“Toque de queda” en Guinea Ecuatorial

Lanzamiento de paracaidistas.

Guinea Ecuatorial
Abaha (9/2/2021)
A través del decreto número009/2021, de fecha 8 de febrero del presente año, la dictadura guineana adopta nuevas “medidas complementarias para la contención de la Epidemia del COVID-19 en la República de Guinea Ecuatorial”. Los “considerandos” son varios, entre ellos, “la evolución de la Pandemia del COVID-19, los casos activos de infectados, la agresividad del crecimiento de la pandemia y constatación de un crecimiento de la curva epidemiológica de la pandemia en el país en su segunda ola de contagios”, es por lo que la “protección y salvaguarda de las vidas de la población, se impone adoptar nuevas medidas complementarías para reforzar la contención de la epidemia del COVID-19 en la República de Guinea Ecuatorial”.

En consecuencia, el gobierno guineano procede  al “confinamiento adoptado en el Plan General de la Lucha contra el COVID-19”. Algunas de esas medidas son que los “vuelos comerciales quedan restringidos (…) el Transporte Marítimo Nacional queda restringido a un viaje por semana (…) en los Centros Escolares se procederá a una evaluación inicial y periódica por un Comité mixto (…) el toque de queda será a partir de las 19 horas hasta las 6 horas de la mañana del día siguiente (…) suspendidas las celebraciones de bodas, bautizos, primeras comuniones y otros sacramentos que pueden llevar a la aglomeración de personas (…) obligación de respetar las medidas promulgadas en establecimientos públicos y privados (…) obligación de realizar la PCR…”

Lo más importante a tener en cuenta de ese decreto es que el gobierno ha promulgado que el “periodo de vigencia del Presente decreto será indefinido desde su publicación por los medios Informativos Nacionales hasta que el estudio de los Comités Técnico y Político contra la Pandemia del COVID-19 estimen que la curva epidemiológica haya descendido a los niveles requeridos para reducir las medidas de confinamiento contenidas en el presente Decreto”. Para más información sobre este decreto consultar Aquí.

Obiang Nguema sigue, a pesar de todo, en la brega.

 

Y lo que oculta ese decreto, el verdadero motivo del mismo, es el pavoroso miedo de la dictadura a la posibilidad de que se lleven a cabo “acciones exteriores”.  La prueba es la compra de armamento a China, y la financiación de algún grupo mercenario europeo que nada más llegar a  tierras centroafricanas constato la dificultad de acabar con la guerrilla imperante. Ahora Chad y Centro África son los enemigos.

A través de ese “toque de queda”, el gobierno podrá seguir con su política de opresión sobre el pueblo guineano y continuar con la “limpieza familiar y tribal”, desposeyendo de cargos a los que considera enemigos, toso ello bajo el simulacro de luchar contra la corrupción.

Sin salario, sin una sanidad pública eficiente, sin medios económicos para comprar alimentos ni mascarillas y un largo etcétera de carencias, el pueblo guineano soporta estoico la situación a la espera de la llegada del MANÁ en la forma que sea.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal