de internet que tratan sobre temas relacionados con Guinea Ecuatorial saquen a relucir, en estos momentos de pandemia, la presencia de Corea del Norte en el país. Y lo hacen con el punto de mira puesto en las empresas forestales y agrícolas que Corea del Norte tenía en Guinea Ecuatorial, al parecer para obtener financiación y moneda extranjera.

Pero poco se ha dicho de las instalaciones militares que países extranjeros tenían o siguen teniendo, por ejemplo, en Moca, Bioko Sur, zona en la que estaba totalmente prohibido acercarse y mucho menos visitar. La zona era inaccesible. ¿Sigue siéndolo? Seguro que sí. Sudáfrica era uno de los países que controlaba ese territorio, se dice que era una instalación militar de seguimiento y control de la navegación.

A través de la empresa Chilbo (Cinco Estrellas), Corea del Norte obtenía divisas que obtenía por la venta de troncos de madera y chapas. Pero la acción de Estados Unidos de bloquear económicamente al país asiático obligó al gobierno de la República de Guinea Ecuatorial  a tomar medidas.

El 2 de julio de 2018, el gobierno guineano, emitió una Nota Verbal, a través de la Misión Permanente de Guinea Ecuatorial ante la ONU, de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de  Naciones Unidas, mediante la cual informaba sobre la aplicación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de 2016 y 2017. En consecuencia, Guinea Ecuatorial informaba a la ONU acerca de las “medidas adoptadas (…) en cumplimiento de las disposiciones…”.

Estados Unidos argumentaba que Corea del Norte utilizaba todos los resquicios legales posibles para obtener financiación exterior, para la producción de “armas de destrucción masiva”. La poderosa maquinaria estadounidense surtió sus efectos.

Las medidas adoptadas por el gobierno de Obiang Nguema fueron inmediatas, todas ellas tendentes a reducir y/o eliminar todo tipo de relaciones con Corea del Norte. Algunas de esas medidas fueron la cancelación de “todas las actividades de la empresa agrícola norcoreana Miramax, instalada en el consejo de poblado de Oveng Cdo”.

En el subsector de bosques y medio ambiente, fueron canceladas todas las actividades de la empresa forestal Chilbo. Las dos empresas liquidaron sus activos y los expatriados (coreanos) retornaron a Corea del Norte.

La empresa china Changxi compró los aserraderos, camiones tractores y demás equipamiento que Chilbo tenía en el consejo del poblado de Milong en Añisork.

Asimismo, las instalaciones de transformación maderera que la empresa tenía en Bome fueron vendidas también a China.

No tenemos ninguna duda de que los servicios de información europeos afincados en Guinea Ecuatorial sabían de sobre que las empresas coreanas, Chilbo y Mirama, se dedicaban a conseguir financiación a través de su actividad forestal y agrícola, empleando para ello a bancos europeos, en concreto uno afincado en Austria.

Estados Unidos ha podido desalojar a Corea del Norte de Guinea Ecuatorial, pero otros países como China y Rusia, mantienen excelentes relaciones con el actual gobierno guineano. No hay que olvidar los acuerdos firmados en noviembre del año pasado entre Rusia y Guinea Ecuatorial y las recientes visitas del Vicepresidente  Teodoro Nguema Obiang a Moscú. Algo a tener en cuenta de cara a la, casi segura, transición política en la excolonia española.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal