España, 19-09-2018

Sin Acritud…

La causa principal del cáncer: la acidez del cuerpo

Otto Heinrich Warburg

Sin acritud…
A. D. (7/8/2018)
No siempre vamos a tratar sobre asuntos políticos, y hoy voy a intentar adentrarme en uno muy delicado. Sumamente delicado y que yo considero eminentemente político. Ya sabemos que la polis lo abarca todo. Pues al grano.

Desde hace unos días –desconozco la causa- las redes sociales se han hecho eco de una noticia que se remonta a 1931, cuando al doctor Otto Heinrich Warburg, le concedieron el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por su “descubrimiento de la naturaleza y el modo de acción de la enzima respiratoria”, o lo que es lo mismo, por descubrir las causas del cáncer.

He aquí algunas de los comentarios, afirmaciones y teorías del doctor Warburg:

“pronto recibiré un segundo premio Nobel, porque de aquí a dos o tres años habré solucionado el problema del cáncer”. Pero no fue así, otro Nobel no le fue concedido, no se sabe si por la prohibición de Adolf Hitler, de que ningún ciudadano alemán podría recoger premios de países considerados enemigos o, simplemente porque la Academia Sueca no lo considero.



El Metro de Madrid

Javier Perote

Sin Acritud…
Javier Perote (25/6/2018)
Cuando mi hija era pequeña le gustaba mucho jugar a las tiendas. Ella era la tendera y yo el que  compraba. Todo se compraba por kilos o por metros. Deme un litro de tomates, le pedía. Entonces ella simulaba que cogía los tomates, los envolvía y me los daba. Yo hacía que sacaba el dinero del bolsillo y le  pagaba. Deme un metro de leche. Abría un grifo como si fuera de cerveza y me lo servía. Estas tonterías le hacían mucha gracia  y nunca mostró reparos a las incongruencias entre los artículos y el sistema métrico decimal. El tiempo pasaba y las medidas eran las mismas pero los artículos se complicaban. Señora tendera quiero una pelota cuadrada, o una bicicleta sin ruedas o un sacapuntas sin agujero.

De todo había en aquella tienda. Un día le pedí un kilo de besos, y también los había. Esos me los regaló. Y un sorbete de cariño, también gratis.

Teníamos un perro al que queríamos mucho, se llamaba Kyros. Un día se me metió entre las ruedas del coche, y fue inútil todo lo que hicimos por salvarle la vida El veterinario me dijo que lo mejor era ahorrarle sufrimientos y le puso una inyección; fue un disgusto terrible y durante muchos días nos acordábamos de él.



Poner fin al poder de Facebook y renovar el periodismo: Debemos rescatar a Internet de los monopolios

Facebook

Sin Acritud…
Victor Pickard (6/5/2018)
La repentina caída en desgracia de Facebook ha derribado el arraigado supuesto de que no se podía regular. Aflora ahora un raro consenso bipartidista que asume que el poder irresponsable de Facebook quizá merezca intervención gubernamental.



El Doctor Arturo Bernard Acín (II)

Telescopio

Sin Acritud…
Venancio Díaz Castán (4/3/2018)
Cuando ya creía que no podría obtener muchos más datos de la figura de este médico de Colmenarejo, la curiosidad me hizo bucear un poco más en la hemeroteca y pude dar con una historia más para completar la anterior. La paternidad pertenece a don Mario Roso de Luna, un cacereño de Logrosán que también había descubierto un cometa en 1893. Entre sus ocupaciones contaba con las de abogado, teósofo, astrónomo y escritor. En calidad de esta última, además de publicar varios libros en relación con ciencias ocultas, religiones, espiritismo y astronomía, era colaborador literario en varias publicaciones periódicas de la época, entre ellas La Esfera (1), que es la que nos ofrece la información.

Fue en el verano del año 1927 (cuatro años más tarde del descubrimiento) cuando el señor Roso fue a entrevistar al doctor Bernard. Nos cuenta que fue en una mañana del mes de agosto



El Doctor Arturo Bernard Acín, el médico astrónomo de Colmenarejo

Arturo Bernard Acín

Sin  Acritud…
Venancio Díaz Castán (26/2/2018)
Recuerdo aquel caluroso mes de junio de 1975. Iba a entrevistarme con el alcalde de Colmenarejo, don Dámaso Román Panadero, provisto de mi reciente nombramiento como médico titular interino de la localidad serrana. Las primeras imágenes del pueblo que me llamaron la atención  fueron el hermoso árbol del centro de la plaza, el frontón, la sólida iglesia herreriana y una casa de piedra con una almena que parecía remedar un pequeño castillo y que había sido de un médico, don Francisco. Poco más allá de mi consulta, en la calle Madrid, estaba el cementerio y unas casitas en la cañada, que se perdía en el horizonte en dirección a Valdemorillo.

Gentes buenas del pueblo, que luego fueron mis amigos, me contaron historias del tiempo de Maricastaña, entre ellas la de un médico de antes de la guerra que se hizo famoso por descubrir un cometa. Por entonces no le concedí mayor importancia al hecho. Demasiadas cosas llevaba en la cabeza como para interesarme por algo que sucedió hacía tantos años, pero el sosiego que da la



La relación entre bien y mal menor    

Juicio de Salomón de Rafael.

Sin Acritud…
Alberto Buela (27/1/2018)
En ética, esto es, en la disciplina filosófica que estudia el obrar humano, desde siempre se recomienda: bonum faciendum, malum vitandum, hacer el bien y evitar el mal como regla primera del obrar. Pero la generalidad de este principio hace que en la mayoría de nuestras acciones diarias no está claramente determinado el bien o el mal. La vida cotidiana no es en blanco y negro sino que está coloreada por muchos grises. El obrar humano es casi siempre sobre lo verosímil, lo plausible, lo contingente, sobre aquello que puede ser o no ser.



Heidegger y Leibniz, una aclaración

Martin Heidegger.

Sin Acritud…
Alberto Buela (11/1/2017)
En nuestros estudios sobre Heidegger tuvimos siempre mucha suerte, porque cuando comenzamos a leerlo, allá por 1968, hacía un año apenas que había aparecido la excelente traducción de Emilio Estiú de la Introducción a la metafísica (1936). Recuerdo que Ricardo Maliandi, platense como él, nos contó una vez que Estiú, quien fue el primer becario del Conicet en ciencias no duras o del espíritu, no sabía hablar en alemán pero podía leer y traducir muy bien.

La otra suerte es que conocimos muy temprano los escritos del peruano Alberto Wagner de Reyna, quien fue el primer comentador de Heidegger en castellano. Con los años Wagner fue reconocido por el propio filósofo como uno de sus mejores estudiosos. La Ontología fundamental de Heidegger (1939), Ensayos en torno a Heidegger (2000) y Verdad y Fe (2006) confirman el homenaje que le hiciera el propio Heidegger en Friburgo.



La Incóngnita del Presente

La Incógnita del Presente

Sin Acritud…
FV (20/12/2017)
En la década de 1990, diversos países del mundo iniciaron un proceso al que se podría describir como de desguace del “Estado de Bienestar” que implicó la transferencia de algunos sectores que se consideraban estratégicos, a manos privadas. Así muchas explotaciones de recursos naturales, empresas de distribución eléctrica, de telefonía, medios de comunicación, servicios de agua,



¿Quien conduce de verdad tu coche?

¿Quien conduce de verdad tu coche?

Sin Acritud…
Claudio Chifa (10/12/2017)
El internet de las cosas (IoT), responsable de conectar cosas impensables, ahora ofrece la posibilidad de conectar vehículos a internet. Con esto se obtienen grandes ventajas, entre otras, aumentar la seguridad de quienes están en su interior al proveer de información en tiempo real del estado del tráfico, incidencias en carreteras, riesgos climatológicos y cualquier tipo de dato relevante



¿Quién es el culpable?

¿Quién es el culpable?

Sin Acritud…
Claudio Chifa (6/12/2017)
Tanto en las series de televisión como en la vida real la ciencia forense juega un papel importante en todo el proceso legal, tanto que los fiscales se empiezan a quejar del llamado efecto “C.S.I” donde los jurados esperan ver pruebas forenses en todos los casos. El problema es que no todas las ciencias forenses son tan fiables como nos hemos acostumbrado a creer.

Un informe publicado por “National Academy of Sciences




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal