España, 22-02-2019

Prometeo y la elpis como prognósis

Prometeo

Sin Acritud…
Alberto Buela (10/2/2019)
Prometeo, el astuto, es hijo de uno de los primeros siete titanes, Jápeto, que junto con Cronos lucharon contra Zeus, y Clímene, la de los bellos tobillos. Tuvo tres hermanos: Epimeteo, el torpe, esposo de Pandora; Atlas, el intrépido, condenado a sostener el cielo con su espalda y Menecio, el temerario que fue muerto por el rayo de Zeus y enviado al Tártaro. Prometeo y Epimeteo lucharon a favor de Zeus y Atlas y Menecio lo hicieron en su contra.

Desde siempre Prometeo ha sido el más estudiado por las riquezas interpretativas que ofrecen los textos de Hesíodo en la Teogonía y en los Trabajos=Erga.



La crítica más antigua a la democracia

Pseudo Jenofonte

Sin Acritud…
Alberto Buela (1/10/2018)
El primer autor del que tenemos noticias acerca de una crítica a la democracia es un ignoto aristócrata ateniense conocido como el Pseudo Jenofonte, quien allá por el año 424 a.C. escribió un breve texto conocido como Aqhnaiwn politeiaV = República de los atenienses.

En este opúsculo, de unas veinte páginas, el autor va a desarrollar una serie de argumentos que luego se repetirán a lo largo del tiempo por dos mil quinientos años. Pero, al mismo tiempo, aducirá, por primera vez en la historia, razones sociológicas para explicarla. Cuánto aprovecharían, y nos harían aprovechar, los sociólogos contemporáneos su lectura.

Y así comienza en la primera línea afirmando que con la democracia los plebeyos sustituyen a los mejores (aristócratas) y en todo el orbe, la parte mejor se opone a la democracia porque entre ellos existe un mínimo de indisciplina y maldad y un máximo de rectitud para las virtudes, mientras que en el pueblo reinan grandísima



La relación entre bien y mal menor    

Juicio de Salomón de Rafael.

Sin Acritud…
Alberto Buela (27/1/2018)
En ética, esto es, en la disciplina filosófica que estudia el obrar humano, desde siempre se recomienda: bonum faciendum, malum vitandum, hacer el bien y evitar el mal como regla primera del obrar. Pero la generalidad de este principio hace que en la mayoría de nuestras acciones diarias no está claramente determinado el bien o el mal. La vida cotidiana no es en blanco y negro sino que está coloreada por muchos grises. El obrar humano es casi siempre sobre lo verosímil, lo plausible, lo contingente, sobre aquello que puede ser o no ser.



El popularismo frente al populismo progre-liberal

Imagen de una cualquiera de las masivas manifestaciones en apoyo del popularista Perón

Sin Acritud…
Alberto Buela (12/7/2017)
Pretendo distinguir claramente entre gobiernos populares que recogen las necesidades que expresa el pueblo (popularismo) y gobiernos populistas que usan al pueblo: el caso más emblemático de esto último fue el de Cristina Kirchner en Argentina.

La politología, una escisión relativamente reciente de la filosofía, ha considerado históricamente al populismo en forma peyorativa. Ya sea otorgándole una connotación negativa, caracterizándolo como una patología política en opinión de Leo Straus, o como el enfant perdu[1] de la ciencia política. Se lo ha venido estudiando en forma vergonzante por aquellos que lo han hecho. La más



¿Algún poder permanece?

Sin Acritud…
Alberto Buela (31/5/2017)
Si algo logró el kirchnerismo en orden al poder en Argentina fue el reemplazo de los tres factores históricos: la Iglesia, las fuerzas armadas y los sindicatos. Se cuenta que cuando el ministro de Trabajo con motivo de la distribución de los primeros planes sociales para combatir el desempleo lo fue a ver a Kirchner para proponerle entregar los planes a los sindicatos para que los distribuyeran, éste le respondió: “yo quiero la gente en la calle”.  De allí en más avanzaron las organizaciones piqueteras hasta hoy, donde están reemplazando a los sindicatos en fuerza de



Lasch y la teoría de la familia

Sociólogo Lasch y la teoría de la familia
.

Sin Acritud…
Alberto Buela (24/2/2017)
Cayó en mis manos un poco por azar y otro por curiosidad, un libro del sociólogo e historiador, con mucho de psicólogo,  el norteamericano Christopher Lasch (1932-1994), con un extraño título: Refugio de un mundo despiadado (1979).

Lasch es famoso por sus dos monumentales libros: La cultura del narcisismo (1979) donde estudia el individualismo rampante de la cultura narcisista, que se manifiesta en el apotegma: si actúas pensando únicamente en ti, estás haciendo el bien. El modelo a seguir es el del  “emprendedor” o “manager” exitoso que piensa únicamente en sus propios intereses, cueste lo que cueste socialmente. Y el otro: La revolución de las elites y la traición a la democracia (1994). En donde va a sostener que la democracia no está amenazada por las masas, tal como sostuviera Ortega y Gasset, sino por las elites compuesta por los gerentes, los universitarios, los periodistas, los funcionarios que la usan para su propio provecho desnaturalizándola.



Otra voz diferente de Boff

Leonardo Boff

Leonardo Boff

Sin Acritud…
Alberto Buela (8/12/2016)
Una vez más, y espero que sea la última, me voy a ocupar del teólogo, o mejor sociólogo brasileño, Leonardo Boff. La anterior fue para desmentir su tesis que la mayor influencia sobre Francisco en su crítica al liberalismo fue el economista socialista húngaro Kart Polanyi (1896-1964), cuando en realidad la influencia mayor, en este campo, es la del cura jesuita argentino Leonardo Castellani (1899-1981) a quien Francisco admira desde siempre. Autor que recién fue descubierto en España treinta años después de muerto y gracias al escritor Juan Manuel de Prada. Qué le vamos hacer, los europeos cuando nos valoran, y rara vez, siempre lo hacen tarde.



La guerra semántica

Benavente y los libros.

Benavente y los libros.

Sin Acritud…
Alberto Buela (4/12/2016)
Es sabido que el uso y manejo de los términos y las palabras encierra la forma de expresar un pensamiento o un sentimiento, que, al final, determina una forma de ser y vivir. Es por ello que afirma el adagio: quien no vive como piensa, termina pensando como vive. Esta identidad entre ser y pensar que exige la sana ética es la que viene a transformar hoy la guerra semántica.



Algo sobre el tiempo sagrado

001Sin Acritud…
Alberto Buela (9/9/2016)
El tiempo es un concepto de difícil explicación, ya San Agustín en los albores del cristianismo se preguntaba y se respondía: Quid est ergo tempus?, «¿qué es, pues, el tiempo?». Si nemo ex me quaerat scio, si quaerenti explicare velim nescio; «si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicarlo a quien me lo pregunte, lo ignoro».[1]

Existen distintos tipos de tiempos, el físico caracterizado como medida del movimiento, el histórico como sucesión de acontecimientos, el de la naturaleza como fija ciclicidad de las estaciones, el existencial como maduración, el de la espera como desesperante y así infinidad.

En esta breve meditación nos ocuparemos del tiempo sagrado, porque para el hombre moderno, a diferencia del antiguo, la realidad no posee ningún contenido de sacralidad. Está desacralizado, o peor aún, sacraliza cosas que no son sagradas (vgr.: el dinero, el fútbol, el sexo, etc.).



Perón y el peronismo[1]

PeronSin Acritud…
Alberto Buela (26/7/2016)
A pedido de e mis amigos españoles que son muchos y muy buenos, escribo este artículo sobre Perón y el peronismo,  aun sabiendo que son miles y miles los libros y artículos sobre el tema[2].

Perón y el peronismo nacen a la vida política a partir de su cargo como Director de Trabajo y Previsión en el año 1943. Luego se transformó en Secretario de Trabajo para ser elegido, finalmente, presidente en febrero de 1946. Gobernó hasta septiembre de 1955 y regresó a Argentina en 1973 y falleció en julio de 1974. 




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal