¿Se imagina alguien a Teodoro Obiang Nguema condecorado como el mejor Presidente del Mundo?

Guerrero Fang.

Guinea Ecuatorial
Abaha  (15/9/2019)
La noticia la ha publicado un digital amigo –amigo de Obiang Nguema, claro- que la ha titulado así: ´Bruselas afianza la candidatura del Presidente Obiang como el mejor líder africano de la historia´. El digital es conocido por  los “guineólogos” (expertos en asuntos de Guinea Ecuatorial), como un digital de la Familia. El osado medio es GuineaInfomarket. La noticia fue publicada el pasado día 13 de este mes y la ha difundido “Alertas de Google”.

El texto comienza así: “Como llevamos informando en este sitio web desde comienzos de 2019, varias organizaciones panafricanistas de la sociedad civil a lo largo de toda Europa están diseñando un nuevo premio internacional por el cual se reconocerá la labor de un Jefe de Estado a nivel mundial para condecorarle como el mejor Presidente del mundo”.

No es de coña, esas supuestas asociaciones panafricanistas piden –comenta ese medio- que el dictador Obiang Nguema sea condecorado “como el mejor presidente del mundo”. Vamos, eso no se le habría ocurrido ni al mismísimo Iván Redondo, que todos saben es el gurú –ahora convertido en Jefe de Gabinete- de Pedro Sánchez, Presidente en funciones del gobierno español.

Esa escandalosa noticia –aunque de mínima difusión- afirma que el Embajador de Guinea Ecuatorial en Bruselas, Carmelo Nvono-Ncá, “ha mantenido un productivo encuentro con Guillermo Ponce, Presidente de la Asociación Afrohispanos y Simon Nong, Director Internacional de la Asociación Global Nostrum, dentro del marco de la candidatura del Presidente Obiang al Premio Best President, que galardonará a un líder africano por su grata contribución para y por el desarrollo de África”.

Y el colmo de la osadía, el mismo medio afirma que esa iniciativa ha nacido de la “diáspora africana residente en los países de la Unión Europea”, que “reconocerá valores como el éxito, la influencia, la solidaridad y el liderazgo para designar al mejor Presidente africano vivo desde las independencias africanas”.

El Embajador Nvono-Ncá estuvo en otra operación similar allá por el mes de abril de este año, pero como no cuajó la “brillante idea”, pues otra vez a la carga. Algo debe ganar este hombre en esos fregaos, pues en caso contrario es inexplicable su afán de quedar mal con el jefe, cuando vea que todo se va al garete.

La misma fuente añade que la diáspora africana en España está también en el ajo. ¡Pues atentos!

Para rematar, Nvono-Ncá, se atreve a decir que “el Presidente Obiang ha hecho tanto por el continente africano que la única manera de recompensarlo es a través de reconocimientos como éste”.

Prestar atención a este tipo de patrañas es una pérdida de tiempo y no estamos por ello, pero sí conviene que se sepa quiénes son los personajes que se dedican a tratar de que fructifiquen propuestas como esa.

Bruselas debería, al menos, responder a esa noticia, aunque mucho nos tememos que no lo hará.

La realidad es que Guinea Ecuatorial sigue expoliando las fincas de los bubis en Bioko, y lo hace con la mayor impunidad. La verdadera realidad es que en Guinea Ecuatorial hay escasez de carburantes en los surtidores desde hace más de una semana; y que hay largas colas de vehículos esperan para poder llenar los depósitos de combustible. Nos cuentan que los más afectados son los taxistas que no pueden circular, lo que se traduce en pérdida de salario.

La empresa de aviación CEIBA ha anulado algunos vuelos, posiblemente, debido a la falta de carburante. Si ha sido por otra causa, quizás sea aún peor.

Por si fuera poco, no hay agua en las fuentes públicas que instalaron en las calles para que los ciudadanos pudieran tener acceso a ese bien común. El proyecto de abastecimiento de agua potable en la vía pública, ejecutado por la sociedad SOMAGE  y una filial suya, ha estado envuelto en una nube de corrupción total. Ya se sabe, para los ciudadanos agua en las calles –cuando llega-, pero para ellos, para los “peces gordos”, ¡agua en casa!

Teodoro Obiang Nguema. 

En las escasas viviendas sociales que hay en Bata y Malabo, el agua llega a veces y durante pocas horas al día.

Todo eso por no hablar de la electricidad, que también funciona mal, rematadamente mal. Unos días sí, otros no; unas horas sí, otras no.

A todo esto hay que sumar el creciente desempleo, el deterioro de la Sanidad, la escasa libertad de prensa, y un largo etcétera.  Pero aún así no es lo más grave. No es nada comparado con la situación que se vive en el país con la constante violación de los Derechos Humanos. Un ejemplo es que hasta el presente no se sabe nada del centenar de ciudadanos que fueron condenados a largas penas de cárcel en el juicio que se celebro en febrero de este año. En ese macro-juicio, más de un centenar de personas fueron condenadas por un “supuesto” intento de golpe de Estado en diciembre del año 2017. Los familiares de esos presos desconocen con exactitud dónde se encuentran, pues se les niega sistemáticamente poder visitarlos.

Y ¿qué hace la llamada comunidad internacional?, pues nada de nada.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal