Los grandes banqueros españoles deciden retrasar su edad de jubilación: Predicando con el ejemplo

Economía/España
Alberto Montero Soler (10/1/2008)emilio-botin
Una de las últimas noticias económicas del año pasado ponía de manifiesto lo «consecuentes» que son, en sus actos, los grandes banqueros y algún que otro alto directivo de este país con la retahíla monódica que esos mismos personajes entonan cuando tratan el tema de la edad de jubilación.

Y es que tanto en el BBVA como en el Banco Santander y, más recientemente, en la propia Telefónica han decidido modificar los reglamentos  de sus consejos de administración para permitir que sus respectivos presidentes y, en su caso, algún que otro consejero más puedan permanecer en sus puestos hasta los 70 años en lugar de jubilarse a los 65.



Declaraciones de Alan Greenspan, ex director de la Reserva Federal: “La guerra de Irak fue principalmente por el petróleo”

alab-greenspanespacioseroepos.com  (18/9/2007)
Alan , ex director de la Reserva Federal, ha admitido recientemente que la invasión y guerra en Irak fue debida al petróleo. En un libro autobiográfico, titulado «La era de la turbulencia: Aventuras en un mundo nuevo» (The Age of Turbulence: Adventures in a New World»), Greenspan ha escrito: «Me entristece que sea políticamente inconveniente reconocer lo que todos saben: la guerra de Irak es principalmente por el petróleo».

En esta biografía, también critica duramente las políticas económicas del Presidente Bush. Desde 1987 hasta el año 2006, Greenspan dirigió la Reserva Federal de Estados Unidos.

George W. Bush, se ha mostrado sorprendido por el contenido de este libro. En la biografía,  de 500 páginas, su autor acusa a la Administración y al Congreso estadounidense, controlado por los republicanos, de abandonar los principios de su partido.

Unas «memorias» que, aunque pudieran ser matizadas con posterioridad, le están causando serios problemas, tanto a Bush como al Congreso.



El raquítico Estado de Bienestar español: ¿Las familias españolas? Bien, gracias

Alberto Montero Soler (13/2/2007)zapatero1
Un reciente informe del Instituto de Política Familiar acaba de poner de manifiesto que España es el país de la Unión Europea que menos porcentaje de su PIB gasta en prestaciones familiares: un 0,52%; muy por debajo de la media europea que se encuentra en el 2,2% del PIB.

Este diferencial, que tan fríamente expresado pudiera parecer una cuestión menor, se traduce por el contrario en tremendas desigualdades en los niveles de prestaciones que los distintos Estados de la Unión Europea conceden a las familias.

Así, por ejemplo, la desigualdad se hace más patente y cercana si se expresa




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal