¿Democracia? La oposición guineana lleva más de ocho meses esperando que el Congreso de los Diputados de España responda a sus peticiones

Los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, asistieron a una cena de gala que les ofrecieron el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang y su esposa Constancia Mangue en el palacio del Consejo Militar Supremo, tras intercambiar condecoraciones, el Collar de Isabel la Católica y la Orden de la Independencia (13 de diciembre de1979)).

Guinea Ecuatorial/España
Espacios Europeos (5/3/2021)
El debate sobre la existencia o no de una verdadera democracia en España, se extiende por los medios de comunicación y la clase política. Pero esa democracia es cuestionada por la ciudadanía. En teoría, España es un país democrático. Votamos para elegir diputados (nacionales y autonómicos), senadores y concejales, aunque eso sí, votamos listas cerradas elaboradas por las cúpulas de los partidos políticos.  Poco más.

En estos días, España nos está mostrando un paisaje desolador donde, por cierto, la democracia deja mucho que desear.  No vamos a pormenorizar sobre ello, pero aquí mostramos un claro ejemplo de esa carencia de democracia.

Hace más de ocho meses que la directiva del MLGEIIR (Movimiento para la Liberación de Guinea Ecuatorial III República) solicitó al Congreso de los Diputados que “retire o desposea” del Collar de la Orden de Isabel la Católica al dictador Teodoro Obiang Nguema, condecoración que le fue otorgada tras el cruento golpe de Estado del 3 de agosto de 1979, que el dictador guineano denominó Golpe de Libertad. A estas alturas nadie puede negar de la “presencia” de España en esa operación.

La petición del grupo opositor guineano, fue realizada el 21 de julio del pasado año, en la que se solicitaba al  Congreso de los Diputados de España que “retire o desposea de las condecoraciones, Collar de la Orden de Isabel la Católica, Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica y la Gran Cruz de la Orden del Merito Civil, otorgadas a la cúpula golpista del 3 de agosto de 1979 en Guinea Ecuatorial, que instauró el régimen dictatorial de Teodoro Obiang Nguema”.

El escrito iba dirigido a Meritxell Batet Lamaña, Presidenta del Congreso de los Diputados de España. No obstante,  todos los portavoces  de los grupos parlamentarios recibieron una copia del mencionado escriito. “Así ningún partido político podrá decir que no lo recibió”, nos comenta un dirigente del MLGIIIR.

Mediante el Decreto 2852/1979, de 12 diciembre de 1979, el Reino de España condecoraba con el Collar de la Orden de Isabel la Católica a Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, presidente del Consejo Militar Supremo de Guinea Ecuatorial.  Otros militares, participantes en ese golpe de Estado, fueron condecorados, unos con  la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica y otros con la Gran Cruz de la Orden del Merito Civil.

No hay duda que, con la concesión de esas condecoraciones,  el Estado español premiaba  a los “orquestadores de dicho golpe de estado por los servicios prestados” el 3 de agosto de 1979.

En esa petición, el MLGEIIIR considera “vergonzoso” que el dictador, que ha “mostrado nulo respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas, quien ha cometido delitos de lesa humanidad ordenando torturas, detenciones ilegales, secuestros, asesinatos, quien ha mostrado a su vez su desprecio al Estado Español acusándolo públicamente de todo, no es merecedor  de tan alta distinción, tampoco lo son toda su camarilla golpista al legitimar una de las dictaduras más crueles de la actualidad”.

Teodoro Obiang Nguema anunciando las medidas de desconfinamiento

Ese grupo opositor considera que es una vergüenza para la democracia española que Teodoro Obiang Nguema Mbasogo y su “camarilla”, sigan ostentando tan altas distinciones, razón por la que piden al Congreso de los Diputados que España “adopte las iniciativas que correspondan o en su caso instar al gobierno invalidar y revocar de manera efectiva las mencionadas condecoraciones”.

Lamentablemente, el Congreso de los Diputados  -incluido todos los Grupos Parlamentarios-, que sepamos, ni se han dignado contestar con el preceptivo “recibido”. Incluso, los que tanto cacarean que en España no hay democracia (Bildu, ERC y Unidas Podemos), así como el PP, Ciudadanos y VOX, se han sumado a ese silencio. Pero, también es lamentable y denota que hay cierta complicidad institucional, es que el registro del Congreso de los Diputados tampoco haya dado señales de haber recibido ese escrito.

El MLGEIIIR solicita del Congreso de los Diputados la aplicación de sanciones a personas involucradas en violación de los Derechos Humanos y corrupción

Días más tarde, el 27 de julio del 2020, el mismo grupo opositor enviaba otro escrito, también a la Presidenta del Congreso de los Diputados, (Aplicación de sanciones a personas involucradas en violación de los Derechos Humanos, corrupción, degradación del estado de derecho), solicitando la “aplicación de sanciones a personas involucradas en violación de los Derechos Humanos, corrupción, degradación del Estado de derecho y represión de la democracia en el régimen dictatorial de Teodoro Obiang Nguema”. La solicitud se hace al amparo de la Ley Orgánica 4/2001, de 12 de noviembre, reguladora del  Derecho de Petición.

Hasta la fecha, las reiteradas denuncias por parte de ONGs y en las evaluaciones periódicas de la comisión de los Derechos Humanos, no han tenido efecto alguno para que organismos internacionales, la UA, UE e incluso la ONU, traten de paliar o sancionar al régimen de Guinea Ecuatorial.

Consecuencia de ello es que las “violaciones de los derechos humanos, los fraudes electorales, la corrupción, asesinatos selectivos, y toda clase de tratos inhumanos y degradantes a los que están sometidos sus habitantes”, persisten.

Los numerosos pleitos (corrupción, bienes mal adquiridos, etc.) a los que se están viendo sometidos los jerarcas guineanos en Francia, Brasil, Estados Unidos de América, Suiza, y un largo etc., no parecen hacer mella en el comportamiento de la dictadura guineana.

En base a estas consideraciones, el MLGEIIIR pide a la Presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet Lamaña, que “se apliquen sanciones contra funcionarios gubernamentales activos que contribuyen directamente a sostener el régimen dictatorial de Teodoro Obiang, fomentando los abusos de los derechos y libertades fundamentales de las personas, violaciones de los de derechos humanos, corrupción, degradación del Estado de derecho y represión de la democracia, todos ellos vinculados directamente al dictador”.

Las sanciones que solicita este grupo opositor contra Teodoro Obiang Nguema y las personas que aparecen en la relación de nombres, son la “prohibición de la entrada a las naciones de la Unión Europea (…) El congelamiento de las cuentas y bienes si los tuviesen, la prohibición de transacciones con los mismos, confiscación de bienes en España”, “Prohibiciones de viaje”, “Revocación de Permisos de residencia si los tuvieran”.

En esa petición figuran los nombres de 53 personas –la mayoría familiares del dictador Obiang Nguema– que son los siguientes:

Nicolás Obama Nchama (Ministro de Seguridad Nacional),  Juan Antonio Bibang Nchuchuma (Ministro de Seguridad Exterior), Heriberto Meco Mbengono (Ministro Delegado de Seguridad), Filemón Ndong Molo (Director de Seguridad Presidencial), Isaac Ondo Nguema (Director adjunto de Seguridad Presidencial), Carmelo Ovono Obiang (Secretario de Estado de Seguridad Exterior e hijo del dictador), Juan Engonga (torturador), Braulio Ondo Bacale (Seguridad Presidencial, torturador), Jesús Edu Moto (sobrino del dictador y general del Ejército), Armengol Ondo Nguema (hermano del dictador), Juan Manuel Ngundia (lugarteniente de Armengol Ondo Nguema, general de la Gendarmería), Alejandro Envoro Ovono (Consejero del dictador, responsable del PDGE en Mongomo), Marcelino Oyono Ntutum (Cuñado del dictador, consejero, responsable del PDGE en Bata, responsable de los proyectos de obra pública), Marcelino Owono Edu (Consejero del dictador), Ángel Macías Mibuy (Viceprimer ministro, Lucas Nguema Esono Mbang, Jerónimo Oda Osa Ekoro (Secretario general del PDGE), Jesusa Obono Engono (Secretaria General Adjunta del PDGE), Teresa Efua Asangono (Presidenta del Senado), Fausto Abeso Fuma (Ministro de Aviación Civil, yerno del dictador), Milagrosa  Obono Angüe (Tesorera), Gabriel Mbaga Obiang Lima (Ministro de Minas, hijo del dictador), Gabriel Mbaga Eneme Ncham (Director Adjunto de GEpetrol, sobrino del dictador, oficial de inteligencia), Gabriel Mbaga Ncham (sobrino del dictador, oficial de inteligencia), Anita Mbasogo (hija del dictador), Luis Eneme Ondo (sobrino del dictador, delegado regional de comercio, oficial de inteligencia), Cándido Engono (General del Ejército), Melchor Esono Edjo (Senador, sobrino del dictador), Baltasar Engonga Edjo(Ministro de integración regional, sobrino del dictador), Elias Ondo Edjo (Diputado, sobrino del dictador), Alejandro Evuna Owono Asangono (Ministro de Estado de Misiones), Aquilina Evuna Andeme (Consejera en materia de seguridad, fue secretaria de Estado del Ministerio de Seguridad en el año 2017, una de las responsables de las torturas a los militantes del partido político CI ), Alberto Obiang Lima (Administrador de puertos, hijo del dictador), Inocencio Ngomo Obiang (Administrador la aduana, hijo del dictador), Ignacio Nsi Bico (agente de inteligencia), Santiago Casto (Director de Gabinete del Vicepresidente), Domingo Mituy Edjang (Senador por Kientem y agente de inteligencia), Victoriano Bibang Nsue Okomo (Ministro de Defensa, cuñado del dictador), Teodoro Biyogo Nsue Okomo (Cuñado y Director de Protocolo del Dictador), Salvador Nsue Mangue (Director de gabinete civil del dictador), Agustín Ndong Ona (Senador por Mongomo, primo hermano del dictador, general del Ejército), Santiago Eneme Ovon (Alcalde de Mongomo, primo hermano del dictador), Gaudencio Mohaba Mesu (Presidente del parlamento), Enric he Dougan Champion (Protocolo del dictador), Ángel Esono Nsuga, Leandro Ebang Mico (Chad), Federico Esono Mba (Torturador), Alfonso Nsue Mokuy (Vice Primer Ministro Encargado de los Derechos Humanos), Juan Olo Mba Nzeng (Vitalicio Ministro Delegado de Justicia, primo del dictador), Salvador Ondo Nkum (Ministro de Justicia), Clemente Sacarías Nguema Mbira (torturador), Salvador Ela Ndong (Diputado, Presidente distrital del PDGE en Mongomo, oficial de inteligencia), Antonio Akono Akono Ele (Coronel de la Gendarmería, torturador).

Pero lo lista no acaba ahí, ya que miembros del MLGEIIIR y asesores del grupo están recopilando más datos de los reseñados en esta lista, además de elaborar otra en la que estarían casi un centenar de personas.

La petición del MLGEIIIR finaliza solicitando  “un embargo de armas y de material susceptible de ser utilizado para la represión contra el pueblo de Guinea Ecuatorial, sin excepción, inclusive los ya firmados toda vez  que se trate de material que pueda utilizarse para la represión”.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal