Estados Unidos denegará visados al personal del Tribunal Penal Internacional  y revocará los concedidos para que no investigue los presuntos crímenes de sus soldados en Afganistán

Soldados USA

Internacional
Espacios Europeos (17/3/2019
Está claro que nadie se libra. Si no se hace caso al Imperio, la maquinaria de bloqueos y sancionas se pone en marcha. No importa si con esas medidas se pone en riesgo la vida de niños o ancianos; no importa si en los hospitales faltan medicamentos o si en los mercados no hay alimentos.  El caso es presionar hasta doblegar al enemigo. El subterfugio que se emplea es que se obra así en defensa de los ciudadanos de los países afectados, pero el resultado lo vemos. Está muy cerca. Háganse estas preguntas y tendrán el resultado. ¿Se vive mejor ahora en Irak, Libia o Afganistán o antes de los ataques e invasiones?

Irak, Libia, Líbano, Yemen, Cuba, Corea del Norte y Venezuela son algunos de los países que llevan tiempo sometidos a las sanciones estadounidenses. La causa verdadera, en muchos casos, sobre todo en los que tienen petróleo, es amenazar con comerciarlo con una moneda distinta al dólar; en otros, la causa es no someterse a sus presiones.

Ahora le ha tocado al Tribunal Penal Internacional, al que Washington va a castigar con no conceder visados a su personal y revocar los ya concedidos. La causa de esa medida es que el TPI no investigue los presuntos crímenes de sus soldados en Afganistán. La medida la ha anunciado el Secretario de Estado Mike Pompeo.

Según Pompeo, la medida va dirigida contra “las personas que emprendan o hayan emprendido acciones para solicitar o impulsar una investigación”. Pero la medida va más allá, pues contempla la posibilidad de sancionar económicamente a las personas que trabajan en el TPI.

Sin duda todo apunta a que esas “sanciones” son impuestas a causa de la actuación de Fatou Bensouda, Fiscal Jefe del Tribunal Penal Internacional, que el pasado año pidió que se investigasen los crímenes cometidos “en el marco de la guerra en Afganistán”, ya que según el fiscal hay una “base razonable» para creer que soldados estadounidenses y miembros de la CIA pudieron “cometer crímenes de guerra”.

Nada más conocer la noticia, el TPI ha emitido un comunicado en el que afirma estar decidido a seguir con ese proceso, a la vez: El TPI “es una institución judicial independiente e imparcial es crucial para garantizar la rendición de cuentas por los crímenes más graves bajo el Derecho Internacional”.

Por su parte, la Administración Trump ha cuestionado de forma enérgica la actuación del TPI, al tratar de investigar presuntos crímenes de los soldados estadounidenses en Afganistán. Hay que recordar que Estados Unidos no es miembro del TPI.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal