España, 22-04-2019

La propuesta queda en entredicho: Las lagunas de la campaña del superávit para Sanidad de Feijóo

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Galicia (España)
Espacios Europeos (15/4/2019)
La Ley 2/2011 de 16 de junio de disciplina presupuestaria y sostenibilidad financiera, aprobada por el PP en el Parlamento gallego en 2011 limitaría las pretensiones del presidente gallego.

La campaña iniciada por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha saldado con un ‘sí’ del Gobierno a que las CC.AA. puedan gastarse su superávit en sanidad y otros gastos sociales.

Sin embargo, el portavoz del grupo parlamentario del PSdeG-PSOE, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha sacado los colores al jefe del Ejecutivo gallego en el debate parlamentario de esta semana recordándole que el propio PP aprobó en la Ley de Presupuestos, concretamente en la Disposición Adicional 116, que estos gastos están circunscritos tanto a la reducción de los gastos recurrentes o al incremento de ahorros y solo contempla como excepción las denominadas Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS).

Feijóo ha estado reclamando poder invertir el superávit en Sanidad cuando la vigencia de una ley aprobada por su gobierno en 2011 lo imposibilitaría
Leiceaga
comparó a Feijóo con el “Quijote que lucha contra los molinos de viento que no son reales” al reclamar el desbloqueo del superávit para la sanidad en contra de la Ley 2/2011 de 16 de junio de disciplina presupuestaria y sostenibilidad financiera, una ley aprobada por el PP en el Parlamento gallego en 2011. Así lo dijo en el debate de una Proposición no de Ley del grupo socialista para desbloquear el superávit, que fue rechazada por el PP.

El grupo parlamentario socialista reclamó con esta iniciativa flexibilizar las limitaciones a la disposición del superávit para reforzar el gasto sanitario, así como impulsar “un Plan anual de mejora de la atención primaria que garantice en tres años a recuperación de 190 millones de euros y proceda a reforzar, con la máxima urgencia, los fondos destinados a la sanidad en el presupuesto para 2019, con un importe mínimo de 60 millones de euros”.

¿UNA CORTINA DE HUMO DE FEIJÓO?
El líder socialista indicó que “los principales obstáculos para la no utilización del superávit en materia sanitaria se encuentran en su propio partido y en su propia Ley de Disciplina Presupuestaria de la Xunta aprobada en 2011″. Esta norma sigue vigente y establece que el superávit debe destinarse para reducir el déficit del ejercicio anterior o para reducir el endeudamiento de las CCAA.

Fernández Leiceaga acusó a Feijóo de “llevar a cabo una operación de marketing que destaca por su propia hipocresía” y le advirtió de que “su cambio de opinión en la utilización del superávit no elimina la Ley Montoro–Rajoy aprobada por su propio partido”.

Fuente: consalud.es.


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal