El Vicepresidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Nguema Obiang, protagonista de los actos conmemorativos del 3 de agosto de 1979

 

Confía tanto en el pueblo y en las Fuerzas Armadas, que uno de sus guardaespaldas, “blanco”, metralleta en mano, no le abandona un segundo.

Guinea Ecuatorial
Abaha (6/8/2020)
El pasado día 3 de este mes, la Escuela Militar General Obiang de Ekuku, en Bata, fue el escenario de la celebración del 41º aniversario del llamado Golpe de Libertad, eufemismo con el que desde España se bautizó un golpe militar –que resultó muy cruento- para implantar al régimen que persiste hasta hoy dúa.

Antes de que finalizara 1979, los Reyes de España (Juan Carlos I y Sofía) viajaron a Malabo para imponer el Collar de la Orden de Isabel la Católica a Teodoro Obiang Nguema, en agradecimiento por el golpe militar consumado.  Hay que tener presente que a últimos del mes de julio de 2020, el MLGEIIIR (Movimiento de Liberación de Guinea Ecuatorial III República) ha solicitado al Congreso de los Diputados que se le “retire o desposea”  la mencionada condecoración.

Como dicen fuentes oficiales guineanas, este año ha sido la primera vez que el tradicional desfile militar “ha sido remplazado por un acto en formato reducido con pocos espectadores, debido a la pandemia del Coronavirus”. Y por primera vez esa ceremonia ha sido presidida por el Vicepresidente de la República, Teodoro Nguema Obiang, Teodorín, en “representación de su padre”.

Sin el menor decoro, ¡quién se lo habrá escrito!, el vicepresidente de Guinea Ecuatorial dijo, dirigiéndose a la tropa militar, que con el Golpe Militar “se instauró el Estado de Derecho y se devolvió la alegría a los ecuatoguineanos”. No hay duda que aquella alegría no duró más de unos minutos.

Nos ha llamado la atención el mensaje de CORED con motivo del 3 de agosto, emitido por Filiberto Ntutumu Mabale Andem, secretario general de esa coalición política.

Acabo de ver el video del discurso de Teodoro Obiang…  yo no suelo ver la televisión guineana, porque si tienes un corazón sensible te podría provocar un infarto por las mentiras que se dicen en ella.

Pero alguien me ha enviado el video, y he escuchado las palabras que está diciendo ese señor, si se puede llamar de alguna forma, y he llegado a la conclusión de que las palabras de Obiang son palabras insignificantes y de poco valor como nos tiene acostumbrado últimamente. He tomado nota de algunas palabras, por ejemplo, Obiang ha dicho que el pueblo de la República de Guinea Ecuatorial está en deuda con las Fuerzas Armadas.

Primero quiero dejar claro, que lo que él llama Fuerzas Armadas guineanas no las son,  porque si lo fueran hubiesen recuperados los territorios e islotes que se encuentran en manos de los países vecinos. La plaza de Kie ossy, los islotes de Mbañe, Konga y Cocoteros que se encuentran en manos de Gabón y Camerún respectivamente.

Un ejército, unas fuerzas armadas guineanas no pueden solo valerse a la hora de reprimir a la propia población, se suele decir; unas fuerzas armadas, unos militares pueden ser respetados por la población civil enemiga dependiendo de la buena educación y el buen trato de esos soldados y contrariamente un ejército puede estar odiado por su propia población según el trato que dispensan a su población.

Guinea Ecuatorial no debe favor a nadie, ni está en deuda con este ejército, es más las fuerzas armadas guineanas han sido y fueron desde un principio instrumento de represión, tanto durante el régimen que Obiang llama de triste memoria como en su régimen de alegre memoria. Los dos presidentes han utilizado a las fuerzas armadas que en un principio era una institución del estado guineano y lo han convertido en una empresa particular empezando por el aniquilamiento de la cúpula militar existente, trayendo en sus pueblos a hermanastros, primos, sobrinos, tíos y demás familiares para ocupar la cúpula de los tres cuerpos de las fuerzas armadas, incluyendo la policía y la gendarmería.

Las fuerzas armadas guineanas, son los que cavaban pozos en los caminos fronterizos en la selva, colocando lanzas y pinchos dentro y en él perecieron muchos guineanos, mujeres y hombres. Ese mismo ejército es el que fue a quemas Handje, Yenvam-Melén en Momgomo y muchos pueblos de Evinayong. Me pregunto ¿qué favor, que deuda tiene el pueblo de Guinea Ecuatorial con un ejército represor semejante?

Si nada lo impide, en septiembre será el Sucesor in pectore.

Somos conscientes, nosotros, la CORED, y yo en particular, que todavía dentro de las fuerzas armadas guineanas, hay hombres de amor y honor, pero que las circunstancias les obligan a cumplir unas órdenes mal dadas de hecho descartamos la actual cúpula militar, incluido oficiales y subalternos, no valen para nada, quizás los oficiales, suboficiales, clase y tropa, que solo están para cumplir órdenes y no tienen poder para desobedecer. Los oficiales, generales y subalternos son elementos represivos y todos son familiares de Obiang Nguema.

El discurso de Obiang Nguema, está plagado de imbecilidades, de estulticias y estupideces. Un hombre sin credibilidad que acaba de castigar a su pueblo en una cuarentena sin alimentación, ni medicinas ni agua, sale ahora a pedir margen de confianza y que va a desarrollar al país de aquí al año 2035”.

La locución del secretario general de CORED, termina diciendo que “las las palabras de Obiang han sido chorradas, estupideces y necedades”.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal