Nota de prensa del MLGEIIIR, en relación con la muerte del súbdito español Julio Obama Mefuman,

Julio Obama Mefuman, con el uniforme de preso. Foto de archivo

España/Guinea Ecuatorial
Espacios europeos (14/1/2023)
“En el día de hoy, 15 de enero de 2023, los familiares del ciudadano español, y militante de nuestro movimiento de oposición, JULIO OBAMA MEFUMAN, han sido comunicados por parte de las autoridades diplomáticas españolas que ha muerto en la prisión de Oveng Azem (Mongomo), en Guinea Ecuatorial.

Julio Obama era uno de los cuatro secuestrados por el régimen de OBIANG el 15 de noviembre de 2019 en Juba (Sudán del Sur), siendo trasladados subrepticiamente a Guinea Ecuatorial, encerrados en celdas subterráneas y torturados brutalmente.

Como consecuencia de lo anterior, se incoaron las DP 554/2020 en la Audiencia Nacional y resultaron imputados CARMELO OVONO OBIANG (Secretario de Estado de Seguridad Exterior), NICOLÁS OBAMA NCHAMA (Ministro de Seguridad Nacional) e ISSAC NGUEMA ONDO (Director de Seguridad Presidencial), como presuntos responsables del secuestro y las torturas infligidos a nuestros compañeros.

La Policía Nacional ha acreditado que el secuestro de los cuatro militantes del MLGE3R respondía a un plan “sistemático” del régimen de OBIANG para secuestrar opositores que residen en el extranjero, trasladarlos a Guinea Ecuatorial, y torturarlos y ejecutarlos. Es más, la Policía Nacional, en un trabajo en el marco de EUROPOL, ha acreditado que este plan sistemático habría resultado en el secuestro, traslado forzado, torturas, ejecución y desaparición de múltiples opositores ecuatoguineanos que se encuentran en diversos países europeos, incluyendo países como Bélgica, Italia o España.

El pasado 29 de diciembre de 2022, después de más de un año de investigación y seguimientos, Carmelo OVONO OBIANG, hijo del dictador, y quien según la Policía Nacional habría participado en el secuestro y torturas de nuestro compañero, fue cercado por la Policía Nacional en el Hotel Meliá Plaza de Castilla, en Madrid. Sin embargo, por una inesperada y repentina decisión del Juzgado Central de Instrucción nº 5, contra su propia resolución judicial de días antes, y contra el criterio del fiscal, decidió no detener a CARMELO OVONO OBIANG, notificarle nuestra querella, alzar el secreto de la causa y dejarle marchar sin practicar su detención.

Desde el MLGE3R ya advertimos que el regreso a Guinea Ecuatorial de CARMELO OVONO OBIANG en total impunidad conllevaría una represalia contra nuestros militantes, ciudadanos españoles, habiendo advertido este punto a todas las autoridades, judiciales y del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, sin que se haya producido ningún pronunciamiento contra el régimen de OBIANG que se pudiera anticipar a una venganza que a todas luces se produciría.

Hemos sido informados de que los ciudadanos españoles y militantes de este movimiento habrían sido torturados dentro de la prisión en venganza por la presentación de la querella en la justicia española, y desgraciadamente nuestro compañero JULIO OBAMA MEFUMAN no habría soportado esos tormentos.

Como consecuencia de la debilidad y falta de implicación de las instituciones españolas en la lucha contra la tiranía de OBIANG en Guinea Ecuatorial, un ciudadano español acaba de morir en torturas, producto de una cruel venganza que atenta contra toda España.

Por todo lo anterior, pedimos encarecidamente al Gobierno de España que proceda inmediatamente a la ruptura de relaciones diplomáticas con Guinea Ecuatorial. Y de igual forma, pedimos que las autoridades judiciales españolas procedan con todo el rigor de la ley penal contra los perpetradores.

Mientras tanto, el MLGE3R no puede más que llorar la muerte de su valeroso compañero, JULIO OBAMA MEFUMAN, trasladando las más profundas condolencias a su destrozada familia.

Saludos”





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal