Isabel Díaz Ayuso

España
Fernando Asunción (17/2/2022)
Desde el Ayuntamiento se habría encargado obtener información sobre el hermano de la presidenta autonómica, Tomás Díaz Ayuso, y su relación con la adjudicación de un contrato para la compra de mascarillas durante la primera ola.

Un ‘secreto a voces’ en la guerra entre Génova y Sol que circulaba por Madrid desde noviembre -y que este medio publicó el día siete bajo el título «El PP se suicida: busca trapos sucios de Ayuso, Almeida, MAR…»– estalla ahora con toda su fuerza fruto de una filtración. El supuesto encargo de espionaje se habría realizado desde Génova a la empresa de detectives Grupo Mira, corporación dedicada a este tipo de labores. El objetivo: el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, según adelantaba El Mundo.

Según la información, la presidenta habría sido informada supuestamente por un «ex alto cargo popular» a finales de año de que, desde el Ayuntamiento de Madrid y concretamente de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo, se habrían puesto en contacto con la agencia de detectives para intentar probar la relación entre el hermano de Ayuso, Tomás, y la adjudicación de un contrato de mascarillas de urgencia por parte de la Comunidad para el pabellón 10 de Ifema.

La agencia de detectives asegura que rechazó la pretensión y nunca llevaron a cabo las gestiones. Por su parte, el Ayuntamiento -que habría tenido conocimiento del ‘encargo’ por boca de la propia Ayuso que se lo comunicó a José Luis Martínez Almeida en diciembre – inició una investigación interna con careos en la EMVS. También se revisaron las cuentas y los contratos menores, y la conclusión es que no hay constancia de tal encargo ni se produjo pago alguno.

Datos del hermano de Ayuso
El objetivo era obtener extractos de la cuenta bancaria personal del hermano de la presidenta madrileña, Tomás Díaz Ayuso, que demostrasen que el Ejecutivo regional concedió a la empresa Priviet Sportive S.L., relacionada con el hermano de la presidenta regional, un contrato valorado en algo más de un millón de euros para la compra de mascarillas FFP2 y FFP3.

Según El Mundo, se estaría buscando con este espionaje si el hermano de la presidenta regional habría recibido alguna comisión por su labor como intermediario en la adjudicación del contrato. Por su parte, El Confidencial señala directamente a Ángel Carromero, mano derecha del alcalde, como el instigador supuesto de toda esta operación.

Tras conocerse las informaciones, el Partido Popular emitió un comunicado desmintiendo «tajantemente las informaciones publicadas en relación a una supuesta investigación sobre los contratos sanitarios adjudicados por la Comunidad de Madrid«. Asimismo ha señalado que «tomará las medidas judiciales oportunas ante estas falsedades«.

El pasado mes de noviembre ya se contaba en Vozpópuli la intención del Partido Popular de destapar los ‘trapos sucios’ de algunos algunos de sus dirigentes como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y de Díaz Ayuso.

La información se filtra ahora horas después de que tuviera lugar el comité ejecutivo nacional del PP en Génova para valorar las elecciones de Castilla y León y en la dirección de los populares se recriminara a Sol que rompiera la «tregua» reclamando, a través de su portavoz, Enrique Ossorio, la celebración del congreso de Madrid. El alcalde Almeida ha convocado a los medios a primera hora de la mañana de este jueves para dar su versión sobre la información.

Fuente: Vozpopuli.