La Liga para la Protección de los Presos Saharauis en cárceles de Marruecos actualiza el listado

Movimiento de Presos Políticos Saharauis

Sáhara Occidental
Espacios Europeos (4/10/2022)
La Liga para la Protección de los Presos Saharauis en cárceles marroquíes actualiza el listado de presos, denuncia las múltiples violaciones a que son sometidos, se centra en el rol de los médicos de las cárceles, y pide un relator especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio no autónomo del Sáhara Occidental ocupado por Marruecos. Esta petición ha sido recogida por el Movimiento de Presos Políticos Saharauis.

En la actualidad hay 41 presos políticos saharauis en cárceles marroquíes; 34 de ellos en territorio marroquí, un incumplimiento más del derecho internacional humanitario.

En relación con este asunto, el MPPS ha dirigido una carta al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que ha coincidido con la concentración de los lunes ante el Ministerio.

El contenido de la carta, en la que se pide “un relator de derechos humanos, firmada por Cristina Martínez Benítez de Lugo miembro del Movimiento por los Presos Políticos Saharauis, es el siguiente:

“Excmo. Sr. ministro,
Sóo 7 presos políticos saharauis cumplen condena en los territorios ocupados del Sahara Occidental.

Es lo que indica el listado elaborado por la Liga para la Protección de los Presos Saharauis en las Cárceles Marroquíes, actualizado a septiembre y que establece el número de presos políticos saharauis en 41.

Estos 7 primeros presos cumplen un total de 16,5 años.

Los demás presos políticos saharauis, encerrados en cárceles del territorio marroquí, cumplen nueve cadenas perpetuas, tres condenas de 30 años, cinco de 25 años, cuatro de 20 años, dos de 15, una de 12 años, seis de 10, una de 5, otra de 2 años y una de 8 meses. Un preso lleva un mes encarcelado sin condena.

El artículo 76 del IV Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de Guerra empieza así: “Las personas protegidas inculpadas quedarán detenidas en el país ocupado y, si son condenadas, deberán cumplir allí su castigo”, es decir, en los territorios ocupados del Sahara Occidental. El caballo de batalla de los presos políticos saharauis es que se cumpla este artículo y que las familias no tengan que desplazarse mil y pico kilómetros desde el Sahara Occidental ocupado hasta Marruecos. Son viajes duros, en autobús, que es lo más barato, teniendo quizá que hacer noche para realizar el transbordo al pueblo donde está la cárcel, dejando a los niños en casa y esperando que, con suerte, les dejen pasar y ver a sus hijos.

Hablamos de un número de presos y de condenas. Detrás de estas cifras están las personas. Cada nombre de este listado arrastra una historia de torturas, de condenas injustificables, de dignidad ante el opresor, de defensa pública de sus derechos, de sufrimiento, de familias destrozadas, obligadas además al silencio por las represalias, de amigos y paisanos que les muestran cariño o solidaridad, y que son masacrados.

Siguen ahí, padeciendo todo tipo de sevicias, ante la mirada impasible de la comunidad internacional, que sí se estremece ante según qué ocupación.

La misma Liga para la Protección de los Presos Saharauis en las Cárceles Marroquíes ha tenido hoy una intervención en Naciones Unidas, en Ginebra, en la 51 sesión del Consejo de Derechos Humanos, invocando el artículo 58 de la Declaración de Viena que pide a los médicos que apliquen los principios de ética médica aprobados por las NNUU en la protección de personas presas y detenidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

A pesar de los dictámenes del Comité contra la tortura y del Grupo de Trabajo sobre detenciones arbitrarias, esta ética médica no se aplica en las cárceles marroquíes para los presos políticos saharauis, por lo que la Liga exhorta a que se cree un Relator especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio no autónomo del Sahara Occidental ocupado por Marruecos, y hace un llamamiento al Consejo para que se adopten las medidas oportunas.

España, como potencia administradora de iure del Sahara Occidental, la que tiene más culpa en este sucio asunto de la ocupación y más obligaciones para con sus víctimas, debería liderar la adopción de medidas como esta, y ahí es donde Vd., como ministro de Asuntos Exteriores, tiene un papel importante que desempeñar”





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal