CODESA

Sáhara Occidental
Espacios Europeos (13/3/2023)
Con fecha, 11 de marzo de 2023, desde el Aaiún ocupado, a través de Oficina Ejecutiva del Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, nos llega el siguiente comunicado que, por su interés, publicamos íntegramente:

El 9 de marzo de 2023, el Tribunal de primera instancia de la Sala penal del Tribunal de  Apelación de Guelmim, aplazó el juicio del defensor saharaui de derechos humanos y preso político Jamal K’reidash al 23 de marzo de 2023.

Este aplazamiento es el segundo después de haber comparecido el 16 de febrero de 2023, arrestado ante el mismo tribunal, que requirió la presencia de una lista de testigos o declarantes para reanudar el debate de este caso. Entre ellos se encuentra el ex preso político saharaui Elmarkhi Abdelkhalik, secretario general de CODESA, que fue detenido y juzgado en primera instancia y en apelación desde 2014 con

penas ilegales de 4 años de cárcel, en la Sala penal del Tribunal de Apelación de Agadir/Marruecos.

Cabe señalar que el defensor saharaui de los derechos humanos Jamal K’reidash fue objeto de una detención política el 1 de octubre de 2022 en la comisaría de policía de la ciudad de Guelmim so pretexto de la existencia de una orden de búsqueda y captura emitida contra él en relación con las manifestaciones que tuvieron lugar durante el período del 23 al 26 de septiembre de 2013 en esta ciudad, tras el asesinato del joven saharaui Rashid Sheen por balas de goma en la ciudad de Asa.

Asimismo, Jamal K’reidash, responsable del Observatorio Saharaui para la Documentación de las Violaciones de los Derechos Humanos, lleva más de 9 años circulando por esta ciudad y otras ciudades sin ser interpelado ni detenido después de que la fuerza de ocupación marroquí pusiera en marcha una serie de detenciones y juicios políticos contra un grupo de jóvenes saharauis. Esto convierte su detención y traslado a prisión mediante un juicio ilegal en una política sistemática mediante la cual la fuerza de ocupación marroquí persigue a defensores de los derechos humanos, blogueros y civiles saharauis por su defensa y participación en manifestaciones pacíficas que exigen el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia.