El mensaje de Filiberto Obama Esono, secuestrado en la Republica Centroafricana

Filiberto Obama Esono

Guinea Ecuatorial
Espacios Europeos (6/6/2020)
Hace varios días recibimos de Filiberto Obama Esono, pero in amigo suyo nos recomendó a posponer su publicación pues había sido detenido de nuevo en Guinea Ecuatorial y su vida podría peligrar. Hoy hemos tenido conocimiento de que fue liberado, llegó a Bata y desde allí salió del país en busca de libertad. Parece que lo ha conseguido aunque sus condiciones de vida no sean las más óptimas. Esperemos que dentro de poco pueda regresar a su país, Guinea Ecuatorial, y gozar del nuevo amanecer que se vislumbra.

Su mensaje, dirigido a Eugenio Pordomingo Pérez –del que no hemos quitado ni añadido nada -director de esta publicación, es el siguiente:

“Por medio de la presente, me dirijo a usted con el objeto de facilitar una breve declaración sobre lo sucedido en la capital de Centro África, Bangui. Así como el ingreso en la prisión de “Oveng Aseg” de Mongomo.

El día 2 de Septiembre, he sido detenido en un control de identidad en la Republica de Centro África. Donde, las autoridades de Bangui se apropiaron de mi documento de las Naciones Unidas para los refugiados políticos “UNHCR” con sede en Mauritania. Después de mucha confusión, el comisario “Thierry Danangue Lheu Berang” ordenó a sus súbditos conducirme hasta su despacho para algunas preguntas:

Después del acceso a su oficina, el Sr. Comisario  “Thierry Danangue ” procede con sus preguntas…

Hola joven, ¿cómo estás?, -le respondo-, “estoy muy mal”. Entonces, él me pregunta, “¿por qué te sientes mal?”. Le respondo, “por qué me tenéis detenido a pesar de gozar de la Protección internacional“. Entonces, le pregunto. “¿Sabes que soy activista?”; él me responde, “SI”. Entonces, le vuelvo a preguntar, “¿por qué me tienes detenido?”. Él responde, “porque eres revolucionario, tu luchas por tus objetivos. Yo, por la mía… Por otra parte, debes entender que Centro África tiene muy buenas relaciones diplomáticas con la persona que tu criticas. Por lo que, nos ofrecen buenos “sobres” para capturar a gente como tú. Ahora llamare a los responsables de tu embajada, ellos nos pagaran por tu captura y nosotros te dejaremos a tu suerte. Hagan lo que hagan contigo es tu problema, son las consecuencias del activismo…”

Entonces, el comisario procede con llamar al embajador. Él envía un representante que llegó en la comisaria lo más rápido posible. Procedió con algunas preguntas, entre ellas, “¿QUIERES VOLVER A GUINEA ECUATORIAL?”. Entonces, le respondo que “NO“… Moralmente, estaba completamente destrozado. Cuando el representante del embajador sale de la oficina, entonces le vuelvo a decir al comisario que no quiero volver por, que me van a torturar, incluso matar.

Entonces, él me dice, “no te preocupes. Si me pagas más de lo que ellos me pagan quizás consiga liberarte”.

En la tarde del día 19 de Septiembre del año en curso (2019) sobre las 17 horas de la tarde, viene un policía y me dice, “ESTAS LIBRE. Te llevaré a la oficina de los refugiados, “UNHCR”, para que ellos te envíen en tu país de Asilo que es Mauritania”.

De repente, el coche se dirige a la embajada de Guinea Ecuatorial, descubriendo el engaño, le sugiero al policía que me custodia, “QUIERO ORINAR“. Él me concedió el permiso, una vez fuera del coche, salgo corriendo y todos comenzaron con la persecución hasta entregarme a la policía. Entramos a la embajada, todo estaba coordinado y el avión estaba volando con dirección a Bangui. Un avión privado de estos, Falcon 900, el mismo que utiliza Teodorin Nguema Obiang. De inmediato, me trasladan al aeropuerto, donde esperamos la llegada del avión que llega con algo de retraso.

Justo cuando llega el avión, sobre las 18:45 minutos, se corta la luz del aeropuerto, situación que demora la entrega. Llamaron al ministro para informarle sobre la situación. El mismo ministro ordena que el avión despegue sin luces. Tuvimos que salir sin luces en el aeropuerto, he oído al embajador hablar sobre dinero con el comisario “Thierry Danangue Lheu Berang“, estoy seguro que le pagaron al comisario por mi entrega.

Después de subir en el avión, me colocaron dos esposas. En principio, la azafata de nacionalidad griega no estaba de acuerdo a que me colocaran las esposas, aunque, los esbirros del gobierno la echaron una mirada y ella acabó por aceptar, los esbirros del régimen llevaban una chaqueta negra y bien armados. El piloto del Falcon 900 es un francés. Salimos de Bangui sobre las 19, 50 minutos de la tarde y llegamos a Mongomeyen, la capital de Mongomo. Sobre las 21,30 de la noche, me tuvieron todo momento con las esposas, después del aterrizaje, aparecieron tres coches llenos de militares, subieron al avión, me quitaron las esposas que llevaba y me pusieron otras, me taparon la cara con una camiseta y me llevaron a rastras hasta el coche.

Cuando llegamos a la prisión, me llevaron a una celda que está a dos pisos bajo tierra. Después me hicieron algunas preguntas, me quitaron las esposas, para hacerme vestir el uniforme rojo de prisionero. Después de tres semanas en la prisión, me quitan de la celda alegando que debo ser interrogado por unas personas enviadas por el presidente. Durante el primer interrogatorio, me taparon los ojos con un trapo y me pusieron las manos por detrás con las esposas bien sujetas, me trasladaron a una sala y procedieron con el duro interrogatorio, siempre con los ojos vendados y luego de terminar me tildan de “REBELDE“.

En el segundo interrogatorio, me dicen que es mi última oportunidad, porque pueden matarme ahí y enterrarme sin que nadie lo sepa. El que me interroga siempre me decía que  él es Juez y sus dos acompañantes son los vocales. Al mismo tiempo a la hora de ejecutar, él se convierte en Sacerdote y los dos que le acompañan se convierten en los monaguillos, tienen incluso Biblia, se me mata ahí y se me entierra y nadie sabía nada, por lo que debo hablar…

En el tercer interrogatorio, vienen con un equipo de torturadores, disponían de tres hierros, una pata cabra, un tubo y varios trapos, con una porra eléctrica. Me obligaron concederles la contraseña de mi Facebook y citar nombres. En todo momento decía que no sabía nada, entonces, llamaron al equipo de tortura. Me ataron los pies y las manos por detrás, colocaron dos hierros por medio y la patacabra entre las piernas. Pusieron esposas en las manos y las piernas, taparon mis ojos y procedieron con la tortura. Me colgaron hacia arriba mientras uno de los policías me torturaba con la porra eléctrica. La tortura duro unos “55minutos” y me amenazaron con meterme dentro del horno. La tortura fue tan brutal que perdí el conocimiento y la sangre de mi pierna izquierda se paralizó. Las esposas engancharon con mis venas y mientras seguía colgado me seguían torturando con la porra eléctrica hasta cuando les concedí la contraseña de mi Facebook.

Después de todo, tergiversaron todas mis declaraciones cambiando algunos papeles y me acusaron de emigrar a “Centro África” para la adquisición de armas y municiones así como la reclutación de terroristas para proceder con un golpe de estado en Guinea Ecuatorial. Y estoy siendo financiado por opositores en el exilio, no hicieron pública dichas acusaciones, simplemente firmé dichos documentos y lo tienen ahí reservado para sus estrategia política. Son los documentos que el ministro de seguridad exterior le entregó al ministro de información Eugenio Nze Obiang.

El día 13 de Octubre he sido puesto en libertad por decreto presidencial. El día 19 vuelven a detenerme para ingresarme en la “Cárcel de Nkuantoma”. Donde he permanecido unas cuatro semanas sin comida ni agua. Después, tenían previsto trasladarme a Malabo para seguir con el caso. Entonces, empecé a moverme hasta conseguir una forma de salir fuera del país y proceder con la petición de asilo político en un país seguro….

Mi libertad obedece a una estrategia política, quieren capturar más personas. El plan es trasladarme a Malabo para estar más controlado. En cualquier momento ingresarme en la prisión de “Black Beach” y eliminarme sigilosamente.

Ahora no puedo vivir en el país porque me siento vigilado y perseguido… Si vivo dentro del país me van a matar por lo que estoy obligado a solicitar el asilo político en un país democrático.

N. de la R:
Filiberto Obama Esono
, es un joven activista de los derecho humanos, estudiante y bloquero.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal