La pobreza severa en España llega a los 6 millones de personas

España
Espacios Europeos (20/1/2022)
La mala gestión de nuestra clase política, unida a la crisis provocada por la pandemia ha provocado un impacto social preocupante así como una profunda huella en las condiciones de vida y niveles de integración de millones de personas.

La culpa no es solo achacable a la pandemia de la COVID-19, pues toda Europa se ve afectada por ese maldito virus, pero es en España donde ha causado más destrozos sociales. Y no hay duda que la gestión política tiene mucho que ver.

Las cifras de paro, sobre todo en la juventud, sitúa a España en el segundo país europeo, la lista la encabeza Grecia.

En 2021, año y medio después del estallido de la pandemia causada por la COVID-19, 11 (ONCE) millones de personas se encuentran en situación de exclusión social y, por primera vez desde 2007, las personas en exclusión severa superan los seis millones, con un incremento de casi dos millones respecto al año 2018.

Estos datos, los recoge el informe Análisis y Perspectivas 2021, realizado por Cáritas y la Fundación FOESSA, que analiza el alcance de la pandemia en la cohesión social en España. De “impacto desolador y muy preocupante” califica este informe a la situación que se vive en España.

Los más afectados han sido las familias con niños, niñas y adolescentes en su seno. Tener niños menores es una carga muy importante, sobre todo cuando no hay apoyos familiares. Esa es una de las causas de que nuestro país sea el que menos crecimiento democrático padece. Un sector muy afectado por la crisis actual son los migrantes.

El 25% de los hogares atraviesan graves dificultades en la dimensión del empleo; por las situaciones de desempleo, pero también por la realidad de un mercado laboral cada vez más precarizado y donde obtener un trabajo digno es cada vez más difícil; todas ellas situaciones que conllevan una realidad de ingresos bajos e insuficientes, en particular para el acceso y mantenimiento a una vivienda y suministros domésticos, que conforman la 2ª dimensión de exclusión y derechos humanos vulnerados, y que afectan al 24% de hogares”, recoge en uno de los párrafos. Por otro lado se encuentra la inestabilidad en el empleo y los bajos salarios.

Otro factor es la “pobreza severa”, que se “eleva hasta el 30%, triplicando el nivel de afectación del conjunto de la sociedad”.

La llamada “brecha digital” –carencia de acceso a la red- es otro factor de exclusión social, sobre todo en los más jóvenes.

Las relaciones sociales se ven, asimismo, afectadas, por las tensiones que se originan por todas estas carencias.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal