Que venga la Luz

Que venga la Luz

Rincón del lector
Carlos Arilla (4/11/2020)
Con la ilusión de que los niños tengan un poco de luz estas Navidades.

La idea es que la noche del 24 de diciembre y la del 5 de enero, los niños puedan sentir que no están tan solos, recluidos en sus casas, llevan meses sin jugar con sus amigos en el parque, sin caramelos ni truco ni trato, ahora parece que les vamos a quitar también su cabalgata de reyes…

Que venga la LUZ, es una propuesta que pretende ILUMINAR  las noches del 24 de diciembre y 5 de enero, para que los niños vean por sus ventanas la luz de otros niños, de otros hogares, la luz de la humanidad que ilumine las sonrisas de nuestros niños.

Hay pocas cosas tan bonitas como escuchar el griterío de los niños jugando, corriendo, siendo sociables entre ellos; nuestro mundo está triste sin su presencia, intentemos que esas noches, un poco “mágicas” para ellos sigan siendo la ilusión de los mayores. Os propongo que las noches mencionadas, hagamos, sí, tú y yo, todo lo posible para dar luz, con véngalas, cohetes, con fuegos artificiales, apagando y encendiendo la luz del salón; linternas, haciendo sonar el móvil por la ventana, etc. Que se sienta que en este mundo aún hay ilusión, humanidad, que los niños no estén más tiempo a solas.

Para ello y si estáis conformes con la iniciativa, que venga la LUZ, ahora mismo marcar en  vuestra agenda, calendario de mesa, etc. Cualquier día cercano para ir a comprar las véngalas, los cohetes o lo que creáis oportuno; si no lo marcáis ahora se os olvidará.

La noche del 24 de diciembre y la del 5 de enero, a partir de las 21:00 h. poco a poco, sin prisa, ir soltando vuestra luz. Espero que en frente, un poco más allá o quizá más lejos todavía alguien nos devuelva también su luz.

Gracias por vuestro tiempo, si os parece correcto, compartir esta iniciativa con el resto del mundo.

Carlos Arilla
La Navata-Galapagar
Madrid