España, 19-10-2018

Un sector de las bases de Podemos lanza un manifiesto por el ‘No’ a Iglesias y Montero

Irene Montero y Pablo Iglesias.

España
Ana Cabanillas (24/5/2018)
Un sector crítico de las bases de Podemos se ha organizado en torno a un manifiesto en el que piden abiertamente el ‘no’ a la continuidad de Pablo Iglesias e Irene Montero como secretario general del partido y portavoz parlamentaria en la consulta abierta en la organización tras la polémica compra de un chalet de 660.000 euros en la sierra de Madrid. El núcleo duro del partido ha emprendido una campaña a favor para que las votaciones refuercen a Iglesias y Montero. Con esta consulta, impuesta unilateralmente por los dirigentes, rehúye el debate sobre la incoherencia discursiva del partido tras la compra inmobiliaria. Ahora las bases acusan a sus dos máximos responsables de “socializar su error” mediante el plebiscito.

No son las primeras críticas que han despertado estas votaciones dentro de la organización. La pregunta de la consulta no hace referencia alguna al chalet de 268 metros, 2.300 de parcela, piscina, dos garajes y casa de invitados, y sólo plantea dos opciones: pedir la dimisión de Iglesias y Montero o respaldarles, avalando también la compra de la finca, a la que Iglesia“jamás” se ha planteado renunciar. Sólo la corriente de Izquierda Anticapitalista se había pronunciado abiertamente contra la consulta, calificándola de innecesaria y pidiendo que se retirara. Ahora es la militancia la que se ha organizado para mostrar su malestar por la línea personalista del partido.

En un manifiesto titulado No es no y firmado por “los inscritos y militantes críticos de Podemos”, se afirma que “la incoherencia demostrado por Pablo Iglesias e Irene Montero ha sumido a Podemos en una profunda crisis imposible de solucionar con la inminente consulta”, y añade que caben dos opciones: una es que “la pareja quedará en evidencia”, y la otra que se “sacrificará la credibilidad de las bases en su beneficio propio”. “La consulta, además, se pretende hacer sin auditores, sin las mínimas garantías para que los resultados que se obtengan sean mínimamente fiables”.

Añade el texto que la consulta es una “transferencia de responsabilidad” y “todo un chantaje”. “Una huida hacia delante. Es, a fin de cuentas, una consecuencia de haber apostado por el hiperliderazgo en la era de Instagram”. “Lo que está sucediendo dentro de Podemos se aleja demasiado de lo que dijimos que éramos e ilusionó a miles de militantes, inscritos y ciudadanos que confiaron en la fuerza del cambio que sería Podemos”.

En el escrito, señalan que “son ya muchos los motivos para votar NO”, al tiempo que enumeran 13 razones por las que oponerse a la continuidad de sus líderes. Entre los motivos que alegan está el de instaurar un “modelo ultracompetitivo” que genera “interminables batallas internas”; “posicionarse en cada proceso de primarias con las candidaturas afines, olvidando la neutralidad prudente y necesaria que debiera tener la dirección de un partido político”. En este sentido, señala que “la aberrante campaña por el SÍ a través de la secretaría de Organización Estatal es una mancha añadida con abuso de posición dominante”.

Entre los argumentos que da el manifiesto en favor del ‘no’, incluye el de “establecer un régimen disciplinario que castiga la crítica pública, imponiendo una ‘ley mordaza’ mientras se critica la legislación nacional; o el de En este mismo sentido, reprochan a Iglesias y Montero el “haber forzado al grupo parlamentario de Unidos Podemos para que votase junto a PP y Ciudadanos autorizar el compatibilizar el trabajo de diputado con actividades privadas”, y añade que con este movimiento “quedan justificados los ingresos por actividades paralelas” como el sueldo de Iglesias en su faceta de presentador de Fort Apache, lo que, expresa el escrito, “se establece una diferencia con el resto de cargos públicos de Podemos en otros parlamentos”, señala, en referencia a los cargos autonómicos que no tienen acceso a estas compatibilidades.

Las batallas internas son un motivo de peso en el manifiesto, donde se acusa a Iglesias y Montero de “haber tolerado campañas injustas y guerras internas despiadadas dentro de la organización” y de “haber tolerado (cuando no fomentado) purgas internas de personas que no compartían la línea oficial, vulnerando sus derechos fundamentales”. En este sentido, también acusan a la dirección de Podemos de “cargarse la Comisión de Garantías Democráticas porque les llevaba la contraria y poner una a su medida en contra del criterio de muchas comisiones de Garantía Autonómicas”.

Por todas estas razones, continúa, el manifiesto pide “participar en la consulta y votar NO”. “Que sean Pablo Iglesias e Irene Montero quienes afronten las consecuencias de su incoherencia, en vez de intentar escudarse en las bases del partido. La dimisión es un acto individual y voluntario que no debe eludirse entonando la coacción de “o nosotros o el caos”. El escrito también responde a la campaña planteada desde Podemos de plantear a sus bases la disyuntiva entre las “cloacas del Estado” o la continuidad de sus líderes. Una circunstancia a la que también responde el manifiesto.

“Convendría, por salud democrática y mental, diferenciar claramente el impresentable y vergonzoso acoso de la peor prensa del régimen a la vida privada de Pablo e Irene, y las decisiones políticas de estos, suficientes y sobradas para que dejen sus cargos orgánicos. Fusionar ambas cosas es un intento infantil de victimizar un comportamiento político reprobable”. En este punto, el escrito propone también ir más allá de la simple consulta y “promover el revocatorio del actual consejo de Organización Estatal -la ejecutiva del partido-, solicitando para ello una Asamblea Ciudadana Estatal”. Es decir, un Vistalegre 3.

Fuente: El Independiente.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal