Francia y Alemania exprimen la crisis de España con Argelia en detrimento de Europa

El presidente francés, Emmanuel Macron, en una imagen tomada el pasado 18 de junio en Suresnes. — Gonzalo Fuentes / REUTERS

Internacional
Eugenio García Gascón (26/5/2022)
La crisis del Sáhara Occidental sirve para reubicar la posición de las dos grandes potencias europeas en el Magreb, que aprovechan el boicot argelino a Madrid para repartirse el botín.

No es ningún secreto que la política exterior europea es un desastre en todo lo tocante a la ocupación israelí, Irán y el norte de África, y que eso se debe a que Berlín y París anteponen sus parroquiales intereses nacionales a los del conjunto de Europa, dictando políticas claramente antieuropeas ante las que los restantes miembros de un Club cada día más en crisis tienen que callarse para no disgustar a los mandatarios alemanes y franceses.

Esto ha sido así desde tiempo inmemorial y va a continuar de esta manera mientras París y Berlín mantengan sus cínicas posiciones y obliguen a sus socios a pasar por el aro una y otra vez sin dar una explicación pública, aunque con un lenguaje no verbal claro y entendible. Un buen ejemplo de ello son los escabrosos movimientos que se observan en el Magreb desde hace algún tiempo y que hoy se hacen particularmente transparentes.

El grave error cometido por el presidente Pedro Sánchez con el Sáhara Occidental ha dado el disparo de salida para que otros países se apresten a ocupar el lugar de España. En las últimas semanas numerosas capitales europeas han empezado a tomar posiciones para repartirse el pastel argelino, y entre ellos, además de la vecina Roma, se encuentran Berlín y París, algo que no es mera casualidad.

La torpeza de España con Argelia alza a Italia como centro europeo del gas en medio de la crisis energética
En lugar de ayudar al socio español a superar la crisis con Argelia, Alemania y Francia se han lanzado a la caza y captura de los contratos que hasta ahora tenían las empresas españolas, una indicación de que las dos grandes potencias aplican una política de buitres. Los mismos mandatarios que se desgañitan con toda clase de aspavientos cuando hablan públicamente de la unidad de Europa, en realidad aprovechan con descaro una crisis como la de España y Argelia.

Esta crisis evidencia que Europa anda por mal camino, y puede servir de advertencia no solo a los socios más débiles, sino también al eje París-Berlín de que sus ambiciones están sembrando minas en la construcción de una Europa que quizá sigue siendo necesaria, pero que si nos atenemos a cómo están cambiando las cosas, incluidas las legislativas francesas del fin de semana, es razonable pensar que al continente le esperan profundos cambios entre los que no hay que descartar un desmoronamiento.

No debe ignorarse que la caída de Europa interesa a grandes potencias como Rusia, EEUU o Israel, pero lo más grave en la ecuación es el cínico comportamiento de París y Berlín que no solo no fomenta una unidad europea progresista y solidaria sino que desbarata un sueño que ha durado algunas décadas pero que cada día que pasa es más borroso y precario.

Argelia eleva el tono contra el Gobierno por vincular a Rusia en la crisis diplomática y tilda de “pirómano” a Albares
La crisis del Sáhara Occidental ha provocado un acercamiento de Alemania y Francia a Argelia, pero también cierto acercamiento, todavía demasiado vago, de España a Marruecos, un país que ha demostrado sólidamente, y lo sigue demostrando, que no es un socio fiable. Es como si Madrid hubiera visto que París y Berlín le están quitando los negocios en Argelia sin pestañear y procurara sustituirlos con negocios marroquíes.

El viernes, el presidente Emmanuel Macron telefoneó a su homólogo argelino Abdelmadjid Tebboune justamente para “desarrollar las relaciones” entre los dos países, se entiende que sobre todo será en el ámbito económico, dada la decisión de Argel de congelar las relaciones con España. Es una puñalada a Madrid pero responde de lleno al juego “supremacista” de París y Berlín que los demás estados europeos deben acatar sin protestar.

Argelia condiciona un acercamiento a Madrid a la salida de Pedro Sánchez de la Moncloa, algo que todavía tardará en producirse, de manera que Alemania, Francia e Italia cuentan con un precioso tiempo por delante para suplantar a las empresas españolas, y en eso están. Esta circunstancia revela que Europa anda por mal camino, especialmente ahora que los partidos más extremos de derecha e izquierda acaban de mostrar sus dientes en las elecciones francesas.

El Gobierno llama a la “prudencia” con Argelia mientras verifica con las empresas españolas el alcance de la crisis
París trata de llenar el hueco de España en Argelia justo cuando sus relaciones con Rabat son frías y las visitas de altos funcionarios franceses y marroquíes al otro país están congeladas desde hace tiempo. Macron no ha hablado telefónicamente con Mohammed VI desde hace casi un año, y el rey de Marruecos acaba de estar en París en visita privada sin reunirse con el presidente galo.

El interés de Marruecos
Esta coyuntura explica, según el diario Al Quds al Arabi, que Marruecos ande interesado en relanzar las relaciones con España. Considera que Francia no se ha ocupado de sus asuntos durante la presidencia de la UE en la primera mitad de 2022. Pero conviene insistir en que Rabat nunca ha sido un socio fiable y que sus políticas se han movido bruscamente de un lado a otro cuando lo ha considerado conveniente.

Una política europea unitaria probablemente habría evitado los problemas con Marruecos y Argelia, pero ni París ni Berlín han mostrado el menor interés en ello, sino que dirigen sus acciones en función del rendimiento económico nacional.

Pedro Sánchez parece haber tomado nota y está impulsando la cooperación con Marruecos, como se ve con la adquisición de gas natural en el mercado internacional que llega a Huelva antes de transportarse a Marruecos, que ha perdido el gas argelino también a causa del embrollo del Sáhara Occidental.

El contexto no invita al optimismo a corto, medio y largo plazo.

Al no existir ningún indicio de que París y Berlín quieran cambiar de dirección, y ante los negros nubarrones que se observan tras cada una de las elecciones europeas, lo más probable es todos los europeos pronto acaben pagando un elevado precio por las decisiones de Francia y Alemania.

Fuente: Público.



Lección para la izquierda en Andalucía

19-J: Elecciones autonómicas en Andalucía

España
José Luis Heras Celemín (2175/2022)
Resultados elecciones andaluzas 19-J.
PP: 58 escaños, 43,13% de votos y 1.582.299 votos.
PSOE: 30 escaños. 24,09 % de votos. 883.625 votos.
VOX: 14 escaños. 13,46 % de votos. 493.909 votos.
POR ANDALUCÍA: 5 escaños. 7,68 % de votos. 281.619 votos.
ADELANTE ANDALUCÍA: 2 escaños. 4,58 % de votos. 167.907 votos.
CIUDADANOS: 0 escaños, 3,29 % de votos. 120.848 votos.



Un pato cojo en La Moncloa

La Moncloa

España
José Luis Heras Celemín (15/6/2022)
En democracia, la situación ‘pato cojo’ es la del político que, con sucesor conocido, debe abandonar el cargo. La expresión en política se utilizó por primera vez en 1926 para el presidente USA, Calvin Coolidge al que un periódico de Wisconsin, Appleton Post-Crescent, le dedicó el articulo ‘Hacer un pato cojo de Coolidge’ (Making a lame duck of Coolidge). Según opiniones, el término puede tener orígenes distintos. Uno de ellos es el que recoge el blog ‘Café Steiner’. Según él, apareció en 1761 en la Bolsa de Londres, referida a un especulador con opciones de compra a las que no pudo hacer frente. En un mercado con ‘bulls’ (toros que apuestan al alza) y ‘bears’ (osos que lo hace a la baja), el pato cojo es alguien que no puede seguir al grupo.



Pedro Sánchez cuestionado en medios de comunicación

Sáhara Occidental
Espacios Europeos (11/5/2022)
Varios medios de comunicación han cuestionado en sus editoriales al presidente del Gobierno después de suspender Argelia el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España, además de ordenar a sus bancos congelar las operaciones de comercio exterior con España, tras reafirmar Pedro Sánchez su giro sobre el Sáhara Occidental y apoyar



Ministro Perejil como indicio

Bolaños y Olona.

España
José Luis Heras Celemín (31/5/2022)
‘Ministro Perejil’ es un invento de Macarena Olona, diputada de Vox en el Congreso de los Diputados, que usa como burla, puro pitorreo, contra el ministro Bolaños. En el Diario de Sesiones está recogido varias veces.



El Gobierno de España, PSOE  e IU-Podemos, envía misiles y militares a Letonia, frontera con Rusia

Jens Stoltenberg y Pedro Sánchez de paseo lúdico por la finca toledana de Quintos de Mora. Foto Moncloa.

España/Internacional
Espacios Europeos (29/5/2022)
El gobierno español, formado por el PSOE, Izquierda Unida (IU) y Podemos, envía más baterías de misiles y militares a Letonia, pis que es frontera con Rusia. De esta forma, aparte de la petición de que la OTAN “monte” una base militar en las Islas Canarias, el gobierno presidido por Pedro Sánchez, trata de halagar a Estados Unidos (Biden) y a la OTAN.



PSOE y Podemos evidencian su choque: votan diferente siete acciones de política exterior

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados

España
Jesús Ortega (28/5(2022)
Una moción del PP provocó la división en el voto de los socios de coalición respecto a Ucrania, la cumbre de la OTAN, el Sáhara y el asilo a opositores venezolanos.



Yolanda le puso el nombre: «Sumar»; e insurgente el apellido: «Para el PSOE»

Yolanda Díaz

España
Espacios Europeos (22/5/2022)
No será «Frente Amplio» el nombre que tenga, lo que sus círculos llaman todo lo que hay a la «izquierda del PSOE». Lo de Frente le recordaba a Yolanda al Frente Popular, a lucha de clases y enfrentamiento con el fascismo, nada que ver con nuesta amada U.E, y lo de Amplio a demasiado grande para un proyecto tan «sumamente» personalista. Así que mejor «Sumar», a ver si los números de los sumandos dan y puede repetirse el gobierno socialdemócrata que tanto excita al progrerío patrio, empezando por los dos sindicatos amigos que garantizan paz social a cambio de pasar por caja.



Sáhara Occidental: Pasado, presente y…

Sáhara Occidental: pasado, presente y….

Sáhara Occidental
Espacios Europeos (20/5/2022)
Como ya conocen nuestros habituales lectores, esta conferencia-debate estuvo programada para el día 28 de abril, pero se tuvo que suspender por coincidencia en la fecha de la celebración de un Pleno Municipal del Ayuntamiento de Galapagar, de acuerdo con la decisión de la Concejalía de Educación, Cultura, Recursos Humanos y Régimen Interior.

Subsanada esa cuestión, se nos concedió una nueva fecha para la celebración del mismo acto, que a continuación facilitamos:

El próximo viernes, 27 de mayo, a las 19 horas,  la Tertulia Espacios Europeos ha organizado una Conferencia-Debate en la Biblioteca Municipal ´Ricardo León ´de Galapagar, en la que participarán: Abdulah Arabi, Delegado de la RASD y el Frente Polisario para España, Cristina Martínez Benítez de Lugo, miembro de WSRW (Western Sahara Resource Watch España) y del Movimiento por los Presos Políticos Saharauis y Alisalem Sidi Zein, Delegado de la RASD y el Frente Polisario para Madrid.



Pedro Sánchez, la regla y la ruina de las pymes

Irene Montero, Ministra de Igualdad

España
Jesús Cacho (16/5/2022)
No lo sabíamos. El ser humano lleva siglos habitando sobre la superficie de la tierra y hasta que no apareció ella en nuestras vidas, hasta que ella no empezó a protagonizar algunos de sus despampanantes descorches desde la tribuna del Congreso de los Diputados, no sabíamos que la mitad, más o menos, del género humano suele sufrir todos los meses, más o menos, eso que en términos médicos se llama menstruación, período o regla (“evacuación periódica de sangre procedente del útero, en la mujer y algunos mamíferos hembras“, según define el término, en su acepción sexta, doña María Moliner en su glorioso diccionario), y que muchas de esas reglas pueden ser entre molestas y dolorosas, incluso muy dolorosas. Durante generaciones, las mujeres españolas, nuestras madres sin ir más lejos, se las apañaron como buenamente pudieron para soportar esa adversidad sin aspavientos, y ninguna dejó nunca de atender, en aquel país pobre de solemnidad que nos interpela a una distancia de apenas 50 años, a su familia; ninguna, en aquella España rural depauperada donde no había agua corriente, ni cuarto de baño, ni compresas, ni Cristo que lo fundó, ninguna, digo, dejó nunca de hacer camas, barrer suelos, preparar comidas para una prole numerosa, remendar calcetines, ir al río a lavar pañales a veces rompiendo el hielo de enero con el banco de madera… A pesar de la regla, ninguna dejó nunca de dar amor a los suyos.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal