El Rey defendió en Cuba los DDHH, lo que no hizo en Marruecos, ocupante del Sáhara Occidental

El Rey Felipe VI con Raúl Castro.

Sáhara Occidental
Espacios Europeos
(20/11/2019)

  • Felipe VI se refirió a los derechos humanos y a la democracia en su viaje a Cuba, palabras que estuvieron ausentes en la visita que hizo a Marruecos en febrero de este año.
  • El Sáhara Occidental está ocupado por Marruecos, denunciado por violación de los DDHH en la excolonia española por Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW), el Centro Robert F. Kennedy (RFKC) y la Red Euromediterranea de Derechos Humanos (REMDH).

El Rey Felipe VI  defendió en su viaje a Cuba la democracia y los derechos humanos, lo que no hizo en otro viaje oficial: el que realizó en febrero de este año a Marruecos, país que ha sido denunciado por las principales organizaciones internacionales de DDHH por las violaciones que comete en el Sáhara Occidental, territorio que invadió a finales de 1975 tras el abandono de España.

Las violaciones de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos han sido denunciadas por Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW), el  Centro Robert F. Kennedy (RFKC)  y la Red Euromediterranea de Derechos Humanos (REMDH).

Los medios de comunicación españoles destacaron las palabras de Felipe VI que dijo en la cena que ofreció el 13 de noviembre al presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, que “es en democracia como mejor se defienden los derechos humanos”.

Así, por ejemplo, ABC publicó que el Rey hizo “una contundente defensa de la democracia, los derechos humanos, la libertad y la dignidad”; La Vanguardia apuntó que Felipe VIno perdió la oportunidad para pedir cambios en la isla”; para El Mundo el Rey no rehuyó ningún asunto, “consciente de la importancia de su presencia en la isla y de la trascendencia de sus palabras o gestos”; El Periódico reseñó que el Rey subrayó que es el propio pueblo cubano el que debe decidir sobre su futuro porque “los cambios en un país no pueden ser impuestos” y El País informó que fuentes gubernamentales habían admitido que Felipe VIno podía visitar Cuba sin hacer un alegato en favor de la democracia”.

La mayoría de los medios españoles titularon con la defensa de los DDHH  por parte del Rey en Cuba, defensa que no hizo cuando viajó en febrero de este año a Rabat, donde habló ante la colectividad española en Marruecos y en un acto económico empresarial hispano marroquí, además de asistir a una cena de gala con Mohamed VI, sin discursos.

En sus intervenciones, Felipe VI no pronunció las palabras derechos humanos ni democracia, en contraste con lo que dijo en Cuba:

– “Las bases del Derecho Internacional, la concepción de los derechos humanos universales, el debate sobre la guerra justa, fueron aportes que dieron origen a lo que conocemos como la Edad Moderna”.

-“Es necesaria la existencia de instituciones que representen a toda la realidad diversa y plural que existe de los ciudadanos; y que estos puedan expresar por sí mismos sus preferencias y encontrar, en esas instituciones, el adecuado respeto a la integralidad de sus derechos incluyendo, entre ellos, la capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación o de reunión”.

-“Los españoles hemos aprendido que es en democracia como mejor se representan y se defienden los derechos humanos, la libertad y la dignidad de las personas, y los intereses de nuestros ciudadanos”.

CEAS pidió a Felipe VI la defensa de los DDHH ante Mohamed VI
Antes del viaje a Marruecos, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) se dirigió a Felipe VI para decirle que era una gran ocasión “para defender ante Mohamed VI los derechos humanos de activistas saharauis que están presos en cárceles marroquíes, con penas de hasta cadena perpetua”.

Ud. que ha aludido en numerosas ocasiones a la defensa de los derechos humanos, tiene ahora la oportunidad de referirse al Sáhara Occidental, donde se violan sistemáticamente con el silencio cómplice de España”, escribió CEAS al Rey, al que recordó la responsabilidad de España en este conflicto .

Volviendo a Cuba, el todavía ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, afirmó que Felipe VI dijo allí “todo lo que tenía que decir” y que su defensa de la democracia y los derechos humanos la planteó de forma “cortés y cooperativa”.

Al ser preguntado por los periodistas por qué el Gobierno español no defiende también la democracia de forma expresa cuando visita países como Marruecos o China, Borrell respondió: “Cuando vayamos, ya veremos lo que decimos”, olvidando, o no queriendo recordar, que estuvieron en Marruecos en febrero de este año y no se habló ni de democracia ni de derechos humanos.

N. de la R:
Este artículo de Alfonso Lafarga se publica con la autorización de Contramutis.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal