España, 17-06-2019

José Félix Tezanos, el ‘brujo’ de Sánchez que cocina el CIS

José Félix Tezanos, el ‘brujo’ de Sánchez que cocina el CIS

España
Javier Castro-Villacañas (10/12/2018)
– Es el padrino académico de la cúpula del PSOE de Madrid, y fue guerrista hasta que Sánchez se fijó en él.
– Desde que está al frente del CIS, el primer director con carné de partido se jacta públicamente de que las encuestas fallan.
– Su método desastroso: dar sobrepeso a ‘la simpatía’ de los votantes, que suele beneficiar a su partido. Pese a la realidad, él no se siente cuestionado.

Acompañándonos a la ópera de Milán a mi hija y a mí, el profesor Needleman, al asomarse por el palco, se cayó al foso de la orquesta. Demasiado orgulloso para admitir que había sido un error, durante un mes seguido fue a la ópera todas las noches y repitió la caída… Al hacerle observar que su postura había quedado clara y resultaban innecesarias nuevas caídas, replicó: «No, unas cuantas veces más. La verdad es que no duele tanto». [‘Recordando a Needleman’, de Woody Allen]

Las letras CIS significan Centro de Investigaciones Sociológicas. Y Tezanos, José Félix (Santander, 1946, casado, con tres hijos y cuatro nietos), es hoy su cuestionado director: el chef que adereza desde el pasado mes de julio, cuando fue nombrado por Pedro Sánchez, sus polémicas encuestas. Y es que, según los sociólogos, cualquier sondeo sobre estimación de voto debe operar con los llamados «algoritmos de ponderación», fórmulas que corrigen para mejorar el resultado de este tipo de investigaciones. Es lo que vulgarmente se conoce como «la cocina de las encuestas».

Ocurre que, en ocasiones, como sucede en el popular programa de televisión ‘Pesadilla en la cocina’, una equivocada dirección al frente de los fogones hace que los platos vuelen por los aires. Así ha acontecido con las últimas encuestas del CIS: en todas ellas el método culinario de Tezanos ha beneficiado de manera exagerada a su partido, el PSOE.

La última ha sido conocida esta misma semana, el miércoles. En ella, a pesar del revolcón que sus pronósticos sufrieron tras las elecciones del domingo anterior en Andalucía (con la pérdida no anunciada del Gobierno por parte de Susana Díaz y la irrupción no detectada de Vox), Tezanos insiste en seguir dando a su secretario general, Pedro Sánchez, una ventaja de 12 puntos sobre su inmediato seguidor, Pablo Casado. A Vox le da menos de un 3%.

Unos pronósticos en los que ya no cree casi nadie. Aunque desde el Gobierno se sigue defendiendo a Tezanos: «El sondeo del CIS no iba tan desencaminado», declaró el lunes el ministro Ábalos, que intentó cerrar la polémica con un lacónico «nadie acertó». Fuentes próximas al director del CIS han asegurado a Crónica que no piensa dimitir. Los que le conocen afirman que es una de las características de su personalidad: no dar su brazo a torcer.

Él mismo, en la página web del PSOE, nos señala datos de su biografía: «Mi compromiso político comenzó durante mis años de estudiante de Derecho y de Ciencias Políticas y Sociología. Participé activamente en el movimiento estudiantil, sufriendo varias detenciones (en mi casa), multas y un breve encarcelamiento en Carabanchel».

Un catedrático que le conoció durante su etapa de estudiante nos transmite una visión diferente del personaje: «Él había nacido en Santander, pero enseguida su familia se trasladó a Madrid. De joven estuvo vinculado a grupos cristianos. Se afilió al PSOE más tarde (en 1973) en la Agrupación Socialista Madrileña liderada por Pablo Castellano. En la facultad fue discípulo del sociólogo de cabecera del franquismo, Salustiano del Campo Urbano. Él le dirigió la tesis y le impulsó en los primeros años de su carrera académica».

Según recoge Eugenio Pordomingo en su libro ‘Fraga, a la búsqueda del poder’, al inicio de la Transición su hermano Javier Tezanos aparece como uno de los integrantes de GODSA, la sociedad mercantil constituida por Manuel Fraga con la ayuda de militares vinculados a los servicios secretos, como fueron en su momento José Luis Cortina, Juan Ortuño, Javier Calderón y Florentino Ruiz Platero. Según Pordomingo, Javier Tezanos estaría dedicado a reorganizar la UGT tras sus años en la clandestinidad.

De lo que más presume Tezanos, como es natural, es de su faceta académica: «Soy profesor e investigador, habiendo publicado 82 libros y dos centenares de monografías científicas sobre temas de Sociología. Soy doctor en Ciencias Políticas y Sociología y, desde que terminé la carrera, he ejercido la docencia en la Universidad Complutense de Madrid, en la Universidad de Santiago de Compostela y en la UNED, donde puse en marcha la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, de la que fui el primer decano».

La faceta docente de Tezanos es incuestionable: «Es verdad que ha vivido siempre en el mundo académico, pero compaginándolo con la política. Para él no ha existido distinción entre su trabajo en la universidad y su militancia en el PSOE. Es cierto que ha publicado decenas de libros, pero la mayoría han sido editados por él mismo, a través de las fundaciones subvencionadas con dinero público en las que ha estado trabajando», comenta otro profesor de Políticas.

Un miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas coincide con la anterior apreciación: «Tezanos ha sido un gestor de publicaciones. Su obra tiene importancia cuantitativa pero no ha dejado referencia científica relevante. Tanto es así que la propia Academia votó en contra de su admisión. Fue en el año 2009, cuando presentó su candidatura Gregorio Peces-Barba. Al perder la votación, Peces-Barba abandonó la Academia presentando una carta donde nos acusaba al resto de académicos de vetar a los del PSOE. Él antes había presentado a Elías Díaz y a Virgilio Zapatero, que tampoco fueron admitidos. Pero en cada votación pasa lo mismo, siempre alguien se queda fuera».

Esta doble militancia académico-política le ha jugado en ocasiones malas pasadas. Como en 2014, cuando uno de sus discípulos, Antonio Romero Lázaro, tuvo que retirar la tesis que había presentado para ser doctor por la UNED y de la que Tezanos era director, por un presunto plagio. Resulta que Romero Lázaro fue número dos de Rafael Simancas en el Partido Socialista de Madrid y representante de este partido en Caja Madrid durante la presidencia de Miguel Blesa.

Él es uno de los 64 condenados por el Tribunal Supremo por el uso fraudulento de las tarjetas black. Romero llegó a utilizar 252.009 euros de la caja y fue condenado a tres años y dos meses de cárcel. Ante el escándalo de Caja Madrid y el del presunto plagio, Tezanos obligó a Romero a retirar su tesis.

Esta relación con el PSOE madrileño, del que Tezanos es un histórico, explica su conexión final con Pedro Sánchez. Tezanos ha sido el padrino académico de la cúpula socialista madrileña: Rafael Simancas, Antonio Romero, Óscar Iglesias… Además, desempeñó un papel fundamental en la candidatura de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE en mayo de 2017: fue uno de los autores del documento ‘Por una nueva socialdemocracia’ que sirvió para que Sánchez recuperara el liderazgo del PSOE.

De ahí nace su enfrentamiento con el que hasta entonces había sido su principal mentor, Alfonso Guerra. Tezanos siempre había sido encuadrado en el sector «guerrista». La pugna entre Susana Díaz y Pedro Sánchez los separó definitivamente. Al ser nombrado Tezanos responsable de Estudios y Programas de la nueva Ejecutiva, su primer objetivo fue hacerse con el control de la Fundación Pablo Iglesias, que presidía su amigo Alfonso. A finales de julio de 2017, Tezanos se hacía con la presidencia de la fundación, de la que tanto le costó dimitir cuando le nombraron director del CIS un año después. Guerra todavía no se lo ha perdonado.

José Félix Tezanos

El ‘método Tezanos’
La particularidad del conocido como método Tezanos, según él, es que no existe como tal. Incluso se jacta públicamente de que todas las encuestas fallan y de que ningún método es fiable.

Tezanos ha dejado de utilizar variables correctoras como el recuerdo del voto, imprescindible según la mayoría de los sociólogos, y únicamente considera dos indicadores: la simpatía y la intención directa de voto. Dos características que históricamente siempre han beneficiado al PSOE. Él ha explicado: «Con este método de proyección se evita eso que se llama cocina. Ahora el CIS recoge lo que opina y dice directamente la población encuestada». Se aplica una regla de tres que se calcula únicamente con los datos directos de voto y simpatía. Y los resultados hacen feliz a José Félix.

Para el presidente del Colegio de Sociólogos y Politólogos de España, Lorenzo Navarrete, «los métodos en Ciencias Sociales se pueden cambiar. A veces se acierta y otras no. Si no se acierta no significa que hayan fallado las encuestas. Una encuesta es como tomarle la temperatura a un enfermo: hoy tiene 37 grados y mañana 39. La temperatura varía y las intenciones de voto también. Pero el trabajo del sociólogo y la toma de temperatura en cada momento es correcta».

Otra de las decisiones polémicas adoptadas por Tezanos nada más llegar al CIS, además de cambiar a todo el equipo directivo, fue la de realizar una encuesta de intención de voto mensual en vez de trimestral. Esto, además de encarecer el gasto del centro, es criticado por muchos expertos, que denuncian el llamado flooding demoscópico: como las encuestas son favorables al Gobierno, lo que se intenta es una inundación de sondeos positivos para el PSOE con el objetivo de alcanzar lo que se conoce como un bandwagon effect: un «efecto arrastre» para que la población haga lo que le señalan las encuestas. «Es marketing electoral. Y ha funcionado hasta ahora», confirma a Crónica un experto en este tipo de trabajos.

Por eso, aunque la realidad le lleve la contraria, Tezanos no se siente cuestionado. Según el sociólogo Javier Gállego: «A Tezanos le cuesta admitir opiniones contrarias a sus proyecciones electorales. Tezanos antepone su particular método de prospección a la lógica demoscópica mayoritaria. Así ha ocurrido cuando he debatido con él. Sus análisis no eran acertados, pero él se ha mantenido firme en su método».

Es el método Tezanos, similar al método Needleman que ya hace años había descrito con acierto Woody Allen.

Fuente: El Mundo.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal