España, 17-12-2017

Obiang Nguema, tras acusar a Severo Moto de un nuevo intento de golpe de Estado, prohíbe la importación de vehículos después que se encontraran armas en el puerto de Sagunto con destino a España

Abaha (19/3/2008)

La prohibición de importar coches, preferente usados y de procedencia española, fue comunicada ayer lunes por Atanasio Ela Ntugu Nsa, ministro de Industria a través de la televisión estatal. El comunicado ministerial se refiere a que el Gobierno de Guinea Ecuatorial se ha visto obligado a tomar esa medida “tras constatarse” que las importaciones  de vehículos “constituyen una vía de entrada de armas y material de guerra con el objetivo de perjudicar el clima de paz que reina actualmente” en Guinea Ecuatorial.

Las agencias de prensa españolas recogen el comunicado que días atrás hizo el ministro portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial, Santiago Nsobeya, quien aseguró que los Servicios de Seguridad del Estado acababan de descubrir -el miércoles-  “un importante alijo de armas de guerra y abundante munición, consistentes en fusiles de asalto y armas cortas en poder del ecuatoguineano Saturnino Nkogo Mbomio“.

Según el Gobierno guineano, esas armas habían sido “enviadas desde España por el también ecuatoguineano Damián Motu Nguema, Mutti, por órdenes de Severo Moto Nsa, destinadas a crear una revuelta en el país que pudiera conllevar pérdidas de vidas humanas y de bienes materiales”. Motu Nguema  fue detenido la semana pasada en Torrejón de Ardoz por la Policía Nacional, acusado de “tráfico de armas y asociación ilícita”.

Para el golpista Nsobeya-quien lo dude que consulte las hemerotecas-, ese hallazgo de armas tiene relación con las encontradas ahora en el puerto de Sagunto (Valencia), dentro de un vehículo usado que iba a ser embarcado con destino a Malabo.

La verdad es que llama mucho la atención que este montaje salga a la luz el mismo día en que el tribunal Supremo de España dictase una sentencia mediante la cual se mantiene la condición de asilado político a Severo Moto.

Nos da mucha pena ver como se encuentran los medios de comunicación en España. Dan mucha importancia a un presunto alijo de armas (se mencionan dos fusiles y una pistola), y se aceptan los comunicados y comentarios que el portavoz-golpista Santiago Nsobeya transmite por orden de su amo Teodoro Obiang Nguema,  y sin embargo ningún medio se “ceba” en investigar cómo murió Saturnino Nkogo Mbomio, que fue “salvajemente golpeado durante dos horas en el penal malabeño de Black Beach”, según información que ha transmitido el Gobierno en el Exilio de Guinea Ecuatorial.

De momento nada más que expresar nuestra indignación por ver como a Obiang Nguema se le permite hacer y deshacer. Claro, que lo hace con los pequeños; con los no poderosos. Otra respuesta tendría si amenazase con “largar” -como ha hecho otras veces- acerca de los supuestos dineros que supuestamente ha recibido de Cooperación Española.

Recomendamos a cierto personajillo que deje de estar indagando si Severo Moto ha sido o no el autor o inductor intelectual de ese trajín de armas. Él, el personajillo, sabe bien que Moto no ha tenido nada que ver con eso. Moto va a lo grande; y más ahora…

Sobre los comunicados que suele lanzar determinada asociación política sin consultar con sus supuestos grupos integrantes, sobre el “miliciano” otrora defensor de Macías y enemigo acérrimo de la Madre Patria, y sobre las amenazas al responsable de esta web de una tal Mayka, hablaremos pronto. Y lo haremos también de Weja Chicampo, al que las habladurías ya hacen en Guinea Ecuatorial. Pues no; no está en Guinea Ecuatorial. Se encuentra en su domicilio en Madrid, para decepción de especuladores.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826