España, 22-02-2019

Guinea Ecuatorial: A los 21 años de los trágicos sucesos del 21 de enero de 1998

Weja Chicampo, Coordinador General del MAIB.

Guinea Ecuatorial
Espacios Europeos (23/1/2019)
El pasado 21 de este mes, Weja Chicampo Puye, Coordinador General del Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko (MAIB), nos hizo llegar un comunicado de prensa en el que “recordaba” que el 21 de enero de 1998 tuvieron lugar en Guinea Ecuatorial unos hechos gravísimos de “violencia gubernamental producidos en la Isla de Bioko, contra la población autóctona bubi, por parte del régimen militar y sanguinario que se instaló en el poder el 3 de agosto de 1979”.

En el año 1998 –continúa el comunicado- “durante la madrugada del día 21 de enero, unos cuantos jóvenes bubis hartos de la represión militar a lo largo de la Isla de Bioko en particular, y de Guinea Ecuatorial en general, toman la decisión de revelarse e iniciar un levantamiento contra la dictadura de Obiang Nguema. Atacan con armas de caza menor unos campamentos militares en el sur de la Isla, principalmente en Luba y Moka. Cuando el régimen confirma que los jóvenes rebeldes no disponen de material bélico, inicia una represión generalizada y sin precedentes en toda la Isla”.

En esa masiva operación “Fueron detenidos más de 800 bubis; hacinados en las cárceles públicas y periféricas, incluso algunos encarcelados en recintos secretos, torturados, saqueados, extorsionados, coaccionados, violadas mujeres, niñas y ancianas, mutilados algunos, asesinados en los bosques de Bioko cerca de 600 incluyendo expatriados africanos, cuyos cuerpos fueron enterrados clandestinamente, hubo muertos en la cárcel de Black Beach, incluso en la Comisaría Central de Malabo, se eliminó ese mismo año 98 algunos líderes del MAIB como Martín Puye Topepé cuando cumplía 26 años de reclusión mayor, en Costa de Marfil a Atanasio Bitá Rope  Laesá en el 2006, juzgado en ausencia y condenado a muerte el 2 de junio de 1998 por el Tribunal Militar que presidió en mayo el juicio sumarísimo contra 117 bubis”.

“Muchos ciudadanos y expatriados no entendieron que Obiang, a quien el Movimiento para la Autodeterminación de la isla de Bioko había hecho entrega de un Manifiesto del Pueblo Bubi cinco años antes, noviembre de 1993, reclamándole una mesa de diálogo para diseñar en consenso el proceso de democratización iniciado el 1 de enero de 1992, tenía supropio plan para acabar con las reivindicaciones políticas planteadas por nuestro Movimiento. Como acostumbra a decir en su círculo “el bubi no tiene página en la Historia de Guinea Ecuatorial”.

En otro párrafo se afirma que “Con los medios estatales a su alcance, y los intereses energéticos de las empresas multinacionales a sus pies, Obiang distorsionó la realidad de los hechos, convirtiendo un acto de rebelión contra su régimen sanguinario a una sedición contra el país para dividir a la población. Manipuló y mintió a través de los medios de comunicación del Estado y sus instituciones para enfrentar a los pueblos de Guinea Ecuatorial, y así poder doblegarlos fácilmente”.

La nota de prensa del MAIB nos aporta otros interesantes datos. “Una vez manipulada la opinión pública a través de los medios estatales, animó al cuerpo uniformado y de Seguridad del Estado, encabezando las acciones al Teniente Coronel Gabriel Nzé Obiang, a reprimir a la población bubi en general, acusándole de separatista. 21 años después, 2019, podemos escuchar cánticos contrarios a la política dictatorial, ya se reconoce y se comprende qué reclamaban los jóvenes bubis en 1998”.

Para el MAIB es Obiang, con la complicidad de los mandos militares del Ejército, quien viene marcando la vida política y social, educativa, sanitaria, cultural, laboral, etc. del país desde hace 40 años. Y muchos de sus adeptos, aun siendo civiles, con el principio de “ser vigilante de la paz”, son parte del sistema represor. En 1998 cometieron barbaridades contra una población indefensa. Aplaudieron la humillación infringida a la población bubi “en su propia tierra”. En definitiva, se solidarizaron con Obiang y su política represiva, étnica y tribal (…) Hoy lo bubis, socialmente están marginados, como ya señaló el mismo
Obiang”.

El comunicado finaliza con una llamada a la esperanza. “aún el cambio es posible, aunque si miramos 21 años atrás, como los 50 años de la independencia de Guinea Ecuatorial, diremos que el pasado siempre fue mejor. En cambio, el futuro será mejor que el presente”.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal