España, 19-09-2018

El escándalo de financiación Gadafi-Sarkozy explicado

El presidente de Libia, Muammar Gaddafi (izq.), saluda a su homólogo de Francia, Nicolas Sarkozy, en el Palacio Bab Azizia de Trípoli, el 25 de julio de 2007. REUTERS/Pascal Rossignol/File Photo

Francia
Cristina Abellan Matamoros
(21/3/2018)
El ex presidente francés Nicolas Sarkozy está detenido para ser interrogado por la policía sobre la supuesta financiación ilegal de su campaña presidencial de 2007 por el gobierno de Gadafi ¿Pero de qué se trata la investigación?

¿Cuál es el escándalo?
El ex presidente francés Nicolas Sarkozy habría recibido fondos del gobierno libio para financiar su campaña presidencial de 2007, según un informe de 2012 del sitio web francés de noticias Mediapart. Las acusaciones ya fueron hechas en 2011 por el hijo de Gaddafi, Saif al-Islam, en una entrevista exclusiva con Euronews.

En el momento álgido de la guerra civil libia en 2011, se le preguntó por su opinión sobre Sarkozy. Hizo las acusaciones al expresar su indignación por el reconocimiento por parte del gobierno francés del Consejo Nacional de Transición, un gobierno interino establecido por grupos rebeldes en Bengasi.

“Sarkozy debe devolver primero el dinero que se llevó de Libia para financiar su campaña electoral. Nosotros lo financiamos y tenemos todos los detalles y estamos listos para revelarlo todo. Lo primero que queremos que haga este payaso es devolver el dinero al pueblo libio. Se le dio ayuda para que pudiera ayudarlos. Pero nos ha decepcionado: devuélvenos nuestro dinero”, dijo.

¿Cómo comenzó la investigación?
En 2013, Francia abrió una investigación sobre las acusaciones después de que el sitio web francés de noticias Mediapart publicara informes basados en las afirmaciones del empresario franco-libanés Ziad Takieddine. Takieddine alegó que transfirió 5 millones de euros del antiguo jefe de inteligencia de Gadafi, Abdullah Senussi, al director de campaña de Sarkozy, Claude Gueant.

En septiembre de 2017, agentes de la policía del organismo anticorrupción francés (OCLCIFF) entregaron a los jueces un informe que señalaba una circulación no declarada de dinero en efectivo entre las personas que trabajaban en la campaña de Sarkozy.

Eric Woerth, ex tesorero de la campaña, admitió haber distribuido dinero en efectivo a los trabajadores de la campaña, pero dijo que el dinero provenía de donaciones anónimas.

¿Qué reglas supuestamente se rompieron?
Inicialmente, se abrió una investigación sobre la malversación de fondos públicos y el tráfico de influencias, pero desde entonces el alcance se ha ampliado para incluir la “financiación ilegal de la campaña presidencial de Sarkozy en 2007”, dijo una fuente cercana a AFP.

¿Quién está involucrado?
Nicolas Sarkozy
: La policía sospecha que financió ilegalmente su campaña de 2007 con dinero del gobierno libio, afirma que siempre lo ha negado.

En diciembre de 2007, Gadafi realizó una visita oficial a Francia, donde Sarkozy lo recibió en el Palacio del Elíseo.

Muammar Gadafi: El difunto dictador libio supuestamente financió la campaña de Sarkozy en 2007. Bajo Gadafi, Libia era un país rico debido a sus recursos petrolíferos, pero estaba aislado en la diplomacia internacional. Según Mediapart, Gadafi y Sarkozy arreglaron los detalles de la transferencia de dinero durante una visita que Sarkozy hizo a Trípoli el 6 de octubre de 2005, ordenando un monto de 50 millones de euros.

Gadafi, que fue asesinado por rebeldes libios en 2011, nunca ha podido hacer ninguna declaración sobre las acusaciones.

Sin embargo, su hijo Saif al-Islam Gaddafi dijo a Euronews en 2011 que Sarkozy tenía que “devolver a Libia el dinero que se llevó para su campaña electoral”.

Ziad Takieddine: Un empresario franco-libanés que ayudó a hacer la transferencia de dinero a Sarkozy. Afirma haber transferido 5 millones de euros en un maletín al director de campaña de Sarkozy en ese momento.

Alexandre Djouhri: Ex ayudante de Sarkozy, Djouhri es sospechoso de canalizar fondos de Libia a Francia. Fue detenido en Londres en enero y está luchando contra la extradición a Francia. Es buscado por lavado de dinero como parte del caso, pero ha negado las acusaciones.

Claude Gueant: Como ex ministro del interior y jefe de personal, Gueant era la mano derecha de Sarkozy.

Supuestamente recibió el dinero de Takieddine en ese momento. A principios de este año fue puesto bajo investigación policial por una transferencia bancaria de 500.000 euros en 2008. Gueant negó cualquier acusación, alegando que el dinero provenía de la venta de dos pinturas.

Brice Hortefeux: Ex ministro del Interior, de los Territorios de Ultramar y de las Colectividades Territoriales, acompañó a Sarkozy durante su visita a Trípoli en 2005.

Hortefeux también fue interrogado por la policía el martes sin estar bajo custodia policial.

Eric Woerth: Ex tesorero de la campaña de Sarkozy en 2007. Ha admitido haber distribuido dinero en efectivo a los empleados de la campaña, sin señalarlo en los extractos bancarios oficiales de la campaña. Las autoridades están tratando de probar que este dinero provino de Gadafi. Cuando se le preguntó sobre el origen del dinero, Woerth dijo que el dinero provenía de donaciones.

Fabrice Arfi y Karl Laske: Los periodistas de Mediapart que inicialmente dieron a conocer la historia. Fueron los primeros en publicar un documento oficial libio de 2006 en el que se afirmaba que Gadafi le había dado a Sarkozy 50 millones de euros para su campaña. Al principio, Sarkozy calificó el documento de “falso”, pero los tribunales franceses dictaminaron que el documento era real en 2016.

Bachir Saleh: Saleh era el ex tesorero de Gadafi, y dijo que este financió a Sarkozy, según Le Monde.

Choukri Ghanem: ministro de Petróleo de Gadafi en 2006 y durante la campaña de Sarkozy, las autoridades creen que fue un actor clave en la canalización de fondos entre Libia y Francia. Después de la revolución libia, Choukri huyó a Europa y residió en Londres y Viena. Fue encontrado muerto en el Danubio el 29 de abril de 2012.

¿Qué podría pasar después?
Sarkozy
sigue en “garde a vue”, lo que significa que puede permanecer detenido hasta 48 horas. Si los fiscales consideran que las pruebas reunidas son suficientes, podría comparecer ante un juez y enfrentarse a cargos.

Fuente: Euronews.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal